Impresión 3D aplicada a la construcción

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

impresion-3d-construccion-edificios
04/03/2015

La impresión 3D aplicada a la construcción puede significar la llegada de la nueva revolución industrial al sector y es una oportunidad para diferenciarse de la competencia, rebajar los costes y sortear la crisis económica.

Un consorcio de importantes empresas participa en un proyecto estratégico denominado «3DCONS» ,financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, que pretende introducir las tecnologías de impresión 3D en el sector de la construcción, tanto en el ámbito de la obra nueva como de la rehabilitación y la restauración de patrimonio.

Proyecto 3DCONS

Denominado «3DCONS: Nuevos Procesos de Construcción Mediante Impresión 3D», cuenta con un presupuesto de algo más de ocho millones de euros y un plazo de realización de tres años y medio, tras haber sido aprobado en noviembre pasado.

El proyecto, que comenzó su andadura en noviembre de 2014 y tiene un plazo de ejecución de más de tres años, surge de la unión público-privada entre empresas del sector de la construcción, universidades y centros de investigación con el objetivo de desarrollar nuevos sistemas de impresión 3D para la rehabilitación de envolventes mediante impresión directa y fabricación de elementos prefabricados ‘a la carta’, es decir, sin necesidad de moldes ni encofrados.

Se trata de un proyecto, coordinado por Vías y Construcción (Grupo ACS), que según el consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad del Madrid, Pedro Rollán, contribuirá notablemente a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, ya que gracias a él se agilizarán y simplificarán los procesos de construcción y rehabilitación de viviendas. Todo ello, bajo una innovación que según el director general de Saint-Gobain Placo, Víctor Bautista, está basada en nuevos sistemas de construcción más eficientes, sostenibles y que prioricen el ahorro energético.

Desde la Comunidad de Madrid califican al proyecto como reto de futuro. Concretamente, José María García Gómez, director general de la Comunidad de Vivienda y Rehabilitación en la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, señala que se trata de una oportunidad única para reconducir el proyecto del sector constructivo de la Comunidad de Madrid hacia la mejora en la tecnificación y generación de hogares más habitables y eficientes, desarrollando además un proyecto constructivo más sostenible ambientalmente.

El proyecto contempla el desarrollo de nuevos sistemas robóticos para imprimir elementos constructivos a escala real o rehabilitar fachadas mediante impresión directa sobre elementos verticales, sin apenas molestias para los usuarios del edificio, lo que constituye un verdadero reto sin precedentes.

También se buscan nuevas gamas de materiales que permitan controlar sus propiedades térmicas y estéticas en cada punto de aplicación y nuevas herramientas de diseño que conviertan los planos y modelos del edificio en órdenes de fabricación para los sistemas de impresión a escala real.

Impresión de piezas singulares o a la carta

Al prescindir de moldes o sistemas de encofrado, la tecnología de impresión 3D posibilita la fabricación de formas geométricas hasta ahora impensables a nivel práctico, lo que abre la libertad creativa a los arquitectos.

Una de las dos aplicaciones prácticas del proyecto se centra en la impresión de piezas singulares o prefabricadas a la carta, lo que contribuye a nuevas soluciones tales como elementos con curvatura variable adaptándose mejor a los soportes de las edificaciones y a un ahorro de materiales.

Otras ventajas de esta tecnología son la reducción de riesgos laborales asociados a trabajos en altura y la optimización en el consumo de materiales con una producción cero de residuos.

Las empresas que intervienen en el proyecto son Vías y Construcciones (coordinadora del proyecto), Saint Gobain Placo Iberica (productora de yeso y placas de yeso laminado), Lafarge (fabricante de morteros y hormigones), Proingesa (ingeniería de automatización de procesos) y CYPE.

También participan las compañías Geocisa, cuya actividad está centrada principalmente en la rehabilitación de patrimonio, y Atanga, estudio de arquitectura e ingeniería especialista en modelado de información de edificación (BIM, Building Information Modeling) e integración de sistemas 3D en la construcción.

En el desarrollo del proyecto colaboran el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja (CSIC), la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Burgos, el Centro Tecnológico CARTIF y la Fundación CIM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas