Bioconstrucción: Casas sanas y ecológicas que ahorran recursos

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Bioconstrucción: Casas sanas y ecológicas que ahorran recursos

La bioconstrucción es una apuesta por una edificación sostenible basada en la utilización de materiales que produzcan un bajo impacto en el medio ambiente. Se trata básicamente de crear un entorno saludable para las personas evitando la utilización de materiales y productos tóxicos utilizados habitualmente en la construcción de viviendas. Edificar puede producir un gran impacto en el medio ambiente, por ello, es importante hacerlo de una forma sostenible y ecológica.

El concepto de la bioconstrucción, aunque parezca algo novedoso y moderno, lleva siglos existiendo. El primer refugio del hombre fue la caverna, luego llegaron las casas de paja y barro, arcilla, piedra, por no hablar del adobe que utilizaban nuestros antepasados, perfecto aislante del frío y calor y que, aún hoy en día, mantienen algunas casas.

Bioconstrucción

Photo by Archit Dharod on Unsplash

 

En la actualidad, el concepto de bioconstrucción ha evolucionado mucho y ya no se trata de una simple arquitectura de barro.

Una vivienda ecológica construida con criterios de bioconstrucción dispone de los mismos adelantos que una convencional con la ventaja de que está basada en el respeto al medio ambiente y a nuestra salud.

Las construcciones actuales se caracterizan por estar edificadas con materiales de construcción que pueden contener materiales pesados como el cromo o el zinc. Además, las pinturas, barnices e incluso determinados aislantes contribuyen a incrementar la contaminación del aire interior y por tanto, generan un entorno nocivo para nuestro bienestar.

Utilizar materiales reciclables, no adulterados, reutilizables y poco contaminantes tanto para la construcción como para  la reforma de una vivienda ayuda a crear un hogar más sano y ecológico.

Para la estructura se puede optar por materiales como la piedra, bloques y ladrillos de cerámica, adobe o madera en función del diseño de la vivienda y de los materiales propios de la zona geográfica en la que esté ubicada la vivienda. Los aislamientos también son un elemento fundamental en la bioconstrucción y por tanto lo aconsejable será optar por utilizar materiales naturales como corcho, celulosa, fibras vegetales (cáñamo, madera, lino, fibra de coco, paja y algodón) Los paramentos, tanto exteriores como interiores, pueden ser trabajados con morteros de cal, yesos naturales o arcillas; los dos primeros son fáciles de encontrar y de aplicar. Ventanas, puertas y vigas deben ser de madera tratada con productos naturales y provenientes de talas controladas

Actualmente, en el mercado existe un amplio abanico de opciones que abarcan materiales (pinturas, barnices…)  de gran calidad, ecológicos fáciles de aplicar y a precios muy competitivos.

Eficiencia energética dentro del hogar

Uno de los valores principales de la bioconstrucción es el aprovechamiento máximo de la eficiencia energética y la optimización de los recursos naturales dentro de nuestras viviendas.

Cosas simples como tener un aislamiento adecuado en las paredes del hogar que permita almacenar el calor del sol pero que a su vez no deje pasar demasiado es importante.

Hay que mantener el ambiente del hogar entre 18 y 22 grados y tener una buena calidad del aire con menos CO2.

Importante, minimizar el consumo de energía artificial  aprovechando fuentes de energía renovables. Utilizar la luz solar como elemento principal de iluminación nos aportará un ahorro importante.

Cuidar el tratamiento del agua de un hogar, hacer un uso responsable y austero de él. Separar las aguas de lavabo, fregadero y ducha de las del inodoro para tratarlas de forma eficiente.

La manera de aprovechar todos estos recursos se relaciona directamente con el diseño tanto interior como exterior de la vivienda ya que debe estar orientado a buscar el máximo nivel de confort para sus habitantes y convertirse en un espacio práctico y coherente, integrado siempre en su entorno.

Biocostrucción

Photo by Alessandra Caretto on Unsplash

Tomar este tipo de medidas y construir o reformar de forma eficiente sin agotar los recursos para conseguir un hábitat saludable es la base de la bioconstrucción

Vivimos en un mundo en el que se apuesta por la sostenibilidad es ineludible. La bioconstrucción ha llegado para hacernos entender que se pueden construir casas ecológicas y eficientes en las que no haya que consumir energía de forma innecesaria para calentarlas o enfriarlas. En definitiva, construir bien  y de forma natural para generar un ambiente interior confortable y sobre todo saludable.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas