El grafeno: características y aplicaciones

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

grafeno
06/02/2015

El grafeno es un material que se obtiene del grafito. Las cualidades principales que caracterizan a este material son dureza, elasticidad, flexibilidad, transparencia, ligereza, además de ser un buen transmisor tanto térmico como eléctrico.

¿Cómo se forma el grafeno?

El grafeno surge cuando pequeñas partículas de carbono se agrupan de forma muy densa en láminas de dos dimensiones muy finas y en celdas hexagonales.

Características del grafeno

Considerado por muchos como el material del futuro, el grafeno es una sustancia con unas características únicas y muy interesantes.

Algunas de las más destacadas son:

• Se caracteriza por una alta conductividad térmica.
• También presenta una elevada conductividad eléctrica
• Es muy elástico .
• Presenta una elevada dureza (resistencia a ser rayado)
• Es un material muy resistente; el grafeno es aproximadamente 200 veces más resistente que el acero, similar a la resistencia del diamante, pero es muchísimo más ligero.
• Es más flexible que la fibra de carbono pero igual de ligero.
• La radiación ionizante no le afecta.
• Presenta un bajo efecto Joule (calentamiento al conducir electrones).
• Es capaz de generar electricidad por exposición a la luz solar.
• El grafeno es un material prácticamente transparente.
• Es muy denso y no deja pasar al helio en forma gaseosa, sin embargo si deja pasar al agua, la cual, encerrada en un recipiente de grafeno, muestra una velocidad de evaporación similar a la que muestra en un recipiente abierto.

Aplicaciones del grafeno

De entre sus múltiples aplicaciones, el grafeno destaca en el campo de la electrónica, donde a través de su capacidad para almacenar energía puede dotar a las baterías de una mayor duración y un menor tiempo de carga, establecer conexiones más rápidas e incluso contribuir a mejorar el medio ambiente sustituyendo a materiales contaminantes que hoy en día nos vemos obligados a utilizar.

En la actualidad, el grafeno está considerado como un material con un enorme potencial y un elemento clave de la revolución energética para la producción, almacenamiento y transmisión de la energía.

Además, el grafeno será un material muy a tener en cuenta a la hora de construir materiales y equipos más eficientes, por lo que probablemente tendrá un papel protagonista en la eficiencia energética de los edificios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas