¿Es perjudicial el gas radón para la salud? Barrera de protección al gas radón de Soprema

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

barrera de protección al gas radón
01/10/2020

Cada vez con más frecuencia oímos hablar del gas radón, pero ¿sabemos qué es? ¿Es perjudicial para la salud? ¿Se pueden instalar barreras de protección al gas radón?

El gas radón es un gas inerte, invisible, inodoro e insípido, perteneciente a la familia de los gases nobles o gases raros. Su origen es natural y lo podemos encontrar en la naturaleza en tres isótopos, aunque el Rn-222 es el que denominamos específicamente radón.

El gas radón se forma a partir de la desintegración del Radio (Ra-226) y forma parte, junto a éste último, de la cadena de desintegración del Uranio (U-238), metal que se encuentra de forma natural en suelos y rocas. El gas radón, por su parte, tiene una vida media de 3,8 días y pasa del suelo al aire con facilidad, donde se desintegra y emite partículas radiactivas. Cierta cantidad de este gas puede encontrarse en casi todas partes y forma parte de la radioactividad natural que hay en todo el planeta.

El gas radón ha ido aumentando su interés desde los últimos años, ya que cada vez somos más conscientes del peligro de su acumulación en lugares cerrados y habitables, como viviendas, escuelas y lugares de trabajo, y de las consecuencias que puede tener para la salud de las personas.

¿Es perjudicial el gas radón para la salud?

Al aire libre, las concentraciones de gas radón que podemos encontrar son muy bajas y no suelen representar ningún problema para la salud, pero en espacios cerrados pueden llegar a representar un problema grave. Para la mayoría de las personas, la principal exposición al radón se produce en la vivienda, y, según la OMS, la acumulación de radón en los hogares sería la segunda causa más importante de cáncer de pulmón después del tabaco.

El radón se filtra en las viviendas por difusión o convección, a través de grietas, juntas, huecos de tuberías o cables, poros, sumideros o desagües. El radio (Ra-226), del cual procede el gas radón, está presente en la composición de determinados materiales como son los suelos terrestres, principal origen del radón y en los cuales su presencia puede ser mayor o menor según el tipo de roca. También encontramos su presencia en el agua, al disolverse en ella en corrientes subterráneas, o en materiales de construcción, al usarse materias primas con contenidos de radio en el proceso de fabricación.

Cómo detectar concentraciones de gas radón

El gas radón no puede ser percibido por nuestros sentidos, la única forma de saber si existe una concentración de radón elevada y peligrosa para nuestra salud es mediante la medición.

Además, como las concentraciones de gas radón fluctúan dentro de un mismo espacio interior, lo aconsejable es calcular la concentración media anual del aire interior. Hay que tener en cuenta que los sótanos y plantas bajas siempre presentan más concentración de radón por su proximidad con el suelo.

Por otro lado, al tratarse de un gas noble no puede eliminarse químicamente, lo cual obliga a buscar soluciones constructivas reductoras de la concentración de radón, como son sistemas de extracción, presurización y sistemas barrera.

En España existen zonas geográficas en las que podemos encontrar edificios con niveles más elevados de gas radón, y otras con concentraciones mucho más bajas. Esto es debido sobre todo a la geología del lugar.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha desarrollado una cartografía del potencial de radón en España, categorizando las zonas del territorio español en función de sus niveles de radón y, en concreto, identificando aquellas en las que un porcentaje significativo de las viviendas presenta concentraciones superiores a 300 Bq/m3.

Normativa gas radón – CTE DB HS

En el marco del contexto actual, el Documento Básico de Salubridad (DB-HS) del nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) aprobado el pasado mes de diciembre de 2019, el Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre introduce una serie de cambios con la finalidad de mejorar las prestaciones de los edificios para garantizar la salud, el confort y la seguridad de los ciudadanos.

El peligro que supone el gas Radón para la salud es bien conocido por todos y en ese sentido, el nuevo CTE incorpora como Anejo II una nueva Sección “Protección frente a la exposición al radón”.

La nueva sección del «Documento Básico de Salubridad», la sección HS6 «Protección frente a la exposición al radón» es una trasposición parcial de la Directiva 2013/59/EURATOM del Consejo, de 5 de diciembre de 2013, por la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes.

En la nueva sección del Documento Básico de Salubridad, la sección HS6 ‘Protección frente a la exposición al radón’, se establece el nivel nacional de referencia para las concentraciones de gas radón en recintos cerrados y se recogen las medidas reglamentarias para limitar la penetración del radón en los edificios en función del municipio en que se ubiquen estos.

Esta modificación responde a un problema de sanidad pública que también viene marcado por la UE, limitando la concentración a 300 Bq/m3 para minimizar los riesgos de cáncer de pulmón, enfermedad asociada al mismo.

El ámbito de aplicación de esta medida será, por un lado, en los espacios en contacto con el terreno en los edificios de nueva construcción, o intervenciones en edificios existentes, situados en los términos municipales definidos en el apéndice B del propio documento. En éste, se definen dos zonas (Zona I y Zona II) para las cuales se determinan medidas específicas de protección.

En los municipios definidos dentro de la Zona I se debe disponer de una barrera de protección que limite el paso del gas radón entre el terreno y los locales habitables del edificio. De manera opcional se podrá configurar una cámara de aire ventilada para mitigar la entrada del gas, como medida de mejora.

En los municipios de la Zona II además de la barrera de protección se debe disponer de un espacio de contención ventilado de manera natural o mecánica conectado con el exterior.

Todas estas configuraciones se encuentran descritas en el documento, definiendo específicamente la característica de la barrera de protección o cálculo para su dimensionado, así como cada uno de los elementos alternativos o de mayor exigencia.

Soprema dispone de la Barrera de protección TEXSELF GS 1.5, una lámina autoadhesiva especialmente diseñada para cumplir las exigencias de transmisión de gas radón y que asegura la alta adherencia en los solapes, los cuales aseguran la continuidad de la protección. La hoja de aluminio de 50 micras es de los materiales más efectivos como barrera a diferentes gases y vapor de agua.

Barrera de protección al gas radón TEXSELF GS 1,5

Desde Soprema Iberia presenta la lámina autoadhesiva TEXSELF GS 1,5: Lámina impermeabilizante autoadhesiva de betún elastómero con armadura de film de polietileno adherido a una hoja de aluminio de 50 micras y con plegabilidad en frío ≤ a -25°C. Especialmente diseñada para cumplir las exigencias de protección contra la transmisión del gas radón.

Entre las principales ventajas de esta lámina destacan:

  • Excelente barrera al gas radón
  • La armadura de film de polietileno adherida a una hoja de aluminio de 50 micras, proporciona una excelente combinación de propiedades mecánicas y de barrera contra gases y vapor de agua
  • Magnificas propiedades mecánicas, especialmente una elevada capacidad de elongación (> 300%), lo que permite que la lámina tenga una gran capacidad de absorción de movimientos
  • Facilidad de adaptación a los soportes más difíciles (con elevado número de esquinas, bajantes y puntos de singulares) gracias a la gran adaptabilidad de la armadura de polietileno. Máxima simplicidad de colocación: se aplica de forma rápida, limpia, y sin necesidad de herramientas especiales.
  • Adhesión sencilla al substrato previa aplicación de una imprimación asfáltica.
  • Los solapes se realizan por simple contacto y presión.
  • No se necesita soplete; para la aplicación de TEXSELF GS 1,5 sólo son necesarios cepillo, cortador de cuchilla y rodillo de caucho.
  • Seguridad en la aplicación; mínimo riesgo de incendio porque no se usa fuego.
  • Lámina flexible, que absorbe con facilidad los movimientos del soporte.
  • Packaging que incluye información de sus diferentes aplicaciones y ventajas, a la vez que protege el estado de la membrana.

Aplicaciones de la lámina TEXSELF GS 1,5

TEXSELF GS 1,5 tiene como principales aplicaciones:

  • Especialmente indicada en áreas donde en el subsuelo existan niveles altos de gas metano (áreas con descomposición de productos orgánicos…)
  • TEXSELF GS 1,5 también actúa como barrera contra gas Radón en áreas donde el suelo contiene concentraciones de este gas.
  • Como barrera anti metano en cámaras frigoríficas
  • Como barrera anticapilaridad en muros enterrado
  • Como barrera de vapor en cubiertas.

Puesta en obra de la lámina TEXSELF GS 1,5

Con respecto a su puesta en obra, TEXSELF GS 1,5 se colocará debajo de la solera en contacto con el terreno previa colocación del drenaje y/o una capa de regularización como soporte de la lámina o adherido directamente sobre el soporte en muros y cubiertas.

En cuanto al soporte; la superficie donde se va a aplicar deberá estar limpia de polvo, materiales sueltos o mal adheridos, residuos grasos o antiadherentes y cualquier suciedad en general. La presencia de cantos vivos y objetos punzantes deben ser evitados.

Se aplicará imprimación para favorecer la adherencia de la lámina, se aplicará EMUFAL o SOPRADERE sobre el soporte, dejando secar completamente, aproximadamente 24 horas.

Para su aplicación deberán seguirse los siguientes pasos:

  • Sacar el film siliconado antiadherente de la cara inferior y colocar la lámina sobre la superficie previamente imprimada.
  • Presionar la lámina contra el substrato con un cepillo partiendo del centro y hacia fuera, para evitar la formación de burbujas.
  • El solape será de 8 cm, y se ejecutará presionando fuertemente (una vez eliminado el plástico siliconado) sobre la lámina superior, con un rodillo de caucho, prestando especial atención a los encuentros de tres láminas.
  • TEXSELF GS 1,5 no se debe colocar por debajo de 5ºC. Dependiendo de la temperatura, viento, humedad puede requerir un precalentamiento del producto.
  • TEXSELF GS 1,5 no debe quedar expuesto a la intemperie; la lámina deberá protegerse de la acción del sol.

La puesta en obra y definición de detalles se llevarán a cabo de acuerdo con los lineamientos de la norma UNE 104401:2013.

Sistema barrera de protección al gas radón de Soprema (adaptado a nuevo DB-HS 6)

Soprema lanza dos sistemas de impermeabilización y barrera al gas radón (o metano) perfectamente alineados con las exigencias del nuevo DB HS6. Ambas soluciones responden a las premisas básicas que establece la misma normativa:

  1. Garantizar el nivel de referencia para el promedio anual de concentración de radón en el interior de los recintos habitables de 300 Bq/m3.
  2. Una solución para responder a las características del punto 3.1 del DB, en municipios de nivel I
  3. Una solución para responder a las características del punto 3.2 del DB, en municipios de nivel II, donde se requiere de un espacio de contención ventilado.
sistemas de barrera contra gas radón
sistema de barrera colocado bajo solera y por exterior de muro y sistema de extracción por arqueta captadora

¿Qué aporta la barrera de gas radón TEXSELF GS 1,5 respecto a otras barreras de estanqueidad?

Las principales diferencia de la barrera de gas radón TEXSELF GS 1,5 respecto a otras barreras de estanqueidad son:

  • La lámina está formada principalmente por 1,5 mm de mástico bituminoso elastomérico (SBS), con una armadura de film de polietileno (PE) de baja densidad adherido a una hoja de aluminio de 50 micras en su cara superior. La membrana, además, es autoadhesiva, con un acabado de film siliconado fácilmente extraíble en la cara inferior, que permite una instalación fácil.
  • A diferencia de otras membrana, la incorporación del metal aluminio al complejo aumenta en mucha medida, la característica barrera de gas, puesto que el metal es el elemento más estanco posible. Mientras que la fórmula mástico bitumen elastoméro autoadhesivo, garantiza al máximo la estanqueidad de las juntas, que se considera el punto más crítico del sistema.

Efectividad de la barrera

La efectividad de la barrera se estima por la reducción de concentración de radón en el interior tras su incorporación al sistema constructivo.

El complejo bitumen / film de Polieteileno (PE) / aluminio de 50, proporciona una excelente combinación de propiedades mecánicas y de barrera contra gases. Sus valores de ensayo de laboratorio están en Coeficiente de difusión al radón < 1,6*10-12 m²/s según método K124/02/195 (<2,0*10-12 m²/s en juntas). Valores muy favorables respecto a los exigidos en el punto 3.1.1 del DB-HS 6, donde se exige que las barreras se tipo lámina tengan un coeficiente de difusión frente al radón menor que 10-11m2/s.

Estos mismos valores de ensayo garantiza un valor medio de concentración de Gas Radón en un recinto, durante 24h, de menos de 50 Bq/m3. Muy por debajo del valor limitante anual de 300 Bq/m3.

Cabe decir, que los parámetros ambientales influyen en la concentración de radón interior. Por ello, las curvas de concentraciones ofrecen unas oscilaciones diarias en función de las temperaturas exteriores y presiones atmosféricas. También varían las concentraciones en periodos más largos debido a la presencia de lluvias o cambios en la presión atmosférica. Esto puede motivar variaciones los valores medios de concentración.

Imagen de la portada:

  1. Terreno
  2. Estructura enterrada
  3. Imprimación: EMUFAL PRIMER
  4. Barrera antigas: TEXSELF GS 1,5mm
  5. Capa antipunzanamiento: TEXXAM 1500
  6. Drenaje: Drentex Impact 100
  7. Terreno

Más información:

soprema logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *