Aislamiento FOAMGLAS® en la rehabilitación del CEIP Gorondagane en Sondika

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

aislamiento-foamglas-colegio
24/06/2020

La rehabilitación del centro de educación infantil y primaria Gorondagane, en Sondika (Vizcaya), ha contado con aislamiento FOAMGLAS. El objetivo de la intervención era dar una respuesta eficiente a la rehabilitación de las cubiertas de este centro escolar.

Las cubiertas de tipo compacto incluyen dos acabados diferentes: de cubierta plana con acabado auto protegido mineral y con acabado metálico de junta alzada KALZIP. Las dos cubiertas están acabadas en verde, lo que permite su mimetización con el entorno natural.

Rehabilitación con FOAMGLAS®

Foamglas es un aislante térmico en vidrio celular, que presenta soluciones de aislamiento en cualquier parte de la edificación. En este caso se ha optado por utilizarlo en la cubierta plana e inclinada.

Las cubiertas compactas FOAMGLAS® presentan como elemento común la inexistencia absoluta de puentes térmicos gracias a la estabilidad dimensional del aislante en vidrio celular. Esta estabilidad permite que el aislante se adhiera al soporte, y la falta de movimiento hace posible la fijación al 100% de las telas de impermeabilización, constituyendo un sistema sellado y seguro.

Al disponer la tela en la parte exterior y no presentar puentes térmicos mismo en los casos de acabado con junta alzada metálica, el aislamiento no debe de aumentar su espesor para compensar estos puentes térmicos. La no absorción de agua del aislamiento FOAMGLAS® permite garantizar una continuidad del valor Lambda de resistencia térmica del mismo, durante toda la vida del edificio.

esquema-aislamiento-foamglas

Durabilidad del aislamiento FOAMGLAS®

En este caso se ha utilizado un FOAMGLAS® T3+ y T4+ con valores Lambda inalterables por la humedad o el tiempo, de 0.036 W/mk y de 0.041 W/mk. La opción técnica permite no solamente la disminución de espesores, sino también garantiza una continuidad funcional de las cubiertas durante muchísimos años, al ser un material inorgánico. No le afecta el tiempo y no es atacado por las plagas o la humedad.

Una vez instalado como “cubierta compacta”, el aislamiento FOAMGLAS® durará toda la vida del edificio hasta su demolición. Al mantenerse intacto el vidrio hasta centenares de años, no hay ninguna posibilidad de que afecte a su eficiencia. Así, en lo que se refiere a las superficies externas como láminas de impermeabilización y acabados metálicos, el mantenimiento deberá ser hecho conforme a las directrices marcadas por cada uno de los fabricantes.

Más información:

foamglas-logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas