Hoja de ruta de Rockwool para acometer sus objetivos de descarbonización

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Rockwool objetivos de desacarbonizacion-rockwool
14/12/2020

En su apuesta como empresa de carbono neto negativo, Rockwool ha anunciado sus ambiciosos objetivos de descarbonización, tras su verificación por la iniciativa Science Based Targets (SBTi).

Estos objetivos incluyen reducir en 38% las emisiones de gases de efecto invernadero absolutas de sus fábricas antes de 2034. Y reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero del ciclo de vida absolutas en el resto de las actividades antes de 2034.

Objetivos de descarbonización

Estos objetivos de reducción de emisiones absolutas, que complementan sus actuales objetivos de sostenibilidad, equivalen a una ambiciosa reducción de una tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero del ciclo de vida de Rockwool antes de 2034. Y, al mismo tiempo, garantizan una continua reducción de la intensidad de carbono (carbono emitido por tonelada producida) de su producción.

El CEO de Rockwool Group, Jens Birgersson, ha afirmado que “estamos orgullos de estar entre las pocas empresas productoras con un uso intensivo de la energía cuyos objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia (SBTi) han sido verificados y aprobados. Estos nuevos objetivos se sustentan en los sólidos cimientos de ya ser una empresa de carbono neto negativo. Aunque no muchas empresas pueden decir lo mismo, somos conscientes de que esto no es suficiente. Y por eso nos hemos comprometido a iniciar este ambicioso proceso de descarbonización”.

 “Alcanzar esta reducción de emisiones será un paso muy importante a la hora de hacer realidad la ambición global de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestra sociedad a cero antes de 2050. Esperamos que el hecho de demostrar que una empresa productora con un uso intensivo de la energía puede alcanzar estos objetivos, inspire a otros a tomar medidas con el fin de ayudar a crear un futuro más verde y más sostenible”.

Alberto Carrillo Pineda, director de Science Based Targets en CDP, uno de los asociados de esta iniciativa, ha comentado que «felicitamos a Rockwool Group por convertirse en líder de su sector después de que la SBTi aprobara sus objetivos de reducción de emisiones. Al marcarse objetivos basados en la ciencia climática, Rockwool Group se está garantizando el éxito en la transición a la economía cero neta”.

Nuevos compromisos de descarbonización

Los nuevos compromisos de descarbonización están basados en el estado actual de Rockwool como empresa de carbono neto negativo (CO2eq) y en el hecho de que, a lo largo de su vida útil, el aislamiento de edificios de Rockwool vendido en 2019 ahorrará 100 veces el carbono 3 emitido en su producción.

La capacidad de reciclar infinitamente la lana de roca sin ninguna pérdida de rendimiento también la diferencia de los materiales de construcción no reciclables, los cuales sí podrían incinerarse y generar emisiones al final de su vida útil. Reciclar la lana de roca en sus fábricas contribuye a reducir las emisiones de carbono relacionadas con la producción.

El mayor horno de fundición eléctrico

Gracias a varias décadas de esfuerzos dedicadas a mejorar la eficiencia energética de sus propias operaciones, reducir las emisiones directas de su producción es un factor clave de su innovación tecnológica. En este sentido, Rockwool está desarrollando una tecnología de fusión eléctrica a gran escala que es medioambientalmente ideal para aquellos países en los que la red eléctrica ya es de bajo carbono.

Esta es la razón por la cual ha seleccionado su fábrica de Moss (Noruega) para iniciar las pruebas piloto de lo que pronto será el mayor horno de fundición eléctrico del sector. Gracias a la puesta en funcionamiento de esta nueva tecnología, las emisiones de carbono de la fábrica de Moss registrarán una reducción del 80% aproximadamente.

Inversiones en tecnología líder

A medida que continua descarbonizando, Rockwool va recogiendo los beneficios de las sustanciales inversiones realizadas en una tecnología líder del mercado, que permite un uso flexible de carburantes en la fusión y pasar del carbón a combustibles con menor intensidad de carbono (como el gas natural o el biogás) en las mismas instalaciones.

Además de convertir sus dos fábricas danesas al gas natural en 2020 y al biogás climáticamente neutro certificado en 2021, en 2021 también convertirá al gas natural una de sus fábricas en Polonia. Y su planta más moderna, actualmente en construcción en EE.UU., empezará a operar con gas natural en lugar de carbón. Durante los próximos años la compañía tiene previsto convertir otras fábricas de carbón a gas, utilizando esta tecnología flexible de fusión.

“Si miramos al futuro, todos los conocimientos que acumulemos a partir de estas múltiples innovaciones y nuestros actuales esfuerzos de eficiencia energética se aplicarán en otros lugares dentro de la red global de operaciones de Rockwool”, señala la compañía.

Sobre Rockwool

Rockwool Peninsular forma parte del Grupo Rockwool. Con una fábrica y alrededor de 250 empleados, es la organización de ámbito regional que ofrece avanzados sistemas de aislamiento para edificios.

El Grupo Rockwool se compromete a enriquecer la vida de todas aquellas personas que experimenten con sus soluciones. Su experiencia es fundamental para afrontar los mayores retos actuales en términos de sostenibilidad y desarrollo, desde el consumo energético y la contaminación acústica, hasta la resiliencia al fuego, la escasez de agua y las inundaciones. Su gama de productos refleja la diversidad de las necesidades del mundo, al mismo tiempo que permite reducir su huella de carbono a sus grupos de interés.

Más información:

rockwool-logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *