Aire acondicionado portátil: ¿Es una buena opción?

(7 votos, media: 4,57 de 5)
Cargando…
Aire acondicionado portatil Carrier
08/05/2019

Con la llegada del verano y las altas temperaturas,  es frecuente que el calor se apodere de nuestra vivienda y es entonces cuando nos planteamos la posibilidad de comprar un aparato de aire acondicionado portátil en lugar de instalar un sistema de aire acondicionado con unidad exterior para lo que es necesario recurrir a un instalador profesional.

Los aparatos de aire acondicionado portátil tienen la ventaja de que nos permiten enfriar con rapidez una estancia y se adaptan con facilidad a las características de cada casa u oficina. En la actualidad, el mercado ofrece además, una gran variedad de opciones y modelos que se adaptan al presupuesto, dimensiones o prestaciones que busca cada usuario.

Pero con frecuencia nos pueden surgir una serie de dudas y preguntas en relación a su rendimiento, eficiencia y consumo y facilidad de uso que responderemos a continuación.

¿Cómo funciona el aire acondicionado portátil?

El aire acondicionado portátil funciona de forma similar a una bomba de calor pero con la diferencia de que incorpora en un mismo equipo unidad exterior e interior.

Así, el aire acondicionado portátil toma el aire caliente de la estancia a través de una rejilla situada en la parte posterior del aparato, lo enfría y lo expulsa a la estancia. Simultáneamente, la unidad interior condensadora toma el aire desde la misma rejilla trasera,  lo calienta y lo envía al exterior a través de un tubo conectado a una ventana.

Existen también en el mercado equipos de aire acondicionado portátil de dos tubos, mucho más eficientes y que permiten alcanzar la temperatura deseada en menor tiempo. Este tipo de aparatos incorporan un tubo para la evacuación de aire y otro para la toma de aire de condensación, con lo que la refrigeración del aire se consigue más rápidamente ya que no se expulsa aire del interior de la estancia.

¿Qué potencia necesito?

Aunque existen en el mercado aparatos de aire acondicionado de diversas potencias generalmente, este tipo de aparatos de aire acondicionado portátil se utilizan para enfriar estancias no demasiado grandes pero fácilmente pueden proporcionar el confort necesario en habitaciones de 30 o 40 metros cuadrados.

Para calcular la potencia que necesitaremos, lo más fácil será realizar un sencillo cálculo en el que aplicaremos entre 100 y 140 frigorías por los metros cuadrados de la estancia a refrigerar. Además, habrá de tenerse en cuenta, la orientación de dicha estancia, si dispone de ventanas y su capacidad de aislamiento, grado de ocupación e incluso el número de aparatos eléctricos que pueda haber en dicho espacio.

Así y, teniendo en cuenta estos cálculos, un aparato de aire acondicionado portátil con una potencia de frío de unas 1700 frigorías será el adecuado para climatizar estancias de hasta 15 m² y uno de 3.000 frigorías será aconsejable para estancias de hasta 25 m².

También se deberá considerar el espacio que ocupan este tipo de aparatos ya que son bastante voluminosos y saber que necesitaremos ubicarlo junto a una ventana para colocar el tubo de evacuación ya que, funcionan extrayendo el aire caliente de la estancia y expulsándolo al exterior.

¿Cuánto consume el aire acondicionado portátil?

Sin duda, el consumo de los aparatos de aire acondicionado portátil es una de las cuestiones que más preocupa a los usuarios a causa del precio de la electricidad.

Lo primero que tendremos que saber es que,a la hora de elegir un aire acondicionado portátil deberemos diferenciar entre la potencia frigorífica del aparato, es decir la capacidad de enfriar el ambiente y el consumo eléctrico del mismo, que será otra magnitud diferente y normalmente más pequeña.

Normalmente, al hablar de la capacidad que tiene un aparato de aire acondicionado de enfriar un ambiente solemos hablar de frigorías, que se utilizan para medir la potencia de enfriar del aparato. Para realizar la conversión de vatios a frigorías hay que multiplicar los vatios de potencia del equipo por 0,86. Por tanto, y como ejemplo, un aparato de 2.250 frigorías de potencia corresponde a un aparato de 2.616 vatios horas o 2,6 kW.

Todos los aparatos de aire acondicionado portátil incorporan una etiqueta en la que, entre otros datos se indica la potencia de frío expresada en  frigorías y el consumo en frío, generalmente expresado en vatios e inferior al anterior.

Dentro de las características de cada equipo también constarán datos sobre el caudal de aire que proporcionan expresado en m³/h, sobre la clase energética, si incorpora deshumidifcador y el nivel sonoro del aparato, expresado en dB (decibelios) ya que, el ruido puede llegar a ser un elemento definitivo a la hora de decidirnos por uno u otro equipo.

En principio debemos saber que no todos los aparatos de aire acondicionado portátil son iguales. Existen hoy en día en el mercado aparatos de aire acondicionado portátil de bajo consumo y de mayor eficiencia energética que los convencionales.

También existen equipos de aire acondicionado portátil con bomba de calor que, son capaces de invertir su funcionamiento, y de esta manera en lugar de producir sólo aire frío, proporcionar también aire caliente.

Eficiencia energética

En 2013 la Comisión Europea decidió renovar la etiqueta energética de los equipos que consumen energía, entre ellos los de aire acondicionado. Así en la actualidad es obligatorio que los aparatos de aire acondicionado portátil incorporen una etiqueta energética que los clasificará en una categoría que va desde la letra A hasta la letra G y que definirá su grado de eficiencia energética, siendo la letra A la correspondiente a los equipos de mayor eficiencia energética.

Básicamente los parámetros EER y SEER se refieren a la eficiencia del equipo en refrigeración y los parámetros COP y SCOP al rendimiento energético en calefacción.

Cuantos más altos sean, mejor eficiencia tendrá el equipo que vayamos a comprar. El significado de dichos acrónimos sería:

  • EER:  Energy Efficiency Ratio.
  • SEER: Seasonal Energy Efficiency Ratio.
  • COP: Coefficient Of Performance.
  • SCOP: Seasonal Coefficient Of Performance.

La actual clasificación de los equipos de aire acondicionado portátil responde al Reglamento Delegado 626/2011 de la Comisión Europea donde se fija la clasificación de eficiencia energética (EER) para este tipo de equipos.

El Reglamento diferencia los equipos de conducto único o de doble conducto e incluye una columna relativa al COP donde se indica la eficiencia de los equipos que disponen de bomba de calor para la producción de calor.

Eficiencia energética equipos aire

Hay que tener en cuenta que el EER puede no ser el mejor indicador para medir la eficiencia energética de un equipo de aire acondicionado ya que se calcula con el aparato funcionando a plena potencia. Teniendo en cuenta que los equipos no funcionan siempre en estas condiciones, ya que por las noches o en horas de menos calor es habitual bajar su potencia, el EER no reflejará fielmente su eficiencia energética.

En otro tipo de aparatos de aire acondicionado, como los murales, la nueva normativa fija el coeficiente SEER, mucho más preciso. Este índice muestra la eficiencia energética estacional y se mide con cargas parciales lo que nos proporciona unos parámetros mucho más exactos.

 

patrocinio-articulo beijer-erc-logo

 

 

Otras características a tener en cuenta

Sin duda, la principal ventaja del aire acondicionado portátil es que no requiere de obras para su instalación, pero además, estos equipos ofrecen otra serie de prestaciones que deberán ser tenidas en cuenta a la hora de valorar si comprar un aparato de estas características.

  • Mantenimiento; en cuanto al mantenimiento de los equipos de aire acondicionado portátil se puede decir que es sumamente sencillo. Únicamente requerirá cambiar los filtros con cierta periodicidad y evitar la acumulación de humedad que siempre resulta de la condensación al refrigerar el aire.
  • Temporizadores; existen equipos en el mercado que incorporan temporizadores que nos permitirán programar el aire acondicionado portátil de forma que podamos encontrar una agradable sensación térmica al entrar en la estancia por primera vez.
  • Bomba de calor; algunos equipos incorporan bomba de calor por lo que también podrán ser utilizados en los meses de invierno para la producción de calor.
  • Humidificadores y purificadores de aire; los equipos de aire acondicionado portátil multifunción incorporan dispositivos que humidifican y purifican el aire mediante la utilización de filtros anti-bacterias. Este tipo de aparatos son especialmente aconsejables en ambientes muy húmedos para evitar problemas de alergias y otros efectos perjudiciales para las vías respiratorias y la salud en general.

Climatizadores evaporativos

Uno de los errores más frecuentes es confundir los aparatos de aire acondicionado portátil con los climatizadores evaporativos portátiles ya que su aspecto es muy similar.

Los climatizadores evaporativos no son aparatos de aire acondicionado. Son sistemas de enfriamiento de aire por evaporación, es decir, que enfrían la temperatura del aire por medio de agua. Para su funcionamiento absorben el aire de la estancia que pasa a través de un filtro húmedo que lo convierte en aire fresco que es expulsado a la estancia a través de un ventilador.

Este tipo de sistemas, también portátiles, presentan una serie de ventajas como un menor consumo, son aparatos que no incorporan gases refrigerantes, eliminan la electricidad estática pero, pueden no ser muy recomendables en ambientes húmedos debido a que con su funcionamiento añaden humedad adicional a la estancia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas