El comercio ilegal de gases refrigerantes en la UE: un reto medioambiental y económico

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

comercio ilegal gases refrigerantes
27/01/2021

El comercio ilegal de gases refrigerantes en la Unión Europea, y su impacto medioambiental y económico para España, ha centrado el último encuentro digital organizado por Europa Press.

El evento digital ha contado con la participación de Pilar Jurado, directora del departamento de Aduanas de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria; Susana Rodríguez, miembro de la junta directiva de CNI; y Murli Sukhwani, director general para EMEA FluoroChemicals de Chemours y presidente del área de Datos e Investigación del Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos (EFCTC).

Comercio ilegal de gases refrigerantes

En 2015 entró en vigor un nuevo reglamento europeo que tiene como objeto la eliminación del 79% de estos gases refrigerantes por motivos medioambientales en 2030. Para ello se estableció un sistema de cuotas de las importaciones con limitaciones periódicas a la baja de los volúmenes permitidos cada tres años. Sin embargo, en este contexto es donde surge el mercado negro que pretende burlar esta limitación.

El mercado ilegal ha persistido desde entonces y ha ido en aumento en Europa, estimándose, según los últimos datos disponibles, que las importaciones ilegales de refrigerantes podrían representar un tercio del mercado europeo permitido, unos 34 millones de toneladas equivalentes de CO2. Una cifra que se teme vaya en aumento, ya que este mismo año entran en vigor nuevas cuotas de reducción de importaciones de estos gases.

Reglamento europeo

Respecto al reglamento de 2015, Murli Sukhwani ha señalado que presenta unos objetivos muy ambiciosos por la importancia de estos gases en ámbitos como la refrigeración en la cadena de frío y en las espumas aislantes que consiguen una eficiencia energética en la industria de la construcción, entre otras aplicaciones.

“Entre los retos del reglamento europeo está la protección del medio ambiente y el impulso de soluciones más sostenibles. Y al mismo tiempo garantizar la competencia en todos los eslabones de la cadena de valor. Para ello se ha puesto en marcha una reducción periódica de cuotas que nos lleva hasta 2030, cuando se habrán reducido las emisiones en un 79% si se cumplen los objetivos”, ha apuntado Sukhwani.

Seguimiento y vigilancia

El presidente del EFCTC también ha destacado que para conseguirlos objetivos que marca el nuevo reglamento la industria se ha preparado, invirtiendo en I+D, equipos, formación y divulgación a usuarios finales.

“El reglamento está correctamente implementado, pero el problema radica en su seguimiento y vigilancia. El marco sancionador para quienes no cumplen el reglamento es diverso y no es lo que cabría desear. Además, el intercambio de datos entre entidades y Agencias Públicas no es estándar. En este contexto ha surgido un mercado ilegal que está floreciendo en todos los países de la UE”, afirma Sukhwani.

Mercado ilegal

Según Sukhwani, “el mercado ilegal de gases refrigerantes se centra en el producto que viene a la UE. Hay una variación de 19 millones de toneladas entre la cantidad que China exporta a la UE y lo que reporta la UE en sus estadísticas oficiales. Además, hay que tener en cuenta el producto que se filtra por el Este de Europa a la UE”.

“Estamos hablando de un tercio de la cuota permitida, unos 34 millones de toneladas de CO2. La Comisión finalmente se ha dado cuenta de el problema que supone y la necesidad de atajarlo. En este sentido, el EFCTC busca aumentar la sensibilidad de todas las cadenas de valor. Pedimos que se denuncie a través de una línea directa que hemos puesto en marcha desde el Comité Técnico, conectada directamente con la Agencia de Investigación, y que es anónima y confidencial”, señala el presidente del EFCTC.

Visión de los instaladores

Por su parte, Susana Rodríguez ha ofrecido la visión de las 15.000 empresas instaladoras autorizadas quien, a su juicio, son quienes están pagando las consecuencias del comercio ilegal de gases refrigerantes.

“En los últimos años los instaladores hemos hecho nuestros deberes. Nos hemos formado e informado, y hemos invertido en nuevas tecnologías y nuevas praxis, lo que ha supuesto un gran coste a nivel administrativo”, ha señalado Rodríguez.  

Cómo frenar el mercado negro

En este sentido, Rodríguez ha manifestado que “Si no hay demanda, no hay mercado negro. Hay que entender el mercado normativo desde todos los actores que estamos en la cadena de valor: instaladores, Administración y Fabricantes. Si al final seguimos manteniendo una subida de precios porque va a escasear el gas, estamos motivando a que el mercado ilegal siga existiendo. Y si queremos parar el mercado negro hay que poner en valor el instalador que tiene CAF y reeducar al usuario final”.

Respecto a otras medidas para frenar esta situación, Rodríguez ha señalado la posibilidad de incentivar el cambio de instalaciones, premiar buenas praxis y aumentar la formación e información sobre los riesgos de este mercado. Además, la representante de la junta directiva de CNI también apuesta por extender la vigilancia y el control en las instalaciones. “Debemos ayudar y proteger a quien quiera contribuir a una sociedad responsable”, ha concluido.

Visión de la Administración

Pilar Jurado, directora del departamento de Aduanas de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, ha señalado que “el reglamento está bien pensado desde la perspectiva medioambiental, pero todo el sistema hay que aplicarlo a las aduanas. El papel de las aduanas es controlar, con la declaración que hacen los importadores, que están registrados. El reglamento establece, pues, un sistema de control pero las aduanas solo pueden controlar la cuota total que tiene un importador”.

Asimismo, según afirma Jurado, “el reglamento también posibilita que una empresa pequeña esté importando repetidamente pequeñas cantidades por varios sitios porque no hay que olvidar que la UE es una única unión aduanera. Alguien que quiera hacer algo ilegal puede hacerlo”.

“Hay también un último aspecto a tener en cuenta y es la dificultad de ceder información por la protección de datos, ya que las aduanas no están habilitadas para hacerlo por la normativa reguladora. Por ello, aunque compartimos información de manera generalizada, no se pueden compartir datos, lo que reduce la efectividad de estos controles”, apunta la directora de Aduanas de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Contener el mercado ilegal

En cuanto a las ideas para contener el mercado ilegal, Murli Sukhwani ha apuntado la posibilidad de que los agentes de aduanas tengan acceso al registro electrónico donde están las cuotas a través de un software adecuado.

Otra opción que ya se está desarrollando por parte del Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos son los seminarios informativos. Se han llevado a cabo en una decena de países de la UE. Y en ellos el Comité Técnico ofrece su conocimiento y se intercambian ideas en el idioma propio de cada país. El objetivo, según ha señalado Sukhwani es “un aumento de la sensibilidad ante este problema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *