El tercer Barómetro de Arquitectura y Edificación, del tercer trimestre de 2021, refleja una modesta recuperación

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

barometro-arquitectura-2021-cscae
17/11/2021

El Consejo Superior de los Colegios de Arquitectura de España (CSCAE) ha presentado los resultados del tercer Barómetro de Arquitectura y Edificación, correspondiente al tercera trimestre de 2021, en el que se confirma la senda de recuperación, con un incremento del 4,86% de la superficie visada respecto al mismo periodo de 2019. La mayor actividad se registra en el ámbito de la rehabilitación y aumenta también la confianza de los arquitectos respecto a la evolución a corto plazo. Además, más de la mitad de los profesionales ha observado que la pandemia ha influido en el tipo de encargos en edificación.

Tercer Barómetro de Arquitectura y Edificación de 2021

Lluis Comerón, presidente del CSCAE, presentó el tercer Barómetro de Arquitectura y Edificación correspondiente al tercer trimestre de 2021, en el que la superficie de obra nueva y rehabilitación refleja que se mantiene la senda de recuperación en el sector del primer semestre del año, aunque de forma moderada. En comparación con el tercer trimestre de 2019 ha aumentado un 4,86%, una cifra que aumenta hasta el 22,21% si se compara respecto al mismo periodo de 2020.

En obra nueva, tanto residencial como no residencial, la superficie visada ha aumentado un 7,15%. Sin embargo, y pese a la mejora, en el cómputo global, representa una caída del 4,53% respecto a 2019.

Obra nueva residencial y no residencial

En obra nueva residencial, el tercer trimestre de 2021, se han visado más de 4.841.000 m2, lo que supone un 8,34% más que en el mismo periodo de 2019. Esto supone un incremento del 24,72% respecto al tercer trimestre de 2020.

Y en cuanto a obra nueva no residencial, el volumen visado (más de 1.389.000 m2) ha aumentado en el tercer trimestre del año en un 3,21% respecto al mismo periodo de 2019, mejorando respecto al trimestre anterior. Sin embargo, en comparación con 2020, representa una caída del 10,76%, influido por grandes operaciones.

Rehabilitación residencial y no residencial

Respecto a rehabilitación residencial y no residencial, hasta septiembre, los casi 5,7 millones de m2 visados suponen un incremento respeto al mismo periodo de 2019, y un 32,71% en comparación con 2020.

Si hablamos de la evolución de la rehabilitación residencial, la superficie visada entre julio y septiembre ha experimentado un incremento del 52,57% respecto al mismo periodo de 2019 y comparado con 2020 el aumento es del 74,43%, si bien hay que considerar la circunstancia atípica de la pandemia.

En rehabilitación no residencial, aunque los más de 974.000 m2 visados suponen un aumento de casi el 355 respecto a 2020, se contempla una caída del 29,32% respecto al mismo periodo de 2019, aunque podría ser debido por operaciones de carácter puntual y no como una tendencia.

Número de viviendas

En el tercer trimestre del año se han visado 27.292 viviendas nuevas, lo que supone un aumento del 14,14% respecto a 2019 y del 26,22% en comparación con el mismo periodo de 2020. Hasta septiembre, el aumento es de un 1,29% y del 19,35% si se compara con 2020.

En cuanto a rehabilitación, se constata que se sigue comportando mejor que la obra nueva, lo que demuestra su potencial”, señala Lluis Comerón. Así, en el tercer trimestre del año se han visado 8.487 viviendas para rehabilitar, lo que supone un 14,6% más que en 2019 y un 49,6% más que en el mismo periodo de 2020. Hasta septiembre, supone un aumento del 27,59% respecto a 2020 y del 17,87% en comparación con el mismo periodo de 2019.

Obra nueva por Comunidades Autónomas

La recuperación del sector, tanto en obra nueva como rehabilitación, es desigual entre Comunidades Autónomas. En comparación con el mismo periodo de 2019, los mayores incrementos para obra nueva y rehabilitación se reflejaron en La Rioja, País Vasco, Castilla-La Mancha y Ceuta, al contrario de lo que sucedió en las islas, Galicia, Madrid y Cantabria.

Si hablamos de obra nueva residencial, ha experimentado incrementos en la mayoría de las regiones, a excepción de las islas, Navarra, Comunidad Valenciana, Cantabria y Extremadura. El crecimiento más moderado se dio en Madrid. Y en relación con 2020, los incrementos han sido mayores que en 2019 como consecuencia del impacto del Covid-19.

Respecto a la obra nueva no residencial, los mayores aumentos respecto a 2019 se dieron en Extremadura, Comunidad Valenciana, País Vasco y Asturias, pero los comportamientos desiguales se deben a operaciones de carácter puntual que no marcan tendencias.

Rehabilitación por Comunidades Autónomas

La superficie visada en rehabilitación residencial respecto al mismo periodo de 2019 muestra que aumentó por encima del 50% en Comunidad Valenciana, Aragón, Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Cataluña, y la mayor caída se produjo en La Rioja.

Por su parte, la superficie visada para rehabilitación no residencial se ha incrementado en la mayoría de las regiones respecto a 2019 y 2020.

Revaloración por rehabilitación

Los datos facilitados por la Sociedad de Tasación a partir de un análisis realizado sobre viviendas plurifamiliares de más de 50 años de antigüedad reflejan que la rehabilitación integral de viviendas supone un incremento del 26% en su precio.

“El incremento del valor de la vivienda está directamente relacionado con el precio que tiene el suelo en cada región”, ha señalado Comerón.

Percepción de los profesionales

Además, en la presentación de los resultados del tercer Barómetro de Arquitectura y Edificación también se han tratado los datos de percepción recogidos en la encuesta online que se realizó a arquitectos colegiados en el pasado mes de septiembre.

El 51,83% de los encuestados ha señalado que la pandemia ha influido en el tipo de encargos que recibe en edificación. Más de la mitad de estos (53,53%) están orientados a reformas integrales de vivienda, y más concretamente a mejoras de la habitabilidad y condiciones de uso.

Actividad profesional

En este sentido, el 30,97% de los arquitectos confirman que su actividad profesional empeoró entre 2020 y 2021 por la pandemia y las restricciones para frenar contagios. Sin embargo, de 2019 a 2021, la actividad profesional ha mejorado para el 46,45% de los encuestados.

De cara a 2022, el 49,12% de los arquitectos cree que la actividad profesional va a mejorar, lo que supone casi 5 puntos más que en la edición del barómetro correspondiente al segundo trimestre. Asimismo, aumenta en un punto la percepción de que la situación permanecerá igual, y disminuye en seis puntos el porcentaje de quienes consideran que empeorará.

Factores en la evolución

En cuanto a los factores principales que pueden hacer que caiga la obra nueva en 2022 son las dificultades para financiar los proyectos y las relacionadas con los procedimientos administrativos. Respecto a la evolución positiva en obra nueva, los profesionales consideran que los tres factores que pueden contribuir a la evolución positiva del sector son el aumento de la capacidad de encargo de los clientes, las facilidades a la hora de financiar los proyectos y la agilización en la tramitación de las licencias.

En cuanto a la rehabilitación se refiere, los factores que pueden hacer que caiga en 2022 son, además de la crisis del Covid-19, el exceso de burocracia y la escasa cultura del mantenimiento y la conservación de los elementos comunes del edificio que existe en nuestro país.

A los arquitectos también se les ha preguntado cuáles son, a su juicio, los principales problemas para ejercer la arquitectura, y han señalado, por este orden, los bajos honorarios profesionales, y el exceso de burocracia y de normativa, un aspecto que ha señalado especialmente el presidente del CSCAE.

Incremento de precios en materias primas

Una vez concluida la presentación del tercer Barómetro de Arquitectura y Edificación llegó el turno de las preguntas. En cuanto al incremento del precio las materias primas, Lluis Comerón señaló que “es muy difícil hacer un pronóstico. Ya está empezando a afectar a las obras, porque vemos que algunas se han ralentizado por la incertidumbre, aunque no hemos detectado que se hayan suspendido proyectos”.

El presidente de CSCAE ha apuntado que “creemos que los precios se van a ir estabilizando en los próximos meses. Deberíamos llegar al primer semestre del próximo año con los precios estabilizados, aunque depende de factores que nadie controla, como es el comercio internacional y las olas de la pandemia no solo en nuestro país, sino también en países productores de materias primas”.

Más información:

cscae logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *