Claves de la rehabilitación sostenible de hoteles en España

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

rehabilitacion sostenible de hoteles
15/04/2021

Preguntados acerca de las claves de la rehabilitación sostenible de hoteles en España, los expertos señalan que la rehabilitación de la fachada es clave para obtener objetivos de consumo nulo. Además, los hosteleros tendrían que invertir en tecnología y conectividad para lograr establecimientos más eficientes y lograr un crecimiento sostenible que sería una de las bases de la reactivación económica.

Rehabilitación sostenible de hoteles

Cuando por fin se recupere el turismo muchas cosas habrán cambiado de manera significativa para el sector hotelero en España. Dos de los retos actuales más importantes son modificar la oferta existente a las nuevas necesidades de una sociedad cambiante y adaptar las instalaciones para que sean sostenibles en todos los aspectos.

Con el objetivo de recoger opiniones de profesionales sobre las claves de la rehabilitación sostenible de hoteles (más de 14.000 establecimientos en España, de los que unos 5.000 llevan más de un año cerrados), Only Media Web ha preguntado a cuatro expertos sobre la situación actual. Se trata de Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality; Patricio Azcárate, secretario general del Instituto de Turismo Responsable y Biosphere Tourism; Unai Cuadrado, business director de unidad en ULMA Architectural Solutions; y Anna Noguera, arquitecta con múltiples premios nacionales e internacionales como reconocimiento a sus proyectos sostenibles.

Estado de conservación de los hoteles

Según Bruno Hallé, el parque hotelero español se encuentra en un buen estado. “Una vez se superó la crisis de 2009 con todas las dificultades que supuso, el mercado ha visto como hubo una entrada de inversores a la búsqueda de activos. El reposicionamiento de productos, tanto en urbano como en vacacional, ha sido una constante en los últimos años hasta la llegada del COVID. Las compañías han podido invertir gracias a la tesorería lograda durante el ciclo alcista. Y eso hace que, en su mayoría, la industria hotelera en España disponga de buenos activos”.

Por su parte, Unai Cuadrado apunta que aunque el estado de conservación a nivel de interiorismo podría catalogarse como bueno, hay que conseguir tener edificaciones eficientes. “Podemos decir que el estado es muy regular tirando a malo. Por este motivo, la situación de pausa actual generada por la pandemia podría ser una ocasión ideal para una puesta a punto de los edificios, tanto a nivel de eficiencia energética como a nivel estético”.

Rehabilitación ecoeficiente

Patricio Azcárate plantea al respecto que todas las pequeñas acciones sostenibles que podamos llevar a cabo desde el turismo se suman al desarrollo sostenible global.

“Actualmente el turismo produce un gran impacto en el medioambiente del destino escogido, y si bien en el pasado hubo un desarrollo de la industria turística que estaba enfocado casi únicamente al crecimiento económico, es momento de aprender a planificar el territorio turístico pensando en el largo plazo y en el bienestar de generaciones futuras”.

Bruno Hallé apunta que ya no existe otra alternativa que no sea edificar o rehabilitar con la vista puesta en la sostenibilidad. Es un compromiso que debe huir del green washing y ser consistente en la propia operativa hotelera para que goce de la credibilidad que la demanda exige. “La propia emergencia sanitaria nos va a hacer todavía más conscientes de la necesidad de actuar de forma responsable con el entorno y la actividad turística seguirá evolucionando en esa línea”, señala.

Regeneración de infraestructuras

Anna Noguera ve una oportunidad en la regeneración total de grandes infraestructuras hoteleras de sol y playa, muchas obsoletas y degradadas. A través de operaciones de rehabilitación integrales, y conservando en ocasiones solo la estructura, “se puede conseguir algo totalmente diferente, sostenible, integrado en el entorno y adecuado a los nuevos requerimientos”.

Unai Cuadrado aún aporta un argumento más: “los edificios requieren de menos recursos energéticos para desarrollar su actividad, ayudando considerablemente al medio ambiente y a la reducción del consumo de energía, y por ende aumentando el beneficio”.

Patricio Azcárate incide en que “la reactivación económica debería ser direccionada hacia un crecimiento sostenible dentro del sector, y es una gran oportunidad también para trabajar en todos los aspectos posibles dentro del ámbito de la sostenibilidad”.

Para Bruno Hallé una de las claves de esta oportunidad que no podemos dejar pasar es que, además de hacer los activos hoteleros más eficientes, también se tiene que invertir en tecnología y conectividad, aspecto que va a marcar la competitividad de la industria turística.

Materiales sostenibles

Unai Cuadrado señala que “se debe aprovechar el momento para renovar el parque actual de hoteles y hacerlos más atractivos de cara a los usuarios y gestores a medio y largo plazo. Desde un punto de vista constructivo debemos utilizar materiales que cuenten con declaraciones ambientales de producto fabricados de forma sostenible y utilizar sistemas que integren elementos que reduzcan la huella de carbono de los edificios”.

“Entre otras actuaciones, la de las fachadas es estratégica para la obtención de los objetivos de consumo nulo o edificios pasivos. Como la fachada ventilada, la cual a de ser capaz de incorporar soluciones que aporten el mencionado bienestar desde un punto de vista de confort térmico y acústico. O utilizar acabados nobles (pétreo, natural y no poroso, de muy larga duración y resistentes), así como de control solar”.

Tendencias actuales

Anna Noguera sostiene que la frontera de lo que se considera una infraestructura turística se ha vuelto difusa. Antiguamente la diferencia entre un hotel y una vivienda estaba clara. En la actualidad encontramos viviendas de uso turístico, intercambio de casas, colivings, etc. “Deberíamos ampliar la visión y pensar en el potencial turístico de muchos espacios abandonados y en desuso. Y las normativas deberían evolucionar con estos nuevos conceptos y flexibilizarse. De esta manera no solo se enriquecerá la oferta turística sino que se recuperará un patrimonio que es de todos”.

Sin embargo, según Bruno Hallé, la tendencia en el sector siguen siendo los proyectos Greenfield, ya que siguen generando interés por parte de inversores, ya sea institucionales o privados. “Iniciar un proyecto desde cero puede tener mayor complejidad, pero el riesgo asumido se puede tornar en un margen de beneficio superior. En este tipo de proyectos estamos viendo conceptos más horizontales. En vacacional la tendencia ahora mismo va más hacia el resort y, en entorno urbano, la componente de la oferta de F&B y lifestyle es cada vez más importante”.

Certificaciones y sostenibilidad

Desde el ITR que dirige Patricio Azcárate aplican el sistema integral Biosphere de sostenibilidad, gestión y mejora continua a través de varios niveles. Actualmente, y debido a la pandemia, están permitiendo a las empresas utilizar sin coste la plataforma Biosphere Sustainable Lifestyle para la creación de Planes de Sostenibilidad, que cumplen las 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS) entre los que se incluyen el ODS 7 y el ODS 13, más directamente relacionadas con el Cambio Climático.

Para Anna Noguera la clave en la rehabilitación sostenible de hoteles es conservar y recuperar, nunca destruir. Recuperar no solo edificios de claro interés histórico-artístico, sino cualquier construcción. Un ejemplo podrían ser los pueblos deshabitados que encontramos a lo largo de toda nuestra geografía. “Recuperarlos con una visión sostenible en su globalidad, no solo será un atractivo para el turismo sino que contribuirá a revertir la dinámica de abandono de las zonas rurales. Los promotores turísticos deberían apostar por ello. Hoy en día lo seguro es hacer las cosas de manera diferente”, afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *