Presente y futuro de la calefacción y ACS: múltiples soluciones para la eficiencia

(4 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

jornada-calefaccion-acs-fegeca
05/03/2020

La Jornada sobre el Presente y Futuro de la Calefacción y ACS ante los Cambios Normativos, organizada por la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid y la Asociación de Fabricantes y Generadores y Emisores de Calor (FEGECA) y celebrada ayer en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, englobó diferentes ponencias, entre las que se habló de las novedades reglamentarias, y los sistemas y soluciones en obra nueva y rehabilitación.

Tras la inauguración del acto a cargo de Pedro Vila-Belda, director gerente de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, y Vicente Gallardo, presidente de FEGECA, tomó la palabra Rafael Postigo, responsable de equipos e instalaciones mecánicas de UNE, quien habló sobre la normalización en generación y emisión de calor, el Comité Técnico de Normalización CTN 124 y las novedades de normalización, que incluyen a calderas; radiadores, convectores y similares; estufas; intercambiadores de calor; y acumulación de ACS.

Tras la presentación del informe de calefacción 2019 a cargo del presidente de FEGECA, Vicente Gallardo, el jefe del Departamento Técnico de BAXI, Alberto Jiménez, informó a los presentes acerca de las novedades normativas recogidas en el nuevo Código Técnico de Identificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones Técnicas (RITE).

Novedades CTE

Respecto al CTE, publicado el pasado 27 de diciembre, Alberto Jiménez explicó que ya está en vigor, pero de aplicación voluntaria hasta el próximo 28 de junio. Su estructura es parecida al anterior código, con seis apartados: limitación de consumo de energía, control de la demanda, instalaciones térmicas (RITE), instalaciones lumínicas, contribución de las energías renovables para ACS y contribución de las energías renovables para producción eléctrica.

Para Jiménez, la gran novedad es que “el nuevo CTE no nos dice qué hacer sino a dónde llegar en el consumo de energía primaria total y el consumo de energía primaria no renovable. Esto quiere decir que dos edificios pueden tener diseños diferentes pero cumplir ambos con el Código Técnico”. Además, la nueva normativa también recoge exigencias mínimas adicionales de obligado cumplimiento referidas a conceptos como la calidad mínima del edificio y las instalaciones y el aporte mínimo de energías renovables.

El jefe del Departamento Técnico de BAXI señaló al respecto que “el objetivo de este Código Técnico no es reducir la factura del usuario sino lograr reducir el impacto medioambiental que tiene ese consumo de energía, por lo que plantea la limitación de la energía primaria”. La nueva normativa permite más consumo de energía primaria en función de la zona geográfica en la que esté situada la edificación. En este sentido, las diferentes soluciones existentes para cumplir con las limitaciones que recoge el CTE obligan a los técnicos a realizar simulaciones para comprobar si la edificación puede cumplir los condicionantes de la normativa.

Por otro lado, la nueva normativa recoge la contribución mínima de energía renovable para cubrir la demanda de agua caliente sanitaria (ACS) con cualquiera de sus fórmulas: energía solar térmica, fotovoltaica, aerotermia, geotermia, biomasa o cogeneración renovable, siempre con origen in situ o en las proximidades del edificio. Este porcentaje, sin embargo, no incluye diferentes variables en función de la zona climática donde está situada la edificación.

Para justificar un proyecto con este CTE, Alberto Jiménez explicó que primero se tiene que definir el edificio en sí, tras lo cual se debería simular el comportamiento térmico y calcular el consumo de energía primaria total y no renovable. “Si todos los parámetros cumplen las limitaciones, estaríamos dentro de la normativa”, señaló.

RITE provisional

Respecto al RITE, Jiménez indicó que, aunque se publicará este mes, “durará poco tiempo como tal porque hay previstas dos modificaciones posteriores, la última de las cuales se prevé que esté lista a mediados del año que viene”.

Entre las novedades está su adecuación a las directivas europeas de Ecodiseño y Etiquetado Energético, la necesidad de que los emisores se adecúen al sistema, las nuevas condiciones sobre recuperación de calor en la ventilación y en cuanto al confort térmico en las instalaciones (especialmente las referidas a suelos radiantes), las limitaciones de temperatura operativa y humedad relativa, los requisitos mínimos de rendimientos energéticos de los generadores de calor, la regulación de los quemadores alimentados por combustibles gaseoso y líquidos, el permiso para depósitos de doble serpentina y el control de instalaciones de climatización.

Obra nueva de uso residencial

Para terminar el acto, se habló de sistemas y soluciones en obra nueva y en rehabilitación, en ambos casos en residencial y terciario. Gorka Goiri, director técnico en Preventa y Formación del Grupo Vaillant, explicó que, en obra nueva de uso residencial, el nuevo código “deja abierta la posibilidad a cualquier solución. Si los edificios cumplen los requerimientos de la normativa van a ser realmente edificios de consumo de energía casi nulos, lo que es un reto muy destacable. Finalmente, se trata de cumplir con la normativa para lograr una mayor eficiencia”.

Tras repasar posibles soluciones compatibles, Goiri resaltó el avance de las renovables, la extensión del uso de tecnologías de almacenamiento y la tendencia a la hibridación de tecnologías, así como la utilización del hidrógeno en redes de gas canalizadas, el incremento del uso de bombas de calor y el uso habitual de la ventilación con recuperación del calor.

Obra nueva de uso terciario

Por su parte, el director técnico de Groupe Atlantic, Gaspar Martín, señaló que, en obra nueva de uso terciario, el nuevo código se traduce en “libertad total para el proyectista para aplicar un gran abanico de soluciones”. En este tipo de edificación hay que contar, además, con aspectos como “la demanda de iluminación o la mayor exigencia en zonas frías, mientras que en edificios de más de 3.000 m2 existe una exigencia de aportación renovable”.

Para el director técnico de Groupe Atlantic, “existe una gran complejidad en la selección de la solución óptima en función de las diferentes tipologías de edificación terciaria con sus diferentes comportamientos, pero es fundamental usar soluciones muy eficientes en ACS, con la ventaja de que el nuevo código ofrece mayor facilidad para usar cualquier energía considerada renovable.

Martín destacó también la necesidad de la hibridación. “No habrá una solución única, ya que cada edificio puede contar con múltiples soluciones, lo que nos lleva a la necesidad de contar con simulaciones. En este tipo de edificaciones es fundamental el confort de uso en ACS y el uso de la energía solar térmica de ACS”.

Rehabilitación para edificación residencial

En cuanto a sistemas y soluciones en rehabilitación para edificación residencial, Eduardo Elejabeitia, responsable de Producto de Caldera Pequeña y Mediana Potencia de Viessmann, señaló que “existe un gran parque de generadores de calor a reponer y así lograr una mejora de la eficiencia energética y una reducción de emisiones”.

Para Elejabeitia, “en el campo de la reforma, el futuro pasa por la condensación, que tiene como ventajas el bajo coste de la renovación frente a otras tecnologías, la menor dificultad de cambio, el elevado confort térmico que proporciona, junto con menos emisiones. Existe un parque de más de 9 millones de calderas de gas obsoletas que tiene un gran potencial en los próximos 5-10 años. Las calderas de condensación pueden tener un rendimiento estacional del 93-95% y aún mayor si se combinan con los más avanzados termostatos y el Internet de las Cosas”.

En cuanto a las tecnologías que depara el futuro, el representante de Viessmann señaló la bomba de calor, la caldera de hidrógeno y la pila de combustible. Y respecto a las soluciones más destacables para rehabilitar teniendo en cuenta factores como el ahorro, el confort y la eficiencia, Elejabeitia resaltó los suelos, paredes y techos radiantes, los radiadores para baja temperatura, y las soluciones solares fotovoltaicas e híbridas, con bomba de calor más caldera.

Rehabilitación para uso terciario

Por último, Aurelio Lanchas, jefe de producto de Calefacción en Ferroli, señaló que, en rehabilitación para uso terciario, la gran ventaja de esta nueva normativa es que “deja libertad para actuar y será eficaz para lograr una reducción de emisiones”.

Tras hacer un repaso de los diferentes tipos de edificio en la rehabilitación terciaria, Lanchas señaló que “debemos aprovechar el nuevo CTE para buscar instalaciones eficientes con la integración de todas las energías renovables conocidas, sin caer en el error de hacer instalaciones con costes elevadísimos. El reto es conseguir grandes logros de forma equilibrada”.

Tras escuchar a todas las partes y antes de la conclusión de las jornadas a cargo del presidente de FEGECA, Vicente Gallardo, la secretaria general de FEGECA, Sonia Pomar, señaló a modo de conclusión que “no hay una única solución sino múltiples fórmulas. Entre los aspectos más repetidos acerca del nuevo CTE, hay que destacar la necesidad de tener en cuenta la ubicación según zonas climáticas, las energías renovables y la hibridación de sistemas”.

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas