Calefacción eficiente ¿Cuál es el mejor sistema?

(12 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando...

calefaccion-eficiente-que-sistema-elegir
30/10/2019

A la hora de elegir un sistema de calefacción eficiente para nuestra vivienda son varios los factores que debemos tener en cuenta. En la actualidad existen diversos sistemas de calefacción eficientes y ecológicos que nos permitirán conseguir un importante ahorro en nuestra factura energética pero antes de tomar la decisión y elegir un sistema u otro, deberemos valorar qué combustible utilizaremos, qué necesidades de calefacción y ACS tenemos en nuestro hogar o de qué espacio disponemos para la instalación.

Sistemas de calefacción más eficientes

El mercado nos ofrece variedad de sistemas de calefacción eficientes en la actualidad, entendiendo por sistemas eficientes aquellos que nos permiten ahorrar en consumo energético sin renunciar al confort térmico.

La eficiencia de un sistema depende de múltiples factores, el combustible utilizado, el tipo de instalación de la vivienda, las necesidades de confort y, además, depende también de otros factores como la climatología del lugar en el que esté ubicada la vivienda. En este sentido, y teniendo en cuenta todos estos factores, explicamos a continuación de forma breve cuáles son los sistemas más demandados en la actualidad en cuanto a su grado de eficiencia energética.

Aerotermia

En zonas templadas, uno de los sistemas de calefacción más eficientes y más demandados hoy en día es la aerotermia, un sistema idóneo para lugares con inviernos suaves y veranos calurosos que además nos aportará calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria con un único sistema de climatización.

La aerotermia es una tecnología que extrae la energía del aire a través de una bomba de calor por lo que tiene consideración de energía renovable. Se trata de un sistema de calefacción de gran eficiencia energética, es decir, ofrece un elevado rendimiento a un coste muy bajo, y aunque el coste de su instalación puede ser inicialmente superior al de otros sistemas de climatización, se amortiza muy rápido.

La aerotermia es una tecnología que se puede combinar con placas solares y además con emisores como radiadores, fan coils o sistemas como el suelo radiante.

Calderas de biomasa

En las zonas de inviernos más fríos, es decir, con temperaturas por debajo de los 0º, uno de los sistemas que puede aportar mayor eficiencia son las calderas de biomasa. Estas calderas funcionan con pellets como combustible, un biocombustible sólido que se obtienen a partir de residuos agrícolas, residuos forestales, cultivos energéticos y/o industrias de la transformación de la madera cuyas emisiones de dióxido de carbono (CO2), son casi nulas.

Las calderas de biomasa que podemos encontrar hoy en día en el mercado son calderas muy rentables, fiables, robustas y con una tecnología muy avanzada. El hecho de utilizar pellets como combustible proporciona una serie de ventajas a este sistema de calefacción.

Los pellets son uno de los combustibles más baratos y seguros del mercado y con un gran poder calorífico que nos permitirá calentar muy rápidamente superficies muy extensas. Con respecto al precio de los pellets,  su coste es aún menor que el del gas, el gasóleo o la electricidad y además, no tiene riesgo de explosión y no produce malos olores.

Al igual que en el caso anterior, la inversión inicial necesaria para la instalación de este sistema puede ser más elevada pero el precio del combustible hará que se rentabilice con rapidez esa inversión.

Calderas de condensación a gas

Dentro de los sistemas de calefacción más eficientes y económicos también debemos valorar las calderas de condensación a gas. Estos equipos ofrecen un mayor rendimiento y un menor consumo de combustibles fósiles lo que se traduce en menos emisiones de CO2 y un ahorro importante en la factura de gas.

Esto es debido a que este tipo de calderas aprovechan gran parte del calor que se pierde en forma de vapor de agua en el humo de la combustión generando un rendimiento extra que permite consumir entre un 15 y un 30% menos de gas según el tipo y uso de instalación.

Las calderas de condensación son adecuadas para cualquier tipo de instalación, bien con radiadores o bien con suelo radiante, y en cualquier caso producen un ahorro considerable. De hecho, cuanto mayor sea el consumo de calefacción, más rentable es su uso ya que su eficiencia se maximiza cuando la instalación trabaja a menor temperatura.

Cómo aumentar la eficiencia de nuestro sistema de calefacción

Independientemente del sistema de calefacción eficiente que elijamos, existen una serie de medidas que podemos poner en funcionamiento para que el sistema que tengamos instalado en nuestra vivienda sea lo más eficiente posible. Algunas de estas medidas son:

  • Uso de termostatos; la mayor parte de sistemas de calefacción eficientes hoy en día incluyen la instalación de termostatos programables que nos permitirán hacer un uso inteligente de la calefacción, programando la temperatura adecuada (21º C) y programando su funcionamiento cuando sea necesario evitando un consumo innecesario, todo ello sin tener que renunciar al confort.
  • Comprobar que no existen pérdidas de calor; con frecuencia existen en las viviendas rendijas, ventanas o puertas mal selladas e incluso deficiencias en el aislamiento. Corregir cualquier deficiencia en este sentido será fundamental para optimizar nuestro sistema de calefacción.
  • Mantenimiento de los equipos; realizar un mantenimiento adecuado de los equipos así como purgar los radiadores para eliminar el aire sobrante de los circuitos de calefacción son operaciones necesarias antes del inicio de la temporada de calefacción.
  • Control energético; mediante la gestión energética es posible optimizar el funcionamiento del sistema de calefacción con el fin de ofrecer el confort que los usuarios necesitan sin gastar más energía de la necesaria. Esto será especialmente necesario en aquellas viviendas con instalaciones centralizadas de calefacción en las que las pérdidas de energía pueden ser superiores a las de otros sistemas individuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *