Guía para entender cómo funciona un sistema de calefacción de gasoil

(sin valoraciones todavía)
Cargando…
depositos gasoil
04/02/2019

¿Tienes un sistema de calefacción de gasoil y no tienes ni idea de cómo funciona?  Deja de buscar por internet y en tan solo dos minutos te daremos las claves para entenderla.

Para empezar ¿Sabías que un promedio del 7% de los hogares utiliza calefacción con caldera de gasoil para calentar sus hogares y proporcionar agua caliente para las duchas y el lavado? En total este 7% utiliza alrededor de 7 mil millones de galones de combustible cada año.

Si eres propietario de una casa con calefacción de este tipo querrás sentirse cómodo con tu sistema y es bueno que comprendas cómo funciona este tipo de sistema. Al igual que todos los sistemas domésticos principales, el mantenimiento y los conocimientos anuales pueden ahorrarle las reparaciones, arreglos importantes y gasto a nivel general. Cabe decir que los sistemas de calefacción de gasoil con depósito tienen un ahorro bastante más importante que los convencionales y sería una buena manera de empezar si surge la duda de cuál comprar o si por el contrario queremos instalar uno.

En las calderas, el calor del combustible comienza en una cámara de combustión, donde este se enciende. Luego, un intercambiador de calor calienta los gases o el agua que fluye a través del componente. En concreto, las calderas utilizan bombas para impulsar el agua caliente a través de tuberías a los radiadores. Por último, el agua enfriada regresa a la caldera para su reutilización.

El calentamiento del agua dentro del sistema

El funcionamiento es sencillo y se puede resumir de una manera general. En primer lugar, el sistema funciona calentando el agua que viaja a través de la casa, proporciona calor a través de equipos tales como radiadores o zócalos.  Seguidamente el agua enfriada se recircula de nuevo a la caldera para ser recalentada. Dado que es un sistema cerrado, hay poca o ninguna pérdida de agua durante el proceso de calentamiento y recalentamiento.

Los calentadores a base de agua pueden usar vapor en lugar de agua caliente para calentar la casa. En lugar de canalizar agua a través de las paredes, una caldera de vapor emite este a través de los conductos de calefacción. Este distinto sistema requiere que los gases residuales se ventilen a través de una chimenea hacia el exterior de la casa. Si bien pueden ser más costosas que sus alternativas eléctricas o de gas natural, las calderas de combustible son una gran inversión, con una vida útil de 16-20 años si se mantienen adecuadamente.

Los radiadores, los calentadores de zócalo y los pisos con calefacción proporcionan calor en función del trabajo de su caldera y del agua caliente que envía a través de su sistema. De esta manera, las calderas a menudo se consideran una forma más eficiente de calefacción, ya que no pierden tanto calor como los sistemas a base de aire.

Distribución del calor a través de la cámara de combustión

¿Cómo los quemadores de combustible convierten el gas y el agua en calor para su hogar? Todo comienza con la cámara de combustión. El gasóleo se bombea a la cámara desde un tanque de retención, donde se enciende. La mayoría de las calderas modernas utilizan un sistema de inyección de presión, lo que significa que el fuel oil se mantiene a alta presión hasta que se inyecta en la cámara de combustión.

A continuación, el calor y los gases del combustible quemado se canalizan a un intercambiador de calor. Aquí es por ejemplo donde los hornos y las calderas comienzan a diferir. Ya que los hornos mueven el aire a través del intercambiador de calor, mientras que las calderas mueven el agua a través del mismo. De esta forma, las calderas dirigen el calor del intercambiador de calor a tuberías llenas de agua. Esta agua se canaliza en toda la casa, donde el calor se puede utilizar en calentadores de zócalo, radiadores o tableros de calefacción. El agua enfriada puede volver a la caldera para recalentarla.

Para finalizar, hay que decir que las calderas que queman gasoil, se clasifican según su eficiencia en función de la cantidad que utilizan anualmente. Más específicamente, el grado se basa en la producción de calor, generalmente en BTU, en comparación con la eficiencia de utilización de combustible anual (AFUE). Cuanto más eficiente es la caldera, menos combustible utiliza y más energía obtiene para quemar.

Una calefacción moderna que quema petróleo puede ser una opción eficiente y rentable para su hogar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas