La domótica como aliada para un consumo más eficiente en la vivienda

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

domotica andimac
27/10/2022

La tecnología es una aliada en muchos campos, y una de las innovaciones que ha cobrado mayor relevancia en los últimos años es la domótica, que nos ayuda a mejorar el confort de nuestras casas, además de ayudarnos a conseguir viviendas más sostenibles, contribuyendo al ahorro energético y a un uso eficiente de los recursos. Si estás pensando en instalar un sistema domótico en tu vivienda, te contamos algunas de las cosas que debes saber.

¿Qué es la domótica?

Podemos definir un sistema domótico como los diferentes elementos de la vivienda que están interconectados por red. El sistema domótico se encarga de tomar la información de cada uno de estos elementos y crear un sistema que permita al usuario tener el control y centralizar todos los dispositivos en una misma red, creando una única instalación.

Los sistemas domóticos tienen interconectados diferentes tipos de dispositivos: pueden ser cableados, inalámbricos o mixtos. Además de formar este sistema, también debe haber controladores, sensores y actuadores que se coordinarán a través de sus interfaces.

Ventajas de la domótica

El objetivo último de este servicio inteligente siempre será brindar la máxima eficiencia y comodidad en la vida diaria de las personas. Los usos quizá más extendidos de la domótica tienen que ver con la comunicación, la accesibilidad y la seguridad, pero hay una ventaja que se tiene quizá menos en cuenta a la hora de plantearse instalar un sistema domótico, y que sin embargo tiene un gran peso: el confort y ahorro energético en la gestión de servicios rutinarios como agua, aire acondicionado, electricidad y gas. En muchos casos, las altas facturas se deben al mal uso de los sistemas (o al uso poco eficiente), algo que la domótica puede sin duda ayudarnos a corregir.

Mediante la domótica, por ejemplo, podrás controlar y programar todos tus dispositivos para que solo funcionen cuando sea absolutamente necesario. De esta forma, se puede reducir el consumo hasta en un 80%, siendo además más respetuosos con el medio ambiente.

Por ejemplo, a la hora de dormir, puedes apagar automáticamente todas las luces de tu hogar además de subir o bajar la temperatura de climatización de la casa y adaptarte a diferentes ambientes de la mejor manera posible. De esta forma, conseguirás un importante ahorro energético.

Iluminación de la vivienda

Otra opción interesante puede ser el uso de sensores de presencia para activar la iluminación sólo en el caso de ser necesaria, algo que ya se ha generalizado en los espacios comunes de los edificios públicos o de viviendas, y que cada vez más se plantea como solución eficiente en viviendas particulares. Este tipo de medidas ofrecen una importante reducción de gastos para las comunidades de vecinos y poco a poco también van traspasando la puerta de nuestros hogares, en los que la iluminación representa el 15% de la factura de electricidad.

Otro concepto interesante dentro del área de la iluminación es el de los ‘ambientes o escenas de iluminación’. Se trata del conjunto de lámparas, colores e intensidades mediante las que se crea una atmósfera adecuada para desarrollar una determinada actividad, y que se pueden activar de forma automática o a través de pulsadores centralizados o una app. Así, podemos tener escenas predefinidas de ‘bienvenida’, ‘buenos días’, ‘buenas noches’…

Sacar el máximo partido a la luz natural (y al calor que proporciona) es otro must para ahorrar energía, y en este sentido puede ser muy útil automatizar el control de la luz solar mediante elementos inteligentes (persianas, toldos, cortinas…) cuya posición varía en función de la posición del sol, dependiendo de la época del año y de la hora del día.  De esta manera se puede evitar que, en verano, la luz del sol sobrecaliente el interior de la vivienda y favorecer que en invierno reduzca el consumo de la calefacción.

Otras opciones

Con respecto a la climatización, independientemente de la fuente energética utilizada o del sistema adoptado, una gestión inteligente puede proporcionarnos una considerable reducción del gasto. Un sistema domótico permite regular la temperatura en función de la hora del día, de la estancia de la casa, de la presencia o ausencia de personas…

Por último, otra prioridad sería maximizar la eficiencia de nuestros electrodomésticos, automatizando procesos que antes eran manuales para conseguir una mayor eficiencia y comodidad. Tal es el caso de lavadoras que con sensores que determinan el grado de suciedad; frigoríficos con cámaras para no desperdiciar comida; griferías con control personalizado de temperatura y flujo que informan del consumo realizado…

En definitiva, las nuevas tecnologías nos abren múltiples posibilidades para mejorar la eficiencia de los procesos y actividades de nuestro día a día. ¿Quieres explorarlas y aplicarlas en tu hogar? Andimac te aconsejar preguntar a tu comercial de materiales de confianza por las ayudas y aprovecha ahora el plan de ayudas para mejorar tu hogar de una manera más accesible para tu bolsillo.

Más información:

andimac logo oscuro
andimac eficiencia energética 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *