¿Qué es la construcción industrializada?¿Cuáles son sus ventajas?

(4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Construcción industrializada
03/06/2022

La construcción industrializada se plantea como una opción de calidad, segura y de ahorro. En comparación con otros países europeos, la aplicación de este modelo de construcción aún es escasa. Sin embargo, por sus características sostenibles y de eficiencia energética, harán que la construcción industrializada tenga una gran presencia en los próximos años.

¿Qué es la construcción industrializada?

Cuando hablamos de construcción industrializada nos referimos a un proceso constructivo novedoso, que aplica técnicas y procesos innovadores, además de los avances tecnológicos, para elaborar en una fábrica todos los componentes estructurales de forma automatizada, en un ambiente controlado, con un ritmo definido, con planificación y análisis de procesos.

Una vez los componentes están fabricados, se transportan por piezas, que posteriormente se colocarán y ensamblarán en el lugar de construcción, una vez éste ya haya sido acondicionado y se haya realizado la cimentación.

Características de la construcción industrializada

La fabricación en serie de los elementos usados en la edificación (ladrillos, vigas, losas…) siempre ha estado presente en la construcción. Sin embargo, en la construcción industrializada estos procesos van más allá, ya que lo que se produce en la fábrica en modo mecanizado y repetitivo son los elementos constructivos completos (paredes, suelos, fachadas, cubiertas) o incluso una habitación acabada en un único módulo. 

Otra de las características diferenciales de la construcción industrializada es que ya no resultan necesarios los conglomerantes hidráulicos como materiales imprescindibles para unir las distintas piezas de la estructura. Esto es debido a que los elementos prefabricados ya disponen de anclajes en sus propios diseños. Lo que conlleva a una nueva fórmula de construcción en seco, ya que no se depende de los tiempos de espera para preparar y fraguar los conglomerados húmedos.

Finalmente, la construcción industrializada va ligada a la demanda de edificios energéticamente eficientes y que garanticen espacios habitables de calidad, saludables y amigables con el medioambiente. Y es que se fabrican teniendo en cuenta las exigencias del Código Técnico de Edificación (CTE) para crear Edificios de Consumo Energético Nulo, en lo que se refiere a estanqueidad, ausencia de puentes térmicos o aislamiento térmico.

Tipos de construcción industrializada

Dentro de la construcción industrializada, existen diferentes variaciones. Entre ella encontramos:

Construcción ligera

Los sistemas de construcción ligera y también en seco, son una de las maneras más rápidas, sencillas, económicas y limpias de construir gracias a su planificación de montaje que acelera los procesos. De hecho, la utilización de sistemas de construcción ligera puede reducir el tiempo de construcción hasta en un 70%.

Se la denomina construcción ligera debido a que los elementos que fabrican son de poco peso debido a los materiales que se utilizan en esta técnica. Por ejemplo, mientras que un muro convencional puede llegar a pesar hasta 300 kilos, uno ligero puede pesar tan sólo 18 kilos. Y aunque parezca lo contrario, estos materiales pueden ser de excelente calidad. Ya que la calidad de la construcción no depende del método de construcción, sino de la técnica, la calidad de los materiales y si las normas de construcción se respetan al momento de construir.

Se basa en el uso de perfiles de acero galvanizado para conformar el esqueleto del edificio, en el que se puede colgar lo que sea; si son objetos que se desean colgar son ligeros basta con colocar taquetes especiales; si, en cambio, se desea colgar objetos más pesados, como soportes para televisión, cuadros o espejos, basta con generar la estructura interior para fijarlos. Por lo que pueden ser construcciones resistentes.

Como última característica, y de las más reseñables, los sistemas de construcción ligera son los menos contaminantes, ya que tienen un bajo impacto ambiental por su poca intervención con el medio ambiente gracias a que los desperdicios y residuos generados son casi nulos, además de que generan conciencia al utilizar sistemas contra fuego y sonido.

Construcción con hormigón

La construcción de estructuras con hormigón, es una técnica que existe desde hace un siglo. Sin embargo, con el auge de la construcción industrializada está ganando más notoriedad en los últimos años.

Su uso para este tipo de construcción se basa en sustituir los paneles de obra, los forjados y los pilares por paneles con capacidad portante, fabricados con hormigón armado. Estos paneles están formados por tres capas: la externa, el aislamiento y la interior, que incluye las instalaciones.

La resistencia estructural del hormigón armado es su característica más destacable. Una singularidad que se debe a la mezcla de materiales metálicos con el hormigón, que le confieren al elemento constructivo, mayor tracción y fortaleza. Además, el tiempo de vida útil es un otra característica beneficiosa. Las posibles fisuras y grietas son mínimas, pero además se trata de una técnica barata.

Estas estructuras son más ligeras y espaciosas, y su flexibilidad de diseño, rápida instalación, bajo coste, producción controlada y fabricación sostenible, las convierten en opciones a tener en cuenta.

Construcción modular

En un edificio de construcción industrializada, los módulos son elaborados en las fábricas antes de ser transportados al lugar de construcción. Estos módulos se tratan de elementos como tejados, suelos o paredes, que se ensamblan in situ, dando forma a la vivienda.

En cambio, en los procesos de fabricación de la arquitectura modular (derivada de la construcción industrializada), los módulos también son confeccionados en una nave industrial con procesos novedosos, con materiales como hormigón y acero galvanizado, pero a diferencia con el modelo industrializado, plantea el edificio en bloques que se fabrican por separado y luego se ensamblan entre ellos. Implica que se realice un proyecto de industrialización previo que incorpore todos los detalles de la construcción.

Las ventajas de la construcción modular son muchas, pero las mas destacables son las siguientes:

  • Reducción de los plazos de construcción,
  • Precio cerrado a la firma del contrato de compraventa,
  • Casas de diseño con calidades extra,
  • Una construcción de alta eficiencia energética.
construcción-industrializada-modelar
Casa modular

Construcción con otros materiales

En la construcción industrializada, las estructuras también se forman a partir de materiales, que caracterizarán a estos métodos: rápidos, baratos y ecológicos. El primero de estos materiales se trata de la madera, un recurso natural que además de las características anteriores, aporta amplias posibilidades de diseño. El segundo de ellos son los «contenedores», aquellos que se usan para el transporte marítimo, y su mayor ventaja es su consonancia con el reciclaje y respeto por el medio ambiente.

La construcción industrializada es un innovador modelo de edificación, que responde a las exigencias medioambientales y de calidad propias de estos tiempos. Sin duda, merece la pena seguir profundizando en sus cualidades y las perspectivas de futuro que abre.

Diferencia entre la construcción industrializada y la tradicional

La construcción industrializada se basa en la automatización y optimización de procesos, a través del uso de nuevas tecnologías y mano de obra especializada. Mientras que el modelo de construcción tradicional se basa en la baja producción, la personalización del producto y el coste elevado. 

No es que el sistema industrializado sea “mejor” que el tradicional, pero actualmente estamos frente a una sociedad que demanda un tipo de construcción económica, de calidad y rentable, hecho que ahora mismo el modelo de construcción tradicional no es capaz de cubrir. 

Sin embargo, existen otros aspectos por los que se diferencian estos dos tipos de construcciones:

  • Procedimiento de construcción: mientras que en la construcción industrializada un alto porcentaje de los elementos constructivos es elaborado en una fábrica (espacio de trabajo a cubierto) de manera serial, mecánica y automatizada. En la arquitectura tradicional se construye in situ, por personal no siempre cualificado y en condiciones ambientales variables, muchas veces desfavorables. Por lo que las demoras en el trabajo y la siniestralidad laboral resultan así más elevadas.
  • Posibilidad de diseño: el modelo tradicional ofrece un alto grado de personalización del edificio, en el sentido de que, como muchas de las decisiones finales se toman en fase de obra, la dedicación a la resolución de problemas no resueltos en esta fase es mayor. En cambio, en la construcción industrializada, el diseño y la toma de decisiones arquitectónicas se limita a la fase de proyecto, quedando el edificio definido en su totalidad, sin posibilidad de cambios imprevistos.
  • Calidad de producto final: en el modelo industrializado, las calidades quedan aseguradas en fábrica, donde los elementos quedan sometidos a un alto nivel de control, lo que conlleva a un menor margen de error. Por el contrario, la calidad de los edificios construidos tradicionalmente depende de la mano de obra humana, por lo que la coordinación de todos los equipos es imprescindible para alcanzar acabados de calidad. El cumplimiento y control de la calidad sólo se comprueba cuando el edificio está terminado.
  • Plazos y costes: los plazos en el modelo tradicional se demoran en fase de obra, debido a la posibilidad de realizar cambios imprevistos, y a la dependencia de la coordinación entre oficios y las condiciones climáticas cambiantes. Por ese motivo, la construcción industrializada se centra en la optimización de los procesos y la eficacia intentando cumplir con los plazos evitando todos esos factores anteriores. Al ajustar plazos, los costes son los esperados en industrialización, por lo que será una opción más económica.
  • Sostenibilidad: la optimización y eficacia en el proceso automatizado de la fabricación de elementos, reduce el desperdicio de materiales, un hecho preocupante para la sociedad, ya que el precio de las materias primas cada vez es mayor debido a su escasez. Por otro lado, los residuos que se generan en la construcción tradicional, muy rara vez son separados y gestionados adecuadamente para su reciclaje y es complicado llevar un control de éstos.

En cuanto a la emisión de CO2 y gases de efecto invernadero que provoca el transporte que requiere el modelo tradicional tanto de la plantilla como de los materiales de construcción, se evita centralizando la fabricación de los elementos en un lugar para reducir al máximo el uso de transporte, como sucede en la construcción industrializada.

Diferencia entre la construcción industrializada y la prefabricada

Las viviendas prefabricadas e industrializadas son cada vez más empleadas en España, y pese a que puedan parecer similares en lo que se refiere a los procesos de fabricación, montaje y diseño, existen diferencias entre ambas.

Las casas prefabricadas, se basa en la producción y montaje de la misma por completo en la fábrica, por lo que a la hora de trasladarlas a la zona donde se situará, solo habrá que colocarlo en el lugar deseado y conectarlo a las redes de suministro.

construcción-industrializada-prefabricada
Casa prefabricada

Mientras que la construcción industrializada se caracteriza por la elaboración de algunos de sus elementos en la fábrica, con procesos innovadores y tecnologías que hacen que el proceso sea totalmente automatizado. Sin embargo, la diferencia está dentro de estos módulos prefabricados.

En un edificio de construcción industrializada, los módulos son elaborados en las fábricas antes de ser transportados al lugar de construcción. Estos módulos se tratan de elementos como tejados, suelos o paredes, que se ensamblan in situ, dando forma a la vivienda.

Los dos comparten ventajas parecidas frente al modelo de construcción tradicional que ya conocemos: mayor calidad de los materiales, procesos más rápidos y económicos, y un menor impacto medioambiental.

Ventajas de la construcción industrializada

Como decíamos anteriormente, la construcción industrializada de viviendas ofrece ciertas ventajas con respecto a los sistemas tradicionales como la reducción de los plazos de entrega, el aumento de la calidad en la ejecución o la disminución de los residuos generados. Pero este modelo de construcción nos trae más ventajas:

  • El proceso de fabricación es uno de los mayores atractivos de las viviendas industrializadas. Además de los plazos de entrega, se reducen las posibilidades de sufrir imprevistos gracias a los controles exhaustivos que se siguen a la hora de fabricar los diferentes elementos. Además de existir un personal cualificado que se encarga de solventar cualquier desviación previa a la construcción de la vivienda en cuestión. 
  • Versatilidad en su diseño. El nivel de personalización de la vivienda es máximo. Las posibilidades son infinitas. 
  • La sostenibilidad es otra de las señas de identidad de la construcción industrializada. El empleo de este sistema supone una reducción de los residuos generados que se traduce en un menor impacto sobre el medio ambiente. 
  • Relación calidad-precio. La construcción industrializada de viviendas supone una reducción de los costes de entre un 10 y un 15%. Sin embargo, el precio final de los inmuebles dista mucho del de las viviendas tradicionales. La diferencia se hace más notoria cuando nos referimos a la calidad, ya que las viviendas industrializadas incorporan el uso de materiales de primera calidad.

Ventajas de la construcción industrializada para los profesionales

La construcción industrializada de viviendas aporta a los profesionales de la construcción las siguientes ventajas:

  • Aunque los edificios de construcción industrializada implican una definición mayor en fase de proyecto, proporcionan mucho ahorro en tiempo en fase de construcción.
  • El tiempo dedicado al proyecto se reduce. Por lo que no se alargan en el tiempo y permiten trabajar de forma más fluida y con mayor número de encargos diferentes.
  • Fomenta la especialización de los profesionales, ya que el proceso industrializado es complejo y basado en tareas muy específicas.
  • Las condiciones de trabajo en una nave cubierta son mejores que trabajar a la intemperie.

Ventajas de la construcción industrializada para los clientes

No solo los profesionales de la construcción se benefician de este sistema. A los clientes (promotores y usuarios finales) también se les proporcionan ventajas frente a otros modelos de construcción:

  • Para el promotor, la rentabilidad de la inversión está garantizada, ya que los plazos de construcción se cumplen y sus costes son fijos.
  • Al realizarse el trabajo en un lugar cerrado y sin exposición a condiciones meteorológicas, la situación de la plantilla es beneficiada en salud, lo que se traduce en rentabilidad para el promotor.
  • En cuanto al usuario final, la oportunidad de disfrutar: un coste reducido, de la calidad de los materiales y su durabilidad en el tiempo, y sus sistemas domóticos integrados.

Situación de la construcción industrializada en España y su futuro

Uno de los factores clave que nos indican cómo es y será la situación de este modelo de construcción en nuestro país, es tener un ecosistema propicio para su desarrollo, y lo tenemos. En España ya hay varias empresas y promotoras que apoyan y se dedican al sector de la construcción industrializada y sus aplicaciones innovadoras. Además, están surgiendo iniciativas colectivas como la Plataforma para la Industrialización de Viviendas (PIV), que busca promover este cambio de paradigma.

En España, según el Instituto de Estudios Económicos, la construcción será la actividad económica que liderará el crecimiento económico durante el año 2021, teniendo en cuenta que la recuperación económica será más lenta de lo estimado, y no llegará a su plenitud hasta 2023. Otro factor que ayudará a impulsar la construcción industrializada.

La industrialización de la construcción también se convierte en un modelo esencial, en un marco en el que cada vez hay más proyectos dedicados a mitigar el cambio climático, debido al plan europeo que lucha a favor de la descarbonización, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. La construcción industrializada ayuda a cumplir esos objetivos debido a la optimización y eficacia de los procesos de fabricación de elementos.

Por último, La Estrategia Española de Economía Circular ha incluido a la construcción como uno de los sectores prioritarios de actuación para los próximos años, debido a la gran producción de residuos y su mala gestión. Por ello, la construcción industrializada es una gran apuesta para llegar a la deseada economía circular, debido a sus procesos altamente controlados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.