Entrevista a Ignacio Oteiza sobre el Proyecto Red Monitor: «La situación actual va a llevar a nuevas visiones relacionadas con el confort y la salud y sobre lo que deben ofrecer nuestras viviendas y espacios de trabajo»

(5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

entrevista-a-ignacio-oteiza
13/05/2020

El proyecto Red Monitor -MONITORIZACIÓN Y EVALUACIÓN DE LA HABITABILIDAD, CALIDAD DEL AIRE Y EFICIENCIA ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS es un proyecto coordinado y liderado por el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja (IETCC), instituto que forma parte del CSIC y en el que participan veinte grupos de investigación de veinte organismos públicos , como el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), la Unidad de I+D sobre Eficiencia Energética en la Edificación del CIEMAT o varios grupos de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid, de la Universidad de Castilla La Mancha, de la Universidad de Lleida, de la Universidad de Navarra , de la Universidad de Sevilla, o el Instituto Tecnológico de Energías Renovables de Canarias  entre otros, y que surge ante la necesidad de disponer de una plataforma en la que compartir información e integrar a todos los grupos de investigación del país dedicados a la monitorización de la habitabilidad, la calidad del aire y los consumos energéticos de edificios.

Ignacio Oteiza, Carmen Alonso y Fernando Martín- Consuegra, como equipo técnico  y Marta Castellote como Investigadora Principal de este proyecto,forman parte activa de este proyecto cuyo principal objetivo es el de compartir, avanzar e integrar a los diversos profesionales y grupos de investigación que desarrollan su labor profesional en el ámbito de la monitorización de edificios.

A través de esta entrevista, Ignacio Oteiza profundiza en el proyecto y nos comenta la situación actual y los avances conseguidos desde su puesta en marcha.

¿Cómo surge el proyecto? Se habla de la necesidad de mejorar la eficiencia energética de nuestro parque edificatorio… pero ¿es un proyecto relacionado también con la nueva edificación?

El proyecto MONITOR, surge a raíz de una jornada en el Instituto Eduardo Torroja- CSIC, del proyecto REFAVIV (Rehabilitación Energética de Fachadas de Viviendas sociales en Madrid, que realizamos en el mes de junio de 2016, con el tema de la Monitorización para la eficiencia energética.

Nos dimos cuenta que había muchos grupos de investigación y empresas que estaban trabajando en estos temas.

En nuestro caso, sobre la rehabilitación las actuaciones son complejas y tienen un gran impacto sobre el medio ambiente y las condiciones de habitabilidad. Se integran criterios de diseño con requisitos para la mejora de la calidad del ambiente interior, del confort térmico o de la protección frente al ruido, con decisiones que inciden por tanto directamente tanto sobre el confort como la salud de las personas.

Numerosas publicaciones recientes revelan discrepancias significativas entre evaluaciones experimentales y cálculos teóricos basados en información de diseño, acentuando la necesidad de iniciativas de investigación para entender y reducir estas discrepancias, y desarrollar procedimientos fiables, no  intrusivos, y de bajo coste para la evaluación energética experimental de  edificios. Esta investigación es costosa, y por tanto aunar esfuerzos como se propone con esta red, será útil para optimizar recursos.

El proyecto  RED de Excelencia MONITOR, surge con la intención de incorporar aquellos grupos de Investigación que estén trabajando en temas relacionados con las mediciones de diferentes parámetros de la edificación, en especial los relacionados con la calidad del ambiente interior ( CAI), la eficiencia y los consumos energéticos, por lo que caben propuestas de mejora de edificios a rehabilitar y por supuesto también está relacionado con la nueva edificación, donde al construir una nueva edificación, deberíamos incluir dispositivos que nos permitieran conocer cómo se comporta nuestro edificio. En los coches, se hace desde hace muchos años ( cada vez son más los datos disponibles) , además de contar con los datos de velocidad, cuenta kilómetros, temperatura del motor, combustible disponible, etc. es común contar con información inmediata, sobre consumos cada 100 km, temperaturas interiores, autonomía según el combustible disponible…  y esto nos permite tomar diferentes decisiones, entre otras, si queremos reducir el consumo, aumentar la temperatura o bajar la velocidad. Algo así deberíamos disponer en nuestros edificios, que nos permitiera tomar decisiones de acuerdo a nuestros intereses y sobre todo interactuar en nuestro confort, nuestra salud y la salud del planeta.

Habitualmente, relacionamos el concepto de la medición y la monitorización con los consumos energéticos, pero entendemos que, en el caso del Proyecto Red Monitor, se trata de un concepto mucho más amplio. ¿Es así?

Por supuesto, el concepto de la Red MONITOR es mucho más amplio.

 Si bien una de las primeras mediciones (o monitorizaciones) que necesitamos saber son las  relacionadas con los consumos energéticos (electricidad, gas, agua) en nuestro edificio o vivienda, esto ya lo tenemos, cada vez nos preocupamos más de  estos datos y sobre todo actualmente con los nuevos contadores -inteligentes, que nos pueden permitir, hacer un seguimiento desde nuestro teléfono móvil, ver los consumos inmediatos y compararlos con los de los días, semanas o meses anteriores, en algunos casos con equipos sencillos saber qué dispositivos de nuestro edificio son los que consumen más o menos energía y tomar decisiones para reducir los consumos. Esto ya  se está haciendo cada vez más, podríamos saber si estamos por encima  o por debajo de los consumos medios de nuestro edificio, en fin nos podría aportar mucha información, por no hablar del BIG DATA o del IoT (Internet de las cosas) .

Sin embargo, contar con medidas relacionadas con el confort y la salud en los espacios interiores donde pasamos entre el  80%  y 90% de nuestro tiempo, sería sin duda de gran utilidad. Mediciones relacionadas con la calidad del ambiente interior, como temperatura, humedad relativa, calidad del aíre, gases contaminantes, como el CO2, CO, los formaldehidos, el radón, así como el ruido y otros factores que puedan afectar a la salud, sería de gran utilidad, no solamente para nuestra economía si no también y sobre todo para nuestra salud y el confort en los espacios donde pasamos tantas horas de nuestra vida.

¿Son conscientes todos los actores implicados en la edificación, incluso los usuarios, de la importancia de las mediciones y de disponer de datos cuantitativos para saber cuál es el verdadero estado de nuestros edificios y de nuestro grado de habitabilidad?

Creemos, que son conscientes, en mayor o menor medida los diferentes actores implicados en la edificación y también los usuarios. Cada vez más, encontramos certificaciones y  calificaciones en los edificios, por ejemplo la calificación energética de una vivienda que nos muestra cómo de eficiente es, mediante una escala de letras que va desde la A a la G y que informa de unos determinados valores de consumos energéticos y producción de CO2 (que se suponen y que habría  que medir) y que ya es obligatoria para nuevos edificios y para edificios existentes si queremos vender o alquilarlo. O certificaciones  de edificios, sostenibles, inteligentes, verdes, sanos, seguros, pasivos o bioclimáticos, etc. En cualquier caso no basta con indicar el adjetivo, siempre será necesario medir y demostrar que esa cualidad que se propone está dentro de determinados parámetros que se establezcan en común acuerdo, a través de normativa en algunos casos de obligado cumplimiento y en otros casos voluntario, pero es necesario disponer de datos cuantitativos para poder señalar si se cumple o no con lo que se propone o se indica del edificio.

Actualmente, nos atrevemos a afirmar que  son pocos los edificios residenciales que disponen de equipos de medición, sobre todo para valores relacionados con la calidad del ambiente interior. Pero en edificios de oficinas, hospitales, industrias, si podemos encontrar más a menudo informaciones como temperatura, humedad relativa, valores de algunos gases peligrosos, ruidos, iluminación y disponen de sistemas que automáticamente pueden mejorar o  alertar de aquellos valores que salgan de los parámetros establecidos (temperatura  y humedad de consigna, CO, humos, gases, iluminación óptima…).

Varias comunidades autónomas, que proponen y subvencionan, la rehabilitación integral de viviendas ineficientes, establecen por norma, que se instalen equipos de monitorización en las viviendas de los edificios rehabilitados, para poder comprobar los logros y hacer el seguimiento  de los consumos energéticos y de la calidad del ambiente interior de las mismas. En  Madrid, también se está planteando la necesidad de monitorizar las viviendas y los edificios que se rehabiliten, para lo cual será necesario colocar diferentes equipos de medición durante la obra de rehabilitación. Esto puede aumentar los costes iniciales, pero los ahorros energéticos y mejoras en la salud que se logren serán rápidamente amortizados. El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Dirección de Vivienda Rehabilitación y Regeneración, está trabajando en una propuesta innovadora , que saldrá después del verano, para asegurar la monitorización antes y después de la rehabilitación de los edificios residenciales.

La normativa actual, y como ejemplo podemos hablar de las últimas modificaciones del CTE, se está adaptando a la necesidad de la confortabilidad del edificio en combinación con la consecución de objetivos de consumo cero… ¿pero la realidad es así?

La Normativa actual del CTE-DB HE de ahorro Energético, recientemente aprobada en el Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre, que modifica el Código Técnico de la Edificación RD 314/2006, sin duda se ha ido adaptando a las exigencias y recomendaciones europeas, relacionadas con la eficiencia energética y la descarbonización que se han planteado en las diferentes reuniones del COP,  en especial esta nueva Normativa DBHE-2019, que se dirige a los edificios de consumo energético casi nulo, consideramos que es un avance muy importante principalmente en el objetivo de reducir la demanda energética de los edificios, buscar alternativas prioritarias en las energías renovables por encima de las fuentes energéticas tradicionales.

Se plantea que la normativa lleve a un diseño y construcción del edificio que demande poca energía para que pueda alcanzar las condiciones de confort, en consonancia con las  condiciones climáticas que tienen las diferentes zonas en  España. En cuanto a las condiciones de confort en las diferentes normativas si se tienen en cuenta, pero en estos momentos es también muy importante el tema de la salud en las edificaciones.

El momento actual, de confinamiento en el que estamos obligados, después de casi 2 meses, prácticamente sin salir de nuestras viviendas, hace que el tema del confort y la salud ambiental en nuestras viviendas sea fundamental. Creo que esta situación, va a llevar a nuevas visiones relacionadas con el confort y la salud y sobre lo que deben ofrecer nuestras viviendas y espacios de trabajo. Al final, señalo un estudio relacionado con el confinamiento, la vivienda y la habitabilidad, que estamos realizando en el Instituto Eduardo Torroja del CSIC y que nos dará pistas importantes sobre nuestra vivienda en España.

Casi el 58 % de nuestros edificios se construyó con anterioridad a la primera normativa que introdujo en España unos criterios mínimos de eficiencia energética… ¿Como secretario técnico de un Proyecto de estas características… considera viables los objetivos marcados por Europa en cuanto a la reducción de emisiones y neutralidad climática con un parque edificatorio como el que tiene España?

SI son viables los objetivos marcados por CE. De hecho han sido suficientes menos de 2 meses de confinamiento en el mundo, para ver que si es posible alcanzar valores de reducción de emisiones de gases que hacía muchas décadas que no se alcanzaban. Por supuesto esto ha sido por el frenazo o la paralización casi total de muchas de las industrias y de la movilidad en el mundo (aéreas, marítimas y terrestres). Creo que es un buen momento para considerar qué es lo que queremos y en especial ser conscientes de lo positivo que representa para todos nosotros un ambiente sin emisiones, cada vez más limpio.

Los edificios construidos antes de 1979,  con la aparición de la primera normativa térmica, son muchos en nuestras ciudades (casi el 60%) y sin duda requieren una rehabilitación integral (que incluya la energética) incluso se puede pensar en un posible autoconsumo de estas zonas o sectores de la ciudad que tienen edificios residenciales, y que a menudo están habitados por los sectores más vulnerables, desde todos los puntos de vista ( pobreza en general y pobreza energética en particular). El proyecto HABITA-RES que coordino en el Instituto Torroja del CSIC, va por esta línea.

¿Disponen ya de algún dato o de alguna conclusión que pueda compartir a partir del trabajo realizado por distintos grupos que componen el Proyecto?

El proyecto está en marcha, este es el 2º y último año, las conclusiones generales esperamos publicarlas al finalizar el mismo, que será en diciembre 2020 y esperamos tener una ultima publicación y reunión. Pero si creo que una de las conclusiones que podemos avanzar es que la monitorización, tanto de los consumos como de las condiciones ambientales y de confort en los edificios, es necesaria, a menudo nos quedamos conformes cuando hacemos una rehabilitación o un proyecto nuevo, pero no pasan de ser buenas  intenciones que en algún caso las hemos obtenido a través de simulaciones, que nos permiten los programas actuales de diseño, pero si no medimos y confirmamos que los valores que proponemos son los reales, nos engañamos nosotros mismos.

Es muy difícil de simular los patrones de comportamiento de los usuarios de las viviendas, por ejemplo cuándo ventilan, cómo abren las persianas, a qué hora salen o están dentro de la vivienda, si son más o menos ahorradores de energía, en fin son muchas las variables que son imposibles de tomar en cuenta en las simulaciones energéticas.  También creo que no es siempre cierto, cuando se indica en un edificio rehabilitado ,al hacer el nuevo certificado energético ha pasado de la letra G o F a la  Do C, por dar un ejemplo, habría que medir los consumos reales, durante un tiempo y confirmar esta afirmación.

Para finalizar… ¿Cree que existen actualmente en el mercado suficientes soluciones tecnológicas para permitir a los usuarios disponer de información útil y válida para la toma de decisiones en cuanto a estrategias de ahorro, eficiencia energética y sostenibilidad?

SI, hay muchas soluciones tecnológicas en el mercado, a veces las encontramos en las grandes tiendas, que permiten al usuario disponer de información sobre los consumos, y las condiciones del ambiente interior de los edificios, unas más o menos sencillas y amigables, otras más complicadas para interactuar.  El equipamiento domótico, cada vez lo encontramos más cerca del usuario, aunque aún es un costoso para todos los usuarios.

En el proyecto de la RED MONITOR hemos tenido oportunidad de ver la gran variedad de tecnologías que utilizan los diferentes grupos que participan en el proyecto, a la hora de hacer las mediciones. Uno de los objetivos de la RED MONITOR es ponernos de acuerdo en un protocolo mínimo para hacer las mediciones energéticas y de calidad del ambiente interior y exterior, sin importar los equipos y las tecnologías que se utilicen.

Antes comenté que los contadores, tanto eléctricos, de gas o de agua, ya son en su mayoría inteligentes, y esto nos permitiría una mayor información relacionada con nuestros consumos y poder tomar decisiones eficientes prácticamente al momento. Seguro que es importante que los usuarios tengan este conocimiento y puedan interactuar.

No queremos dejar pasar la oportunidad de esta entrevista para informarles que en estos momentos del COVID19, estamos llevando a cabo un estudio, desde el Instituto Torroja – CSIC ,sobre el CONFINAMIENTO SOCIAL, LA VIVIENDA Y LA HABITABILIDAD, se trata de un cuestionario que nos va a permitir conocer la situación de nuestras viviendas en España, animo a los lectores de E-ficiencia.com , a que nos ayuden a tener más información rellenando este cuestionario, son dos partes, pero cada a cada una se puede responder por separado, con este enlace de  GBCEspaña,  es fácil de acceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas