1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,60 de 5)
Cargando...

Normativa ventilación garajes comunitarios

ventilacion de garajes
29/05/2023

La ventilación de garajes comunitarios es un aspecto fundamental para garantizar la calidad del aire, la seguridad y el bienestar de los usuarios. En este artículo, te explicamos la normativa que regula la ventilación en los garajes en España, los requisitos específicos y las características de los sistemas de ventilación.

¿Qué normativa regula el sistema de ventilación en España?

El sistema de ventilación de garajes en España está regulado principalmente por el Código Técnico de la Edificación (CTE). El CTE es un conjunto de normas técnicas que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con la seguridad, habitabilidad, salud, protección del medio ambiente y eficiencia energética.

Dentro del CTE, el Documento Básico conocido como DB HS3 es el que regula específicamente la ventilación en los edificios. Este documento establece los requisitos para garantizar la calidad del aire interior, incluyendo los caudales mínimos de ventilación, las características que deben tener los sistemas de ventilación, los controles de calidad del aire, entre otros aspectos.

¿Por qué es importante la ventilación de garajes?

La ventilación de garajes adecuada es importante por varias razones. En primer lugar, los garajes suelen estar expuestos a diversas fuentes de contaminación, como los gases de escape de los vehículos, los vapores de combustible, el polvo y otros contaminantes. Entre ellos, gases tóxicos, como el monóxido de carbono (CO), que son peligrosos para la salud humana, especialmente en materia cardiovascular y neurológica.

Por otro lado, la falta de ventilación de garajes adecuada puede dar lugar a problemas de humedad en los garajes, lo que puede provocar la formación de moho y hongos. Estos organismos pueden afectar la calidad del aire y también dañar las estructuras y los materiales del garaje. 

Además, la acumulación de humedad y la presencia de gases corrosivos en los garajes pueden acelerar el proceso de corrosión en los vehículos estacionados, así como en las estructuras y equipos del garaje. 

Por último, los garajes pueden generar olores desagradables debido a los residuos de combustible, los productos químicos y otros contaminantes, por lo que una ventilación adecuada ayuda a eliminar estos olores y mantener un ambiente más confortable y libre de olores ofensivos.

La ventilación de garajes adecuada contribuye a mantener una buena calidad del aire, garantizar la seguridad de las personas, prevenir problemas de humedad, controlar olores desagradables y evitar la corrosión. Es esencial para crear un ambiente saludable, seguro y confortable en estos espacios.

Caudal de ventilación de garajes

El caudal de ventilación de garajes se refiere a la cantidad de aire que se debe suministrar o extraer en el garaje, en un período determinado de tiempo, para garantizar una adecuada calidad del aire y cumplir con los requisitos de ventilación. 

Para cumplir con todos los objetivos que tiene la ventilación de garajes, será necesario aportar el caudal de ventilación adecuado para garage. Para saber dicho caudal, podemos fijarnos en la tabla 2.2 del DB HS3, el cuál especifica que el caudal de ventilación mínimo será de 120 litros/segundo por plaza, mediante ventilación de caudal constante o ventilación de caudal variable controlada. 

caudal ventilacion de garajes

El DB HS3 dice que “Para los locales no habitables incluidos en el ámbito de aplicación debe aportarse al menos el caudal de aire exterior suficiente para eliminar los contaminantes propios del uso de cada local…En el caso de los aparcamientos y garajes son el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno”.

Cálculo de ventilación de garajes

Para determinar el caudal de ventilación de garajes es crucial recopilar ciertos datos relevantes. En primer lugar, se debe registrar la cantidad de vehículos que circulan durante el período de mayor actividad. De esta forma, se podrá calcular la cantidad de CO2 liberado. Además, se debe conocer la tasa promedio de emisión de CO por hora de un coche estándar.

Adicionalmente, aparte de calcular el flujo de aire de ventilación, es fundamental calcular la cantidad de CO2 emitido durante las horas de mayor actividad de la instalación por unidad de superficie.

Otro paso fundamental implica determinar la tasa de ventilación requerida por unidad de área, según el nivel máximo de concentración de CO2.

Además de todas estas consideraciones, es importante tener en cuenta la eficiencia energética de los sistemas utilizados.

Una vez que tengamos los datos específicos del garaje, el caudal de ventilación se determina en función de la superficie total del garaje y la cantidad de vehículos estacionados en él. 

A continuación, una fórmula general que se utiliza para calcular el caudal de ventilación en garajes:

Caudal de ventilación (m3/h) = Superficie del garaje (m2) × Altura del garaje (m) × Renovaciones de aire por hora

Sistemas de ventilación y extracción de aire

El Código Técnico de la Edificación recoge en el DB HS3 que para la adecuada ventilación de garajes y aparcamientos debe disponerse un sistema de ventilación que puede ser natural o mecánico. Los sistemas de ventilación y extracción de aire son utilizados en los garajes para garantizar una adecuada renovación del aire y mantener una buena calidad del mismo. 

A continuación, los sistemas más comunes de ventilación de garajes y extracción de aire:

  • Ventilación natural: este sistema se basa en el uso de aberturas, como ventanas, puertas o respiraderos, para permitir el flujo de aire de manera natural. Aprovecha las diferencias de presión y las corrientes de aire externas para ventilar el espacio. 

La ventilación natural puede complementarse con la ventilación mecánica para asegurar un adecuado caudal de aire.

  • Ventilación mecánica: este tipo de sistema utiliza ventiladores para forzar la circulación del aire. Puede ser de dos tipos:
    • Ventilación mecánica de extracción: se utiliza para extraer el aire viciado o contaminado de un espacio, en este caso del garaje. Los extractores o ventiladores son instalados en puntos estratégicos, como en los techos o paredes, para succionar el aire y expulsarlo al exterior.
    • Ventilación mecánica de impulsión: se utiliza para introducir aire fresco desde el exterior hacia el interior de un espacio. Los ventiladores impulsan el aire a través de conductos y rejillas de ventilación, distribuyéndolo de manera uniforme en el ambiente.

Características de los sistemas de ventilación en parkings y garajes

Las características que se exponen en la normativa para los sistemas de ventilación natural, son:

  • Es recomendable tener aberturas en al menos dos zonas opuestas de la fachada para permitir la entrada y salida de aire de manera equilibrada en el local. Estas aberturas deben estar distribuidas de manera uniforme y la distancia más corta entre cualquier punto del local y la abertura más cercana a él no debe superar los 25 metros. Si la distancia entre las aberturas opuestas es mayor a 30 metros, se debe agregar otra abertura equidistante entre ellas, permitiendo una tolerancia del 5%.
  • Para garajes con un tamaño máximo de cinco plazas y 100 m2 útiles, el CTE permite tener una o varias aberturas de entrada que se conecten directamente con el exterior. Se recomienda tener una abertura en la parte superior y otra en la parte inferior del cerramiento, asegurándose de que haya una separación vertical mínima de 1,5 metros entre ellas. Esto permite la entrada de aire fresco y la ventilación adecuada en el garaje.

En el caso de que la ventilación de garajes que se instale sea mecánica, deberá tenerse en cuenta que ésta solo será de uso exclusivo para los aparcamientos, a no ser que los trasteros sean de menos de 50 m2 y compartan la ventilación con ellos. 

Con el fin de prevenir la acumulación de gases contaminantes, es necesario colocar las aberturas de ventilación de garajes de la siguiente manera:

  • Una abertura de admisión y otra de extracción por cada 100 m2 de superficie útil
  • La separación entre las aberturas de extracción más próximas debe ser inferior a 10 metros.

Y, a continuación, el resto de características a tener en cuenta:

  • Como mínimo deben ubicarse dos terceras partes de las aberturas de extracción a una distancia del techo menor o igual a 0,5 m.
  • En los aparcamientos que están divididos en compartimentos y donde la ventilación se realiza de manera conjunta, las aberturas de entrada se ubicarán en los compartimentos individuales, mientras que las aberturas de salida se ubicarán en las áreas de circulación comunes. En plantas de aparcamientos con 15 o más plazas se deberá disponer de al menos dos redes de conductos de extracción con su correspondiente extractor mecánico en cada planta.
  • En los aparcamientos que superen las cinco plazas o los 100 m2 útiles, es necesario instalar un sistema de detección de monóxido de carbono en cada nivel. Este sistema se activará automáticamente cuando se alcance una concentración de 50 partes por millón (ppm) si hay empleados en el aparcamiento, o de 100 ppm si no hay empleados presentes.
normativa ventilacion de garajes comunitarios

Ventilación en aparcamientos: ventilación natural y ventilación mecánica

De acuerdo con la normativa vigente, los edificios destinados a aparcamiento, así como a los garajes, deben disponer de un sistema de ventilación, ya sea natural o por medios mecánicos.

A continuación, os exponemos los diferentes requerimientos que necesitan tanto los sistemas de ventilación de garajes natural, como la ventilación mecánica.

Requerimientos de la ventilación natural

Para la ventilación de garajes natural, es necesario tener aberturas mixtas en al menos dos áreas opuestas de la estructura. Estas aberturas deben estar distribuidas de manera equitativa para asegurar una ventilación uniforme. Además, la distancia entre cualquier punto del edificio y la abertura más cercana no debe superar los 25 metros en un recorrido sin obstáculos.

En el caso de edificios de estacionamiento con hasta cinco plazas y una superficie menor a 100 m2 útiles, se pueden colocar una o varias aberturas de entrada en la parte inferior de uno de los cerramientos para que se comuniquen directamente con el exterior. Asimismo, se deben disponer una o varias aberturas de extracción en la parte superior del mismo cerramiento, asegurándose de mantener una separación vertical de al menos 1,5 metros entre ellas.

Requerimientos de la ventilación mecánica

La ventilación de garajes debe ser exclusivamente para uso del propio aparcamiento, excepto cuando también se encuentren trasteros en el mismo espacio (en ese caso, la ventilación puede ser conjunta).

La ventilación de garajes puede realizarse de dos maneras:

  1. Ventilación mecánica de simple flujo: el aire se admite de forma natural y se extrae de forma mecánica.
  2. Ventilación mecánica de doble flujo: tanto la admisión como la extracción del aire se realizan de forma mecánica.

Es importante evitar la acumulación de gases contaminantes, por lo tanto, las aberturas de ventilación de garajes deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Por cada 100 m2 de superficie útil, se debe tener al menos una abertura de admisión y una abertura de extracción.
  • La distancia entre las aberturas de extracción más cercanas no puede ser superior a 10 metros.
  • Como mínimo, dos de cada tres aberturas de extracción deben estar ubicadas a una distancia del techo igual o inferior a 50 cm.

Si el aparcamiento está dividido en compartimentos y la ventilación se realiza de manera conjunta, cada compartimento debe tener al menos una abertura de admisión, mientras que las áreas de circulación comunes deben contar con aberturas de extracción.

Para los aparcamientos que alberguen 15 plazas de vehículos o más, se deben disponer de dos redes de conductos de extracción con su respectivo ventilador mecánico por planta.

En los espacios donde se estacionen cinco o más vehículos, o cuando la superficie útil supere los 100 m2, se debe instalar un sistema de detección de monóxido de carbono en cada planta. Este sistema activará automáticamente los ventiladores mecánicos si la concentración de monóxido de carbono alcanza los 50 ppm (si hay empleados presentes en el aparcamiento) o los 100 ppm (si no hay empleados presentes en el aparcamiento).

3 comentarios en “Normativa ventilación garajes comunitarios”
  1. Alfonso Marquez Fermandez

    No es verdad todo esto, vivo en una comunidad y no pone información para denuncia a una comunidad, que lleva 14 años sin funcionar los extractores de humos, no hacen caso de repararlos, quisiera que me dijeran donde se puede denunciar.

  2. Técnico Ziclon Galicia

    Creo que el artículo está incompleto. Solo habla del DB-HS3, pero no menciona el DB-SI que debe cumplirse para la evacuación de humos en caso de incendio, y que tiene mayores requerimientos de caudal.

  3. Diana

    Interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *