¿En qué consiste el efecto Rosenfeld?

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Arthur Rosenfeld - Efecto Rosenfeld
06/02/2015

El Efecto Rosenfeld, que debe su nombre al físico nacido en Alabama en el año 1927 Arthur H. Rosenfeld, hace referencia al consumo eléctrico per cápita en el estado de California en Estados Unidos, donde el gasto de electricidad ha permanecido estable desde 1973, mientras que en el resto del país se ha incrementado en un 50%.

Arthur H. Rosenfeld lideró un programa que promovía el ahorro y la eficiencia energética en EEUU y de hecho se le conoce como el «padrino de la eficiencia energética». Fue pionero en la investigación sobre miniaturización de balastos electrónicos -unos equipos que mantienen estable el flujo de la corriente-, lo que llevó al desarrollo de lámparas fluorescentes compactas.

En su honor, se creó la unidad de medida Rosenfeld, que sirve para calibrar el ahorro energético. Así, 1 rosenfeld equivale al consumo eléctrico de una ciudad norteamericana de 250.000 habitantes.

Tecnologías de eficiencia energética

Un punto de inflexión en su carrera se produjo como resultado de la segunda embargo petrolero árabe en 1973, momento en el que Arthur H. Rosenfeld comprendió que una de las principales vulnerabilidades de los estadounidenses era su uso ineficiente y derrochador de energía limitada. El embargo causó una crisis energética, con largas colas en las gasolineras y precios de la energía en todo el país.

Aunque la mayoría de los investigadores en el momento estaban tratando de encontrar maneras de producir más energía, Rosenfeld se comprometió a partir de entonces a reducir el consumo de energía.

Fue entonces cuando se cambió la física de partículas y adoptó en su lugar la eficiencia energética . Organizó un equipo de científicos para trabajar en este ámbito y se estableció el Centro de Ciencias de la Construcción en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley.

DOE-2 eficiencia energética en edificios

Rosenfeld inspiró a miles de investigadores de energía durante su carrera. «Él realmente dio forma a toda una generación de investigadores y políticos que trabajaron juntos para conservar los recursos», tal y como afirmó el director del laboratorio de Berkeley Mike Witherell.

Muchos ingenieros, empezando por los de su laboratorio, comenzaron a analizar la eficiencia energética de las cosas cotidianas. Eso llevó a grandes avances, no sólo en las luces de bajo consumo energético, sino también en el ámbito de las ventanas, los refrigeradores, los aparatos de aire acondicionado y otros electrodomésticos, incluso con el diseño de edificios enteros.

Arthur H. Rosenfeld desarrolló DOE-2, un programa informático dirigido al sector de la construcción para el diseño y el análisis de energía que se incorporó en el nuevo código. Los códigos mismos se convirtieron en modelos para otros estados, copiados por Florida y Massachusetts, entre ellos.

En la actualidad DOE-2 se utiliza para calcular los códigos y directrices para la eficiencia energética de los nuevos edificios en varios países, entre ellos China.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas