¿Aerotermia ACS o Energía Solar para Producir Agua Caliente?

¿Aerotermia ACS o Energía Solar para Producir Agua Caliente?

Cuando se va a realizar una instalación de agua caliente sanitaria (ACS) el Código Técnico de la Edificación (CTE) sección HE-4 nos obliga a realizar una contribución solar mínima para la producción de ACS tanto para edificios nuevos como rehabilitados, dicha contribución varía en función de la zona climática (30% para la zona climática I y un 70% para la zona climática V).

Las zonas climáticas se han seleccionado siguiendo patrones de radiación solar de tal modo que las zonas que menos radiación reciben como son las situadas al norte del país se consideran clase I y así progresivamente hasta llegar a las zonas que disponen de una mayor radiación solar como son las Islas Canarias que se sitúan en la zona climática V.

La sección HE-4 del CTE indica que la energía solar térmica puede ser sustituida por otras fuentes de energía renovables con la condición que las emisiones de CO2 y el consumo de energía primaria no renovable de la instalación alternativa sean iguales o inferiores a los producidos por la instalación solar térmica y el sistema que le apoye (caldera, biomasa, geotermia, etc).

Pues bien ante este marco normativo en el que nos encontramos han surgido con fuerza en los dos o tres últimos años las bombas de calor aire-agua capaces de alcanzar temperaturas por encima de los 60º lo que les permite poder preparar agua caliente sanitaria, dichas bombas a partir de un rendimiento (COP) se consideran renovables según la directiva europea 2009/28/CE de 3 de Abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, define la energía aerotérmica como la energía almacenada en forma de calor en el aire ambiente.

Esto permite que en las instalaciones de ACS se puedan instalar paneles solares tal y como indica el CTE u otras energías renovables como puede ser la aerotermia, es en este punto donde comienza el debate que se está llevando a cabo en este sector de la construcción: ¿Aerotermia o energía solar para la producción de agua caliente?….

Como en todos los debates hay defensores a ultranza de la energía solar que hasta la fecha ha sido la más empleada y otros que ven en la aerotermia la solución ideal para las instalaciones de agua caliente sanitaria, vamos a analizar ambas opciones para ver desde un punto de vista general las ventajas e inconvenientes de ambos sistemas.

Energía solar:

Ventajas:

  • La energía solar como tal es una energía que se puede considerar 100% gratuita, solo tiene consumos mínimos en bombeo (el consumo real está en la energía de apoyo).
  • Se trata de una energía muy silenciosa, no va asociada a elementos que generen mucho ruido.
  • Es una energía limpia, como hemos dicho anteriormente se trata de una energía gratuita, no genera CO2 durante su funcionamiento (aunque si durante la fabricación del panel).
  • La utilización de este recurso nos hace menos dependientes de otros como pueden ser el petróleo, gas, etc.

Inconvenientes:

  • Aunque es una energía 100% gratuita necesita siempre de otra energía de apoyo debido a que el nivel de radiación fluctúa en funciones de la estación del año en la que estemos y de la climatología.
  • Dificultad de ubicación, suele ser en algunos casos bastante complicada la ubicación de los paneles solares en las cubiertas de los edificios.
  • Los paneles solares no necesitan de grandes trabajos de mantenimiento, pero la realidad es que en algunos casos debido al difícil acceso hasta ellos, en otros porque el propietario no tiene contratado dicho mantenimiento o el propio mantenedor no realiza el mantenimiento correctamente nos encontramos con una gran mayoría de instalaciones que no funcionan correctamente y muchas de ellas se encuentran paradas.
  • Consumo energético, aunque parece una paradoja, tal y como hemos comentado anteriormente el mal estado de conservación de las instalaciones hace que en la mayoría de los edificios el consumo de energía sea más alto que si hubiéramos utilizado otra fuente de energía renovable.

Aerotermia ACS

Ventajas:

  • Aunque se puede implementar con otros sistemas de producción de energía podemos llegar a generar el 100% de la demanda de ACS ya que siempre puede extraer energía del aire (no le influyen en cuanto a fiabilidad las condiciones climatológicas, no obstante sí que le afectan al rendimiento del equipo).
  • Facilidad de instalación, la ubicación de estos equipos suele ser sencilla ya que ocupan mucho menos espacio que los paneles solares y se pueden instalar tanto en intemperie como en interior.
  • El tiempo de mantenimiento de estos equipos suele ser parecido al de una instalación solar con la ventaja de que suelen ser más accesible.
  • Altos rendimientos, por cada kW consumido puede generar en torno a 4 kW en ACS.

Inconvenientes:

  • Aunque el rendimiento de estos equipos cada vez es más alto no es una energía 100% renovable como pasa con la solar, para su funcionamiento se abastece de energía eléctrica (Aproximadamente un 75% de la energía la extrae del aire).
  • No es totalmente limpia, genera CO2 durante su funcionamiento.
  • Aunque los equipos no suelen generar muchos decibelios su nivel de ruido es mayor que una instalación solar (no genera ruido).

Como suele pasar en estos casos las ventajas de uno suelen ser las desventajas del otro, en líneas generales podemos decir que la energía solar es una buena solución siempre y cuando se vigile el mantenimiento posterior de las instalaciones porque a día de hoy muchas de ellas están inoperativas, esta circunstancia hace que la bomba de calor vaya ganando protagonismo entre otros factores como puede ser el arquitectónico, las instalaciones solares necesitan de mucho más espacio que las aerotérmicas de ahí que muchos arquitectos y promotores se decanten por esta opción.

Uno de los factores claves para decantarse por una u otra opción puede ser el nivel de radiación solar en la zona donde vayamos a instalarlo, de este modo en una zona como Canarias sería muy interesante una instalación solar por la gran radiación que recibe, sin embargo en Santader que recibe menos puede ser más aconsejable colocar aerotermia.

Con las temperaturas ocurre igual, en zonas muy frías como puede ser Burgos, se pueden instalar por supuesto instalaciones aerotérmicas pero el consumo eléctrico de estos equipos va a ser mayor que si están en San Sebastián que no tiene unas temperaturas tan bajas.

Ambas energías se pueden llegar a implementar y cada día hay en el mercado más sistemas donde se instalan ambas soluciones de manera conjunta aprovechando las ventajas de cada una de ellas.

Como en todos los debates seguro que hay opiniones para todos los gustos y experiencias positivas y desagradables en ambos casos, como siempre desde E-ficiencia nos gustaría saber tu opinión y experiencia en este ámbito.

Ferroli_banner_cierre_calefaccion_enero-junio_2019

Comentarios:

Sin duda el articulo más interesante que he encontrado, gracias por el mismo.
Sin embargo lo veo muy enfocado a nueva construcción, dejando de lado su instalación en viviendas antiguas. Por otro lado, si bien a nueva construcción se deja entrever el tema de costes, al nivel de futuro usuario de dichos sistema no queda claro el beneficio económico que supone y de ello la amortización de inversión que supone un sistema frente al otro, quedando poco claro las opciones en una “implementar” tanto de un sistema con el otro como de terceras opciones.

Comentario de David Peña el 17/07/2018 a las 14:09

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *