Radiadores de calefacción; ¿qué tipos hay? ¿cuál elegir?

(10 votos, media: 4,90 de 5)
Cargando...

radiadores-de-calefacción
06/11/2019

¿A la hora de optar por un sistema u otro de calefacción sabes qué tipos de radiadores de calefacción existen en el mercado y cuál elegir?

Los sistemas de calefacción son los que más energía consumen dentro de los edificios y, los radiadores de calefacción, son los elementos más comunes que podemos encontrar en la mayor parte de viviendas y, por tanto, la eficiencia del sistema de calefacción dependerá en gran medida del cuidado con el que hayan sido dimensionados, instalados y utilizados.

La buena climatización de una estancia depende de una larga lista de factores, algunos de ellos muy variables como el factor humano. Sin embargo, otros de estos factores dependen de las características tecnológicas de los equipos utilizados, como en el caso de los emisores. En este artículo ofrecemos de forma resumida, las razones por las que los radiadores son en la actualidad los emisores más utilizados, qué tipos de radiadores podemos encontrar y las ventajas que aporta cada tipo de radiadores para saber cuál elegir.

Radiadores, los emisores más utilizados

En la actualidad, los elementos emisores más utilizados en las viviendas son los radiadores, los cuales transmiten al ambiente el calor producido en la caldera a través de su superficie de intercambio, al circular el agua caliente por el interior de los mismos. Esta transmisión de calor se produce tanto por radiación como por convección.

Los radiadores son elementos eficientes, adaptables tanto en espacio como por las diferentes condiciones ambientales, de alta velocidad de respuesta, además de capaces de admitir mejoras tecnológicas como son las válvulas con cabezal termostático.

Los radiadores, trabajando a baja temperatura con generadores de alto rendimiento (calderas de condensación, bombas de calor, energía solar térmica, sistemas de energía geotérmica, etc.) permiten incrementar el ahorro de energía en las instalaciones existentes y ofrecen una de las soluciones económicamente más competitiva para las viviendas de nueva construcción.

¿Por qué elegir radiadores?

En los últimos años, los diversos cambios normativos y la necesidad de buscar la máxima eficiencia energética en nuestras instalaciones, han derivado en una serie de tendencias que favorecen la elección de los radiadores como los emisores idóneos para nuestras instalaciones de calefacción.

Los radiadores desempeñan un papel fundamental en la eficiencia y confort de una instalación de calefacción por las siguientes razones:

  • Eficiencia; la gran adaptabilidad de su potencia emitida, que está en función de la temperatura media del radiador, les da la capacidad de funcionar con una caldera de condensación o aerotermia, lo que facilita la sustitución de los equipos generadores por otros de mayor eficiencia sin necesidad de cambiar los radiadores instalados.
  • Confort estético; la extensa gama de radiadores disponibles en el mercado permite la total adaptación a cualquier espacio o diseño de la estancia.
  • Confort funcional; amplia adaptación a cualquier ambiente: toalleros, radiadores verticales, decorativos, etc. El confort térmico no está reñido con el diseño más actual.
  • Amplia gama de acabados: aluminio, chapa de acero, tubo de acero, hierro fundido, etc.
  • Respeto al medio ambiente; construidos con materiales 100% reciclables.
  • Ecológicos; los radiadores, junto con equipos generadores de alta eficiencia (calderas de condensación, bombas de calor), alcanzan un mayor ahorro de energía y menores emisiones de CO2 respecto a los demás equipos emisores de calor.
  • Posición inteligente. Instalándolos bajo ventana, los radiadores aportan la mejor solución a las nuevas exigencias de confort y ahorro de energía.
  • Ahorro; el uso de válvulas termostáticas (de obligado cumplimiento según RITE (I.T.E.1.2.4.3.2) aporta confort térmico y ahorro energético hasta un 15%, puesto que la temperatura de cada estancia es siempre constante.

Tipos de radiadores de agua caliente

Existen hoy en día diferentes tipos y versiones de radiadores y emisores térmicos para calentar el hogar que, fundamentalmente se clasifican en emisores o radiadores eléctricos y de agua caliente, aunque también pueden clasificarse en función del material en el que están fabricados o dentro de los radiadores de agua caliente, existe la división radiadores de alta y radiadores de baja temperatura de impulsión.

Aunque el objetivo de todos ellos es cumplir funciones muy parecidas, se diferencian entre ellos tanto por sus características, como materiales, formas, temperaturas óptimas de trabajo, etc.

En este artículo nos centraremos en los radiadores de agua caliente ya que son los más utilizados.

Hay que tener en cuenta que la emisión de un radiador depende de su tamaño y forma y debe ser medida siempre en un laboratorio independiente certificado acorde al sistema de temperaturas que contempla la norma EN 442, con unas condiciones de temperatura estándar.

Si la temperatura de trabajo de un radiador es distinta a la descrita por la norma, por ejemplo si se trabaja con una bomba de calor o caldera de baja temperatura, se debe realizar una corrección de la emisión del radiador según la norma EN 12831 en base a la potencia emitida con el estándar EN 442 y a la curva característica del radiador, que se expresa mediante un exponente que es diferente en cada modelo de radiador. Este exponente indica cómo se comporta cuando trabaja a distintas temperaturas de impulsión y retorno de agua.

Entre los distintos tipos de radiadores de agua caliente disponibles en el mercado podemos encontrar:

Radiadores de aluminio

Los radiadores de aluminio son los más habituales en las viviendas y ofrecen una serie de ventajas:

  • Están formados por elementos de aluminio
  • Instalación sencilla y cómoda
  • Los frontales pueden ser abiertos o cerrados
  • Potencias certificadas en EN 442
  • Exponentes entre 1,30 y 1,34
  • Presentan una buena relación radiación-convección
  • Tienen una muy alta velocidad de respuesta

Radiadores de panel de acero

Son emisores cuyo reducido espesor los define como una lámina de agua caliente radiante. Presentan las siguientes características:

  • Están formados por paneles de chapa
  • Disponen de aletas traseras y permiten la posibilidad de estructuras dobles
  • Los frontales pueden ser lisos o acanalados
  • Potencias certificadas en EN 442
  • Exponentes entre 1,30 y 1,32
  • Presentan una buena relación radiación-convección
  • Existe una amplia gama de paneles estándar
  • Tienen una muy alta velocidad de respuesta

Radiadores de hierro fundido

Los radiadores de hierro fundido presentan una elevada resistencia a la corrosión por lo que su vida útil es ilimitada. Además, presentan otra serie de ventajas:

  • Con estética retro o frontal moderno
  • Potencias certificadas en EN 442
  • Exponentes entre 1,26 y 1,31
  • Presentan una muy buena relación radiación-convección
  • Tienen una velocidad de respuesta media.

Radiadores de diseño

Son radiadores que se adaptan a diversos estilos de diseño fabricados en distintos formatos y modelos. Sus principales características son:

  • Están formados por tubos de acero soldados
  • Permiten una multitud de diseños y fabricación a medida
  • Permiten alturas y longitudes de hasta 6 metros
  • Potencias certificadas en EN 442
  • Exponentes entre 1,20 y 1,32
  • Presentan una excelente relación radiación-convección
  • Tienen una muy alta velocidad de respuesta

Radiadores toalleros

Este tipo de radiadores se presentan como la solución idónea para calentar el baño. Sus principales características son:

  • Están formados por tubos de acero soldados
  • Permiten una multitud de diseños
  • Potencias certificadas en EN 442
  • Exponentes entre 1,23 y 1,28
  • Presentan una excelente relación radiación-convección
  • Tienen una muy alta velocidad de respuesta

Convectores 

Este tipo de emisores presentan las siguientes características:

  • Están formados por una carcasa con un convector en el interior
  • Potencias NO certificadas en EN 442 (producto fuera de la Norma EN)
  • Exponentes mayores de 1,35
  • Casi exclusivamente convección
  • Tienen una muy alta velocidad de respuesta
  • Presentan la posibilidad de refrescamiento
  • Se pueden instalar bajo suelo, empotrados en la pared en torreta, por lo que son muy utilizados en aquellos ambientes donde el diseño y la estética son importantes
  • Su instalación puede ser algo más compleja

En definitiva, todos estos radiadores son válidos para trabajar a baja temperatura y proporcionar elevados niveles de confort por su elevada velocidad de respuesta. Son radiadores que se adaptan con facilidad a cualquier ambiente y con posibilidad de regulación lo que favorece un menor consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *