Estufas de pellets o estufas de leña ¿Cuál elegir?

(18 votos, media: 3,61 de 5)
Cargando...

estufas-pellets-o-estufas-lena
21/01/2019

Las estufas que aprovechan la energía proveniente de la biomasa cada vez son más demandadas por los consumidores, es decir, cada vez se compran más estufas de pellets o estufas de leña que utilizan materiales orgánicos como combustible para generar calor.

Tanto el cuidado del medio ambiente como el ahorro energético y económico hace que sean una opción más que atractiva a la hora de elegir cómo calentar nuestros hogares en los meses de invierno.

Ahora bien,¿Qué tipo de estufa me proporcionará más calor? ¿Cómo puedo conseguir ahorrar a la hora de elegir un tipo de biocombustible u otro? ¿Qué es mejor, una estufa de pellets o una estufa de leña?

A la hora de decidirse por una estufa de pellets o una estufa de leña siempre hay que tener en cuenta varios factores como el poder calorífico que genera cada una, el ahorro económico, el aspecto ecológico y medioambiental, la estética de la estufa, la salida de humos y el ruido o el almacenamiento del combustible.

¿Estufas de pellets o estufas de leña?

A la hora de optar por pellets o leña, será importante tener en cuenta una serie de aspectos:

Eficiencia energética

A la hora de decidirse por una estufa de pellets o una estufa o chimenea de leña es muy importante tener en cuenta la eficiencia de cada una de ellas.

En términos de poder calorífico, o calor que se aprovecha al quemar el combustible, las estufas de pellets ofrecen rendimientos entre el 80% y el 90% mientras las estufas de leña alcanzan unos niveles de eficiencia del 75%, y que aún son muy inferiores, en el caso de las chimeneas abiertas.

Existen actualmente en el mercado, estufas de leña de doble combustión , especialmente en estufas de alta gama, desarrolladas para operar de forma mucho más eficiente que las estufas tradicionales, consiguiendo reducir radicalmente sus emisiones de partículas a la atmósfera.

Estas estufas de doble combustión llevan a cabo una combustión a dos niveles:  en primer lugar, la combustión de la leña, que libera gases, y en segundo la combustión de esos gases y de las partículas que contienen, antes de que salgan por la chimenea. De esta forma, el humo que sale al exterior contiene una cantidad de partículas sustancialmente menor.

A modo de ejemplo: una estufa tradicional puede emitir hasta 100 gramos por hora de partículas contaminantes, mientras que una de doble combustión menos de 3 gramos por hora. Esto se traduce también en importantes ahorros en los rendimientos, en torno a un 70-80%, también en los combustibles, además de una reducción en la acumulación de creosota.

Con todo ello, y aunque las estufas de leña han mejorado mucho sus niveles de eficiencia, podemos decir que las estufas más eficientes enérgicamente son las de pellets. Es decir, con una cantidad similar de combustible de pellets que de combustible de leña tendremos más calor útil y aprovechable con los pellets.

En el mercado existen pellets de diferentes calidades. Por ello, recomendamos utilizar únicamente pellets de la clase A1, que es la de más alta calidad. Son pellets de madera virgen y residuos de madera sin tratar químicamente, con bajos contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro.

Precios de estufas y combustibles 

A la hora de decirnos por una estufa de pellets o una estufa de leña no solo es importante mirar el precio de cada una de ellas y del combustible que consumen sino también, su rendimiento y eficiencia energética ya que serán fundamentales en el precio final.

estufas de pellets o estufas de leña

A priori, debemos decir que por lo general, las estufas de pellets son más caras que las estufas de leña y de igual modo, el combustible que utilizan las estufas de pellets también es más caro que la leña. Mientras que el precio del pellet por kg ronda los 0,23 euros el kg mientras que el precio medio de la leña es de 0,16 euros el kg.

No obstante, no debemos dejarnos llevar por estos números ya que como hemos comentado el pellet ofrece un mayor rendimiento por lo que a la hora de calentar nuestro hogar hace falta mucho menos pellet que leña para calentar los mismos metros cuadrados. Además el pellet tiene un poder calorífico de 450 Kcal por kilo quemado, y un rendimiento del 92%, por lo que la pérdida energética es mínima.

Por el contrario la leña tiene un poder calorífico muy similar pero un rendimiento entre el 10% y el 70% de energía. Por eso es importante realizar bien las comparativas, ya que el precio inicial puede inclinar la balanza hacia un lado, pero dependiendo de la necesidad y el rendimiento la balanza se inclina para el otro lado.

Otra de las cuestiones que habría que tener en cuenta es el relativo al mantenimiento y limpieza de cada tipo de estufa ya que se trata de otro aspecto que aporta valor añadido. En el caso de las estufas de pellets debemos saber que no necesitan tanto mantenimiento y limpieza como las estufas de leña y además, no requieren estar pendientes de la carga de combustible lo que también nos hace disponer de mayor libertad.

Almacenamiento del combustible

El almacenaje del combustible siempre depende del espacio que tengamos en nuestro hogar.

En principio, el pellet es un combustible fácil de encontrar, transportar y almacenar (habitualmente se vende por sacos). Por lo tanto, su logística es mucho más sencilla que la de la leña. que sin embargo, requiere un espacio mucho más amplio para su almacenamiento.

Aspectos medioambientales

Está claro que hoy en día la preocupación por el medio ambiente está latente en la sociedad. En este aspecto, tanto las estufas de pellets como las estufas de leña son respetuosas con el medio ambiente ya que utilizan combustibles que provienen de la biomasa y sus emisiones de CO2 son mínimas.

En el caso de los pellets hay que tener en cuenta que, provienen de virutas y residuos de la madera, con lo que su utilización es más sostenible para el medio ambiente.

Funcionamiento, ruido y salida de humos

En relación al funcionamiento de cada una es importante destacar que la estufa de pellets está automatizada, se carga automáticamente y necesita corriente eléctrica para su funcionamiento. Por otro lado, las estufas de leña son manuales y no necesitan corriente eléctrica. Aun así el funcionamiento de ambas es bastante similar.

En relación al ruido que puede provocar su funcionamiento ninguna de las dos estufas provoca ruidos molestos pero el de la estufa de leña siempre va a ser más agradable que el de la estufa de pellets, ya que la estufa de leña produce ruido por el chisporroteo de la leña al quemarse y la estufa de pellets, al tener un funcionamiento más automatizado, es provocado por el mecanismo de autoreposición de los pellets y del ventilador.

Por otra parte, la salida de humos de las estufas de pellets suele ser por lo general de inferior tamaño a la salida de humos de una estufa de leña.

Estética y diseño

A la hora de elegir un sistema de calefacción para nuestro hogar siempre prima que sea un sistema que genere bienestar y calor, pero la estética y el diseño, aunque parezcan aspectos secundarios, también  son importantes y forman parte de ese bienestar.

Tanto en el caso de las estufas de pellets como en el de las estufas de leña, existen en el mercado infinidad de modelos con diseños compactos y atemporales que se integran de forma óptima en cualquier tipo de decoración y de ambiente interior y que proporcionan elevados niveles de confort térmico para responder a las necesidades de cada usuario.

Galería imágenes: estufas de leña

Galería de imágenes: estufas de pellets

Todos estos aspectos son factores importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una estufa de pellets o una estufa de leña para calentar nuestro hogar. Teniendo en cuenta que el mercado ofrece un amplio abanico de posibilidades dentro de cada una ellas ¿Por cuál te decides? ¿Estufa de pellets o estufa de leña?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *