Advertisement

El uso del ozono en instalaciones de climatización

(4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

uso-de-ozono-en-instalaciones-de-climatizacion
14/05/2020

Ante la creciente tendencia del uso del ozono en instalaciones de climatización, especialmente mediante su utilización para la desinfección y limpieza de conductos como tratamiento preventivo frente al COVID-19, CNI desaconseja su uso ya que se está utilizando como viricida, sin estar constatado que lo sea, lo que puede suponer una falsa sensación de seguridad a los ciudadanos.

Por este motivo, desde CNI se quiere alertar sobre esta situación trasladando a instaladores y usuarios la siguiente información:

Qué es el OZONO y uso


El ozono es un potente desinfectante que pertenece al grupo 1 de biocidas “desinfectantes y biocidas de uso general” (existen hasta 19 tipos) y dentro de este grupo al Tipo de producto 2 (TP2): Desinfectantes utilizados en los ámbitos de la vida privada y de la salud pública y otros biocidas: Productos empleados para la desinfección del aire, superficies, materiales, equipos y muebles que no se utilicen en contacto directo con alimentos.

El Reglamento Europeo 528/2012 sobre comercialización y uso de biocidas recoge su ámbito de aplicación e incluye los sistemas de aire acondicionado para la desinfección del aire (eliminación de bacterias, hongos, virus y esporas).

Debido a la inestabilidad del compuesto, en este tipo de aplicaciones, éste debe ser producido en el sitio de aplicación mediante unos generadores. El funcionamiento de estos aparatos es sencillo: pasan una corriente de oxígeno a través de dos electrodos. De esta manera, al aplicar un voltaje determinado, se provoca una corriente de electrones en el espacio delimitado por los electrodos, que es por el cual circula el gas. Estos electrones provocarán la disociación de las moléculas de oxígeno que
posteriormente formarán el ozono.

Quién puede aplicar un tratamiento de ozono

  • Los tratamientos de ozono sólo pueden ser aplicados por empresas incluidas en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB), (Orden SCO 3269/2006).
  • Los tratamientos de ozono deben ser aplicados por personal cualificado y técnico competente de acuerdo con los arts. 3,4,5 y 6 del RD 830/2010 de capacitación para realizar tratamientos de biocidas y Norma UNE 400-201-94, recomendaciones de seguridad en generadores de ozono para tratamiento de aire.
  • No se puede aplicar en presencia de personas y se deberá ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.

Riesgos del OZONO

En el inventario de clasificación de la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) se notifica la clasificación de esta sustancia como peligrosa por vía respiratoria, irritación de piel y daño ocular. Esta clasificación como agente irritante se refiere exclusivamente a sus concentraciones en aire, es decir, a los problemas derivados de su inhalación, que dependen de la concentración a la cual las personas están expuestas, así como del tiempo de dicha exposición.

La normativa emitida por la OMS recomienda una concentración máxima de ozono en aire, para el público en general, de 0,05 ppm (0,1 mg/m3). Los riesgos son exclusivamente aquellos derivados de una exposición a concentraciones elevadas, que provocará la irritación de las mucosas y cuyo mayor riesgo será la agravación de problemas en personas de riesgo (ancianos, personas con problemas respiratorios y niños).

Uso del OZONO como viricida

Los productos biocidas desinfectantes frente al virus, deben cumplir con la norma UNE-EN-14476 y esto debe constar en su ficha de seguridad y en la ficha de registro del Ministerio de sanidad. El ozono no se encuentra incluido en el listado de desinfectantes con eficacia viricida certificada, publicado por el Ministerio de Sanidad, https://bit.ly/3dEc9Vy

El Ministerio de Sanidad ha emitido una nota sobre el uso de productos biocidas para la desinfección del COVID-19 donde advierte de los riesgos para las personas derivados de su uso

La Sociedad Española de Sanidad Ambiental y ANECPLA Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental desaconsejan su uso en la desinfección del aire y superficies frente al SARS-CoV-2.

Existen estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que demuestran la eficacia del ozono contra determinados coronavirus en el agua, pero no habla del aire.

Medidas recomendadas por CNI para purificar el aire y prevenir la contaminación en los equipos de aire acondicionado

Con el fin de purificar el aire eliminando las posibles gotículas y prevenir la contaminación, C N I recomienda lo siguiente:

  • Si el usuario no se halla en las instalaciones, se puede aprovechar para hacer una limpieza de conductos de distribución de acuerdo con la periodicidad definida en la norma UNE 100012 “Higienización de sistemas de climatización” según el uso del edificio.
  • Analizar la posibilidad de incluir en las unidades de tratamiento de aire filtros F9 analizando la pérdida de carga adicional y la curva del ventilador.
  • En caso de existir recuperador parar aquellos que puedan implicar contaminación por “by pass” en UTA,s de aire exterior o en los que llevan recirculación que no consigue una correcta filtración.
  • Analizar la posibilidad de introducir cajas de filtración F9 en falsos techos de ciertas zonas en las que no se consigue una adecuada ventilación para filtrar y retener las gotículas.
  • Analizar la posibilidad y conveniencia de instalar lámparas UV-C.
cni-logo-2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *