¿Cómo conseguir una ventilación industrial más saludable y rentable?

(4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

ventilacion industrial saludable
03/05/2021

Morgui Clima apuesta por incorporar convertidores de frecuencia y sistemas de medición para conseguir una ventilación industrial más saludable y rentable, espacios más confortables y una mayor eficiencia energética.

En tiempos de pandemia, la compañía considera importante conseguir que los espacios de trabajo y de gran afluencia de público, como cocinas industriales, hoteles, hospitales o centros comerciales, dispongan de la mejor ventilación y calidad del aire.

Ventilación industrial más saludable

Dentro de la regulación, nuestro principal aliado es el convertidor o variador de frecuencia. Este regula la velocidad de motores eléctricos (RPM) para que la electricidad que llega al motor se ajuste a la demanda real de la aplicación, reduciendo el consumo energético del motor entre un 20 y un 70%.

El uso de convertidores de frecuencia para el control inteligente de los motores tiene muchas ventajas operativas y medioambientales, ya que supone una mejora de la productividad, incrementa la eficiencia energética y a la vez alarga la vida útil de los equipos, previniendo el deterioro y evitando paradas inesperadas que provocan tiempos de improductividad. En consecuencia, esto también se traduce en ahorro económico, ya que la eficiencia productiva es un ahorro directo de costes y tiempo de trabajo.

Según su aplicación, existen varios tipos y modelos de convertidores de frecuencia. El primer parámetro a tener en cuenta es la tensión eléctrica de entrada y salida, y ésta puede ser monofásica o trifásica. Otros aspectos a tener en cuenta para una correcta elección de convertidor de frecuencia son la potencia del motor (Kw) y su grado de protección (IP).

Sistemas de medición

Por otro lado, la medición nos ayudará a analizar resultados y, en consecuencia, intentar siempre una mejora constante. Contar con equipos que miden la calidad del aire te permite controlar tus instalaciones y actuar eficientemente.

Para evaluar la ventilación de un espacio se puede utilizar un sensor de dióxido de carbono (CO₂). Con un detector de CO₂ puedes optimizar la ventilación, el confort térmico y asegurar un ambiente sano.

En este sentido, se recomienda usar dispositivos NDIR (non-dispersive infrared) que se ha determinado que son más fiables. Con estos dispositivos conseguiremos obtener un espacio más saludable. Y, además, sabremos cuándo hay que renovar el aire y así ahorrar energía activando los sistemas de ventilación solo cuando sea preciso.

Más información:

morgui clima logo actualizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *