Advertisement

Inductores. Ventajas e inconvenientes

(3 votos, media: 2,67 de 5)
Cargando…

Inductores ventajas e inconvenientes
28/04/2015

Los Inductores son un equipo terminal para los sistemas aire-agua (como un fancoil pero sin ventilador). Su funcionamiento se basa en el efecto Venturi, por el cual un caudal de aire atemperado (normalmente a presión media) arrastra una parte del caudal del local para producir la mezcla con este y lograr la compensación de las cargas térmicas. Algunos de estos equipos incorporan batería, que permite hacer un ajuste más fino de temperatura y compensar cargas térmicas elevadas.

En los sistemas centralizados el tratamiento de aire de las distintas zonas, plantas o dependencias se realiza con unidades de manejo de aire que pueden ser principalmente activas (ventilo-convectores o fan-coils) o pasivos (inductores) provistos de las baterías de intercambio de calor y/o frío con el aire a tratar.

Inductor Esquema

Los inductores están formado por una o dos baterías de agua y una carcasa metálica que dispone de un plenum de aire primario, toberas de impulsión, zona de baja presión y elementos de difusión para el aire de impulsión y retorno.

El aire primario se aporta desde una UTA (con recuperación de energía) y es distribuido por conductos de alta velocidad sin necesidad de zonificar la distribución. Su caudal suele ser equivalente al aire exterior para ventilación.

Esta UTA aporta el aire necesario para la ventilación conforme a la normativa aplicable, añade al sistema un elemento regulador de temperatura y humedad, al aportar aire primario atemperado y con la humedad deseada y produce la energía cinética para la inducción del aire secundario por acción de las toberas.

Si lo comparamos con los tradicionales sistemas de fan-coils, podemos determinar las siguientes ventajas e inconvenientes:

  • Menor mantenimiento, ya que no disponen de partes mecánicas en los equipos individuales.
  • Duración más larga de los equipos, por la misma razón.
  • Se evita el ruido producido por los ventiladores. Se calcula que los fan-coils generan hasta 70 dBA por los 40 de un inductor.
  • Mayor y más eficiente control del aire exterior y el filtrado realizado en la UTA.
  • Posibilidad de humectación/deshumectación de todos los locales más favorable tratando el aire primario.
  • Menor red de suministro eléctrico para la alimentación de los elementos terminales al carecer de ventiladores.
  • Menor consumo eléctrico al no disponer de ventiladores en las unidades terminales.
  • Se pueden integrar las luminarias en el propio equipo.

Como principales desventajas, podríamos decir que:

  • No se pueden utilizar filtros en las unidades terminales ya que la pérdida de presión que originan afectan notablemente la circulación por inducción del aire secundario.
  • Posibilidad de mayores problemas de ruido producto de la alta velocidad del aire requerida si el sistema no está bien dimensionado y ejecutado.
  • Potencia limitada, por lo que en locales con cargas térmicas elevadas puede resultar necesario un tratamiento adicional específico en fachada.
  • Regulación más complicada, ya que si generamos más caudal de aire del previsto aumenta el nivel de ruido, y si lo generamos de menos no será de capaz de inducir lo suficiente como para compensar las cargas.

Como resumen podríamos decir que no existe un producto mejor o peor sino una solución que puede adaptarse en mayor o menor medida a la idiosincrasia de un edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas