Aerotermia a gas natural, una alternativa más sostenible y económica

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

aerotermia a gas natural
01/04/2022

La aerotermia a gas natural se ha convertido en una alternativa a los sistemas de calefacción tradicionales gracias a su eficiencia. Y aunque la bomba de calor aerotérmica es una tecnología que, habitualmente funciona con electricidad, al utilizar el gas natural se convierte en una opción aún más económica para el usuario final.

Hoy en día, el consumo energético de nuestros hogares representa una quinta parte del consumo total de energía de este país. Un sorprendente dato que pone de manifiesto la importancia de valorar la eficiencia energética de una vivienda antes de comprarla, rehabilitarla o antes también de realizar nuevas construcciones. Ante esta realidad y ante la creciente necesidad de apostar por energías y sistemas de calefacción más eficientes, la aerotermia ha ido ganando protagonismo como una alternativa de climatización capaz de aportar un valor diferencial y conseguir las mayores calificaciones energéticas para las viviendas que apuestan por ella.

Aerotermia a gas natural

La bomba de calor que se usa en la aerotermia no tiene por qué ser eléctrica. Este sistema de climatización puede funcionar también con gas natural, una alternativa más económica que puede ayudar a ahorrar a los usuarios finales. Es por eso por lo que, una vez hayamos decidido apostar por la aerotermia, convendrá preguntarse si es mejor una aerotermia eléctrica o una de gas natural.

A grandes rasgos, podríamos decir que la aerotermia de gas natural une lo mejor de ambos sistemas. Por un lado, aprovecha la energía contenida en el aire y, al consumir la energía de suministro continuo más barata del mercado, optimiza al máximo el rendimiento energético y económico en los tres servicios básicos de una vivienda: calefacción, agua caliente y refrigeración.

Eso ha hecho que marcas como Toyota o Panasonic ya estén apostando por las bombas de calor a gas natural. Unas bombas que demuestran ser mucho más eficientes, ya que aprovechan la temperatura de los humos de la combustión y la refrigeración del motor para generar más rendimiento y eficiencia en la máquina, pudiendo llegar a tener el agua caliente sanitaria gratuita.

Instalación de aerotermia a gas natural en edificio de 43 viviendas en León

Otra importante ventaja que hay que tener en cuenta es que, con este tipo de aerotermia, nos ahorraremos mantener una potencia eléctrica contratada alta, cosa que puede resultar interesante tanto para el promotor como para el usuario final. 

Son varios los promotores que se están animando a utilizar esta tecnología de climatización en sus proyectos. Encontramos casos en algunas de las zonas frías del país, como León, donde se ha implementado la aerotermia a gas natural en un edificio de 43 viviendas de alto standing situado en la calle Ordoño. Encontramos otro ejemplo en Madrid, concretamente en el hotel Only You, situado enfrente de la estación de Atocha. Pero también es habitual encontrarlo en zonas más cálidas, como en el residencial Pont de la Fusta, en Valencia, donde se ha realizado una promoción de 110 viviendas de alto standing que funcionan con este mismo sistema.

calefaccion con aerotermia a gas natural
Sistema de climatización eficiente con aerotermia a gas natural

En este último caso, se trata de un sistema centralizado con 5 bombas de calor de la marca ASIN TOYOTA para calefacción, refrigeración y generación gratuita del agua caliente por la recuperación del calor del motor, gases de escape y la condensación. 

La aerotermia eléctrica, no es la solución más económica y fiable

Muchas veces pensamos que la instalación de una aerotermia eléctrica es nuestra mejor solución a nuestra promoción para cumplir con el actual Código Técnico de la Edificación y no pensamos en las diferentes soluciones que podemos plantear en un edificio para que sea más eficiente y económico para el usuario final.

En muchos casos la solución solo eléctrica de la bomba de calor no cumple con el coeficiente de rendimiento (COP) necesario para cumplir con la norma. Es por eso por lo que, antes de elegir, siempre debemos ver más opciones y manejarlas con nuestra ingeniería.

Dejar que un edificio dependa exclusivamente de una única fuente de energía, es una losa que puede terminar convirtiéndose en un problema a corto plazo. Sin ir más lejos, con el temporal Filomena, muchas bombas de calor no pudieron arrancar por culpa del temporal y otras bajaron su rendimiento al encontrarse con temperaturas por debajo de los 7 grados. Una situación que acaba teniendo consecuencias económicas que se reflejan tanto en la factura de la luz como en la vida útil de la propia máquina.

Rendimiento de la aerotermia

Teniendo en cuenta este tipo de situaciones meteorológicas adversas, es muy importante tener presente que, con temperaturas por debajo de los 7 grados, el rendimiento de la máquina disminuye considerablemente. Algo que es especialmente relevante si pensamos que la distribución de zonas climáticas que se utiliza para hacer las pruebas no tiene en cuenta la altitud de las poblaciones.

Por ejemplo, una ciudad como Madrid, considerada zona fría, se encuentra a una altitud de 800 metros aproximadamente. Pero en cambio, en Almería, catalogada como zona cálida por el RITE, existen 34 municipios por encima de los 800 metros y, por lo tanto, es habitual que en esas poblaciones se pueda llegar fácilmente a temperaturas por debajo de los 7 grados, con el riesgo que esto puede comportar por el correcto funcionamiento de la máquina.

Así pues, las ventajas de decantarse por un sistema de climatización como la aerotermia a gas natural son más que relevantes. Unos beneficios que, además, provocarán que el valor de mercado de la vivienda en que hemos realizado la instalación aumente, pudiéndose vender o alquilar a un mayor precio, justificado por el mayor ahorro y la mayor eficiencia energética conseguida con la aerotermia a gas natural. Y no solo eso. Conseguir una buena calificación energética para la vivienda, supondrá poder ahorrar, también, en costes energéticos y de mantenimiento ya que el edificio necesitará menos energía para funcionar.

nedgia logo



nedgia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.