La climatización evaporativa como alternativa a la refrigeración de espacios industriales

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

refrigeración de espacios industriales
28/07/2020

Las naves industriales, los almacenes, los centros de logística o de procesos requieren sistemas de climatización capaces de favorecer el ahorro de energía de forma sostenible. La climatización evaporativa se presenta como una alternativa real, sencilla y ecológica, en este contexto de refrigeración de espacios industriales.

Una alternativa a la refrigeración de espacios industriales bastante desconocida

La climatización evaporativa es un sistema de refrigeración completamente natural en el que el aire se enfría mediante la evaporación de agua. Esta tecnología puede utilizarse tanto en el ámbito doméstico, donde se emplean los climatizadores evaporativos portátiles, como en la generación de frío industrial y comercial que utiliza la condensación por agua.

Se trata de una alternativa bastante desconocida en nuestro país, pero muy extendida en las áreas más cálidas del planeta, como determinadas zonas de Estados Unidos, Australia y Oriente Medio, resultando de gran utilidad en climas secos en los que incrementa la temperatura relativa del ambiente.

¿Cómo funciona la climatización evaporativa?

La climatización evaporativa es un proceso natural que funciona a través del principio de evaporación y utiliza el agua como refrigerante natural.

Estos equipos realizan un uso responsable y sostenible del recurso natural del agua, que no produce emisiones de CO2 y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, constituyéndose como una climatización ecológica y natural que no tiene consecuencias negativas para el medio ambiente.

Además, se trata de una climatización de bajo consumo energético que puede llegar a reducir hasta un 50% el consumo frente a otros sistemas de refrigeración.

¿Dónde puede utilizarse?

La refrigeración de aire por evaporación es uno de los sistemas más económicos para la climatización de naves industriales, talleres, salas de procesos y cualquier otro gran espacio, ya que esta tecnología se basa en un enfriamiento adiabático del aire.

Asimismo, la climatización evaporativa puede utilizarse para el acondicionamiento de oficinas, bodegas, granjas, talleres, archivos, escuelas u hospitales o bien en el aire acondicionado de camiones.

¿Qué aporta este tipo de climatización en los espacios industriales?

La humidificación adiabática consiste en pulverizar el agua con aire comprimido en el aire sin aporte de energía térmica. El aire, que cede su calor durante la transformación del agua en vapor, reduce su temperatura.

A través de la turbina de gran capacidad del equipo, se fuerza el paso de un alto volumen de aire por los paneles laterales empapados en agua hasta el interior del local. De esta manera el aire del interior del recinto, viciado y recalentado por la maquinaria, es expulsado al exterior consiguiéndose un descenso de la temperatura de entre cuatro y seis grados y una sensación térmica más agradable debido a la corriente de aire del equipo.

Existen varios tipos de ventilación evaporativa en función de la instalación, ubicación y necesidades de cada espacio. Los sistemas existentes, en la actualidad, son:

  • Atomización de por alta presión.
  • Humidificadores centrífugos
  • Evaporativos
  • Portátil
  • Fijo

Ventajas de la climatización evaporativa como alternativa a la refrigeración de espacios industriales

Los climatizadores evaporativos son apropiados para refrigerar cualquier espacio, ya sea residencial, comercial o industrial. Estos equipos mejoran la calidad del ambiente debido a las constantes recirculaciones de aire, y el óptimo nivel de humedad relativa, haciendo que el entorno sea más limpio fresco y saludable.

Las ventajas aportadas por la climatización evaporativa como alternativa a la refrigeración de espacios industriales consisten en:

  • Una óptima relación entre gasto económico y eficiencia energética.
  • Costes reducidos tanto en su instalación y puesta en marcha de los equipos, como en el mantenimiento anual.
  • Control de la humedad.
  • Flexibilidad en la regulación de la temperatura: con esta tecnología es posible reducir la temperatura interior hasta 14° en los climas más secos y 5° en los muy húmedos.
  • Ventilación con aire fresco y natural.
  • Eliminación de humos y olores.
  • Instalación y montaje sencillos.
  • En la medida que estos equipos permiten trabajar con las puertas abiertas, se facilita la libre circulación de personas y materiales al interior de la nave.
  • Esta tecnología genera una constante renovación en el aire interior, más limpio de partículas en suspensión.
  • Estos equipos resultan ideales para la climatización de grandes espacios como naves industriales o centros de trabajo.

Conclusiones

En resumen, la climatización evaporativa se constituye como una alternativa real en numerosos entornos, fundamentalmente en espacios muy amplios.

Se trata de una tecnología sencilla, económica, de fácil mantenimiento y con importantes ventajas desde el punto de vista energético y medioambiental.

Artículo redactado por la Comisión Técnica de AEFYT – Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *