Ahorrar gracias a las luces inteligentes

Hoy en día la palabra “ahorro” significa mucho para cualquier consumidor. Todos, en nuestra vida cotidiana, buscamos gastar menos sin que por ello tengamos que renunciar a la calidad del producto a consumir. En el tema de la electricidad también buscamos ahorrar, todos desearíamos que  nuestra factura de la luz fuera más barata y ahora, gracias al gran desarrollo tecnológico que dentro de este campo se ha producido, es posible.

En estos últimos tiempos y con la vida frenética que llevamos los ciudadanos de a pie es normal que, de vez en cuando, tengamos despistes y se nos olvide apagar alguna luz al salir de casa o dejemos la televisión encendida por la noche. Bien sea por despiste o comodidad todas estas pequeñas acciones hacen aumentar la factura de la luz mes a mes.

Pero para evitar este tipo de cosas están las nuevas tecnologías, y en los últimos años en el ámbito de la electricidad están muy desarrolladas. Hoy en día, tenemos múltiples opciones para ahorrar algo de dinero en la factura de la luz. Estas opciones son las llamadas luces inteligentes y  dentro de todas las posibilidades que abarcan las  luces inteligentes cabe destacar principalmente los enchufes conectados y las bombillas conectadas, las reglas con IFTTT o las llamadas “bombillas infinitas”.

Bombillas “infinitas”

Son bombillas que pueden ser reparadas ofreciendo una garantía de diez años, lo que supone un  ahorro cercano al 96% en comparación con las bombillas tradicionales.

La firma iWop es la que comercializa estas bombillas y se venden a un precio de poco más de 29 euros.

Bombillas conectadas

Para ahorrar luz lo más importante es controlar tanto el apagado como el encendido de las luces de tu casa. Las bombillas conectadas es una opción muy interesante para esto. Son bombillas de bajo consumo que permiten ser operadas desde el móvil o en base a escenarios.

Se basa en aplicaciones móviles desde las que se establecen reglas básicas como el apagado y encendido de las luces a determinadas horas del día. También se puede programar la intensidad de la luz dependiendo de cada hora. De esta forma podemos asegurarnos que no consumimos más luz que la estrictamente necesaria.

El modelo más popular entre las bombillas conectadas es Hue de la marca Philips que cuentan con packs desde los 67 euros. Aunque hay muchas alternativas a elegir dentro de este mercado.

Enchufes conectados

Es lo ideal para saber cuánto consume cada dispositivo del hogar. Son una red de equipos conectados por el hogar que consumen sólo lo necesario. Estos dispositivos ofrecen una lectura real del consumo eléctrico y el usuario, gracias a las aplicaciones móviles, podrá conocer tanto el consumo real como cuando ha acabado un ciclo (de la lavadora, por ejemplo) y así poder apagarlo sin necesidad de estar en su casa. Todo un avance tecnológico.

Reglas con IFTT

El servicio web de reglas IFTT también contribuye al ahorro eléctrico. Este servicio cuenta con una sección dedicada a todo lo que se puede hacer con los dispositivos conectados. De esta forma se pueden configurar reglas genéricas  que conecten todos los dispositivos cuando el usuario este de vuelta en su casa o que apaguen todos los dispositivos cuando el usuario se vaya de casa.

Con el servicio de reglas IFTT se pueden apagar por la noche todos los dispositivos que no se utilicen pudiendo ser encendidos de nuevo a la mañana siguiente.

Son nuevas tecnologías gracias a las cuales se consume menos y se desaprovecha menos energía. Como podemos comprobar ahorrar en la factura de la luz es posible y está al alcance de nuestras manos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *