La descarbonización de edificios desde diferentes ópticas en Foro C&R 2021

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

descarbonizacion edificios foro cr 2021
17/11/2021

En el marco del Salón de la Climatización y Refrigeración 2021 se ha desarrollado la jornada técnica “Hacia la descarbonización de edificios”, que ha reunido a diferentes agentes para hablar, entre otros temas, de los retos que afronta el sector, las inquietudes del ingeniero-consultor, la rehabilitación de edificios existentes, la electrificación del sector y las energías renovables. 

Asistentes a la jornada

El moderador de la ponencia fue el presidente de ASHRAE España, Jesús de Lara, quien fue el encargado de conducir la jornada, en la que estuvieron presentes Andrés Sepúlveda, vicepresidente de ASHRAE España y presidente de ASHRAE en Europa; Fernando Valladares, presidente de AEDICI; Pedro Ruiz, responsable del departamento de Estudios y Legislación de AFEC; Pedro García, jefe de la división de Energía & Renovables de ACETIR; Manuel Ruiz, miembro de la comisión técnica de FEGECA; David Díaz, Heating product manager en Daikin; Iván Vaquero, jefe de la unidad técnica de FENERCOM; y Álvaro Pastor, secretario de la Junta Directiva de ATECYR.

Tras las palabras de bienvenida de Jesús de Lara, en la que aludió a los objetivos de descarbonización de cara a 2050, se pasó a un turno de preguntas para cada uno de los asistentes, que tuvieron la oportunidad de dar su visión como agentes participantes en el proceso de la descarbonización de edificios.

Retos de la descarbonización

Ante la cuestión de los retos a los que se enfrenta la descarbonización, Andrés Sepúlveda, como vicepresidente de ASHRAE España, apuntó que “estamos en emergencia por el aumento de temperatura del planeta, de ahí los retos de reducción de carbono y neutralidad fijados para 2030 y 2050”.

La edificación es responsable del 30% del consumo global de energía y del 40% de emisión de carbono. Y dentro del 40%, el 30% se debe al consumo de energía de los edificios, lo que se conoce como carbono operativo, mientras que el 10% restante es consecuencia del carbono incorporado, es decir, las emisiones de carbono asociado a los procesos de producción.

Entre las medidas a tomar en cuenta para lograr el reto de reducir las emisiones de carbono, Sepúlveda destacó la descarbonización de la producción de electricidad, la producción de electricidad in situ, utilizar las ventajas de la bomba de calor y tomar medidas acerca del carbono incorporado, entre otras.

Contribución del ingeniero-consultor

Respecto a la contribución del ingeniero-consultor en el proceso de descarbonización, Fernando Valladares señaló que resulta clave para la reducción del carbono operativo.

El presidente de AEDICI destacó que la labor del ingeniero-consultor se apoya en tres pilares. Por un lado, la reducción de la demanda, “que necesita de un ingeniero especializado para que sea real”. Además, Valladares también citó la integración de renovables en el mismo edificio y la utilización de equipos eficientes en las instalaciones, como equipos de ventilación o de recuperación de energía. En este sentido, destacó la utilización de la bomba de calor.

Bombas de calor

Preguntado por el futuro, Pedro Ruiz, responsable de AFEC, señaló que “hay esperanza porque las emisiones se han ido reduciendo progresivamente”. Las bombas de calor que se instalan hoy emiten la mitad de las que se instalaron hace seis años.  “No es una tecnología de futuro. Tiene una trayectoria de más de 50 años”.

Ruiz señaló también que el reto no es solo neutralizar las emisiones de carbono, sino también eliminar la contaminación de las ciudades y mejorar el aire interior. Además, recordó que una mala ventilación es responsable de una gran parte de calor en el edificio.

La importancia de la formación

En cuanto a la importancia de la ventilación, Pedro García señaló que la misión de ACTECIR es la formación de los técnicos y los socios. “Tenemos, además, la suerte de contar con colaboradores que apuestan por la descarbonización”, señaló.

García hizo alusión a los cursos de formación propia, como el que hace alusión a cómo hacer las instalaciones más eficientes, “que está teniendo una gran acogida”, o en su compromiso con la utilización de refrigeradores naturales, el relacionado con el uso y diseño de instalaciones con amoniaco. Además, destacó los convenios establecidos con diferentes instituciones y su capacidad de información a socios y colectivos.

Gases renovables

Por su parte, Manuel Ruiz, miembro de FEGECA, habló en su intervención sobre los gases renovables y su aplicación en los edificios. Otras formas para seguir disfrutando de calderas sin recurrir a energías renovables es la reconversión de los equipos con el fin de utilizar gases renovables como biometano, lo que permitiría seguir utilizando la red de gas. Según apuntó el representante de FEGECA, la utilización de este gas permitiría calefactar viviendas y a la vez cubrir las exigentes demandas de la industria.

Asimismo, Ruiz ha señalado el hidrógeno como opción en los casos de las viviendas que no se contemple un cambio de caldera y no se quiera depender del precio de la electricidad en horas punta. “Estamos hablando del hidrógeno verde producido por energías renovables”, puntualizó.

Gases refrigerantes

David Díaz, por su parte, habló de los refrigerantes que se están utilizando actualmente, como el R410 que es el más utilizado actualmente; el R32 para bombas de calor pequeñas; o el R290 o propano como refrigerante natural, pero con el problema de ser altamente inflamable.

Díaz señaló que nos adentramos en un futuro multirrefrigerante, en el que tendremos “varios gases que utilizaremos en función de cada necesidad”.

Programas de ayudas

Iván Vaquero, de FENERCOM, habló de las diferentes ayudas existentes orientadas a la descarbonización de edificios, algunas de ellas actualmente en vigor en la Comunidad de Madrid. “Los últimos tres años se han intensificado por la llegada de fondos europeos gestionados por las Comunidades, lo que nos ha permitido contar con más de 300 millones de euros”, ha señalado Vaquero.

El representante de FENERCOM ha citado el programa PREE, con unas ayudas de 40 millones de euros, que repartió todas las ayudas, y el PREE 5000, que en breve estará en marcha, así como un programa de ayudas de autoconsumo fotovoltaico que repartirá 90 millones de euros, y un nuevo programa para rehabilitación de edificios, tanto a nivel de barrio como de edificio y viviendas. “Un conjunto de acciones que son un punto de inflexión en la descarbonización”, señaló.

Normativa europea y nacional

Por su parte, Pedro García, como representante de ACTECIR, apuntó que “queremos dar voz a los técnicos de refrigeración y climatización y su orientación a la descarbonización”. Para García,” la estrategia a largo plazo es trasladar los objetivos de la UE a España y aterrizar su hoja de ruta en primer lugar hacia la electrificación en 2030 y después hacia la descarbonización en 2050”.

En este sentido, señaló que “nuestro objetivo es trasladar al sector la generación de conocimientos y mantenerle informado de los cambios a nivel normativo”.

Carbono incorporado

Andrés Sepúlveda explicó más extensamente en qué consiste el carbono incorporado. “El problema no es reducir el carbono operativo, que lo vamos a hacer a toda velocidad, sino el incorporado, es decir, las emisiones ligadas a la huella del carbono del edificio, que empieza con las minas y continúa con el transporte, el proceso de construcción y todo su ciclo de vida útil, hasta su desecho o reciclado. Lo que es la energía circular”.

Sepúlveda resaltó la necesidad de solicitar al fabricante el equipo con la menor huella de carbono. “El carbono incorporado es importante en edificación nueva. En nuestra mano está elegir equipos con menor huella de carbono”, manifestó.

Por su parte, Fernando Valladares, señaló la importancia no solo de reducir la demanda, sino también de la digitalización. “A la construcción le ha llegado el momento de la monitorización y el usuario debe formar parte de la ecuación para conseguir el objetivo de la descarbonización”.

Cambio de estrategias

Pedro Ruiz, por su parte, ha señalado que “la nueva bomba de calor, que se puede manejar con el móvil para ver el consumo en tiempo real, ya está aquí”. El representante de AFEC señaló que “hay que reducir la demanda, el carbono operativo, pero no hace falta sustituir la caldera. Podemos cambiar las estrategias y establecer modelos híbridos”.

Seguidamente, el responsable de ACTECIR, Pedro García, definió la energía renovable como la generada por fuentes de origen natural. “Hay que recordar que todas las energías renovables, excepto la geotermia, son solares. Una energía no es más renovable que otra, pero la solar fotovoltaica es la más económica. Además, hay que poner en valor el ciclo de vida de producto. Los usuarios nos lo exigirán”, apuntó.

Por su pate, Manuel Ruiz, de FEGECA, repasó cómo llegar a la introducción total del hidrógeno en calderas y la red, mientras que el representante de Daikin hizo alusión a las bombas de calor compactas y Vaquero, de FENERCOM, apuntó que se trabaja bajo el objetivo de las directrices europeas y las marca el PNIEC. Además, manifestó que “hay que hacer programas de incentivos, acuerdos público-privados y proporcionar información al ciudadano que se traduzca en ideas claras sobre lo más conveniente a la hora de rehabilitar. Somos optimistas de cara al futuro”.

Agente rehabilitador

Por último, Álvaro Pastor, de ATECYR, hizo alusión a la figura del agente rehabilitador, una figura contemplada por la normativa europea cuyo objetivo es controlar todo lo que puede hacer que un edificio cumpla los objetivos medioambientales.

“La descarbonización supone una reducción en la demanda del edificio y una mejora de las instalaciones, además de la producción de energía renovable in situ. El agente rehabilitador debe trasladarlo al usuario final para implementar la estrategia en su edificio”, señaló.

Más información:

c&r logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *