1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

deceuninck nuevas tendencias construccion

Deceuninck apunta las nuevas tendencias en construcción para el próximo año

18/12/2023

Deceuninck señala que los desafíos que afrontan las nuevas tendencias en construcción para el próximo año pasan por integrar la sostenibilidad en la arquitectura desde el inicio del proyecto, así como en la formación y en la práctica profesional. La sostenibilidad y la innovación seguirán transformando el sector.

Nuevas tendencias en construcción

A punto de finalizar el año, Deceuninck, empresa líder en soluciones para puertas y ventanas de PVC en Europa, ha querido recopilar cuáles son las tendencias para los sectores de la arquitectura y la construcción para los próximos años. Para ello, Deceuninck ha publicado un informe que cuenta con la visión de varios arquitectos y expertos, que identifican la sostenibilidad como eje principal a desarrollar.

España, como referente de excelencia creativa, se enfrenta un desafío crucial: incorporar estrategias sostenibles en la arquitectura, desde la concepción y diseño del proyecto hasta su desarrollo, según apunta Deceuninck. La sostenibilidad no puede ser un elemento accesorio, sino un pilar básico junto a los principios clásicos de firmeza, funcionalidad y estética. Así lo han analizado los profesionales con los que Deceuninck ha hablado: Teresa Batlle, arquitecta y cofundadora de Pich-Aguilera/Pichaguilera, Pablo Muñoz, arquitecto-consultor medioambiental y CEO de Evalore y Paula Giner Penadés, arquitecta, interiorista y fundadora de Puntimirada & Co.

La sostenibilidad en los proyectos

Se observa un cambio importante en cómo se aborda la sostenibilidad en los proyectos arquitectónicos, especialmente en el aumento del interés por analizar el ciclo de vida de los edificios. Aunque la adopción completa de prácticas alineadas con la economía circular tomará algún tiempo, la tendencia actual es apostar por materiales de mayor durabilidad y un compromiso más fuerte, por parte de los fabricantes, que ven la economía circular como la dirección a seguir. Según Paula Giner: «Es fundamental hacer las cosas bien desde el principio para prolongar el tiempo de disfrute de un espacio y potenciar su reutilización posterior».

Las certificaciones energéticas, como Cradle to Cradle o declaraciones ambientales de producto, se unen a la nueva taxonomía europea y al modelo Level(s) que reconfiguran un nuevo enfoque anticipando un cambio significativo en la construcción de los edificios del futuro. Su principal objetivo es proporcionar, de un modo claro y preciso, un conjunto de estándares y requisitos que deban cumplirse para que un proyecto sea categorizado como respetuoso con el medioambiente.

Arquitectura más adaptable y sostenible

El diseño interior también evoluciona hacia espacios más adaptables y flexibles teniendo en consideración los cambios en las nuevas formas de convivencia, del mismo modo que crece la atención hacia la salud y el bienestar, en el diseño arquitectónico.

Según cuenta Teresa Batlle: «nuestra función es crear habitabilidad en el espacio interior y exterior, y esa habitabilidad es bienestar, integración con el lugar y cultura». En resumen, se vislumbra una arquitectura más consciente, adaptable y sostenible, impulsada por una mayor atención a la economía circular, la optimización de energía, la elección de materiales respetuosos con el medio ambiente y la flexibilidad en el diseño de interiores.

Perspectivas para 2024

En el horizonte de la arquitectura actual, están surgiendo tendencias que indican un cambio en el desarrollo hacia un enfoque más completo y sostenible. La colaboración, la reutilización de recursos, la adaptabilidad y la atención al medioambiente y a las personas que ocupan los espacios se convierten en aspectos clave en esta evolución, según apunta Deceuninck.

  • Economía circular y colaboración: se trata de un enfoque integral que maximiza la reutilización de los recursos, minimiza los residuos y aboga por la eficiencia en el uso de los materiales y la energía. Esta tendencia fomenta la innovación, la colaboración y la creatividad en la construcción acercando con ello, la artesanía y la industria.
  • Sostenibilidad, materiales naturales y reutilización: la circularidad se materializa en nuevas prácticas que buscan aprovechar al máximo los elementos ya disponibles prolongando su vida útil y minimizando el desperdicio. Según explica Paula Giner “escogemos materiales que sean reciclables, duraderos y reutilizables” no solo por la sostenibilidad ambiental sino también buscando soluciones que mejoren la salud y el bienestar de quienes ocupan los espacios.
  • Adaptabilidad climática y flexibilidad en el diseño: adaptar los edificios a las condiciones cambiantes del entorno pasa por dos conceptos que están emergiendo y que se integran progresivamente en los proyectos. Son el Design for adaptability y Design for deconstruction y ambos impulsan la flexibilidad y la capacidad de los edificios para ser más resilientes.
  • Rehabitalitación de espacios: esencial para la optimización del parque de viviendas, no solo para preservar y poner en valor el patrimonio arquitectónico, si no para adaptarlas a las demandas actuales de sostenibilidad, eficiencia y funcionalidad.

Compromiso con la sostenibilidad

Como explica Pablo Muñoz, otro de los expertos con los que Deceuninck ha hablado “los proyectos tienen que nacer de la sostenibilidad. No es una característica más, sino un elemento que debe estar en la propia concepción del mismo”. De esta manera, la sostenibilidad se ha integrado progresivamente en el diseño arquitectónico y la economía circular se vuelve fundamental a la hora de evaluar los impactos ambientales de los materiales utilizados. El sector de la construcción ha puesto mayor énfasis a la hora de intregrar criterios sostenibles en la materialización de edificios. Y lo hace a través de la adopción de declaraciones ambientales de productos (EPDs) y certificaciones como Cradle to Cradle, que también consideran el ciclo de vida del producto, al completo.

Compañías como Deceuninck ejemplifican este compromiso de un modo tangible. Su modelo productivo, enfocado en minimizar su impacto ambiental y promover la economía circular a través del reciclaje de PVC, contribuye al fomento de un consumo responsable mediante productos diseñados con una responsabilidad ecológica para mejorar la calidad de vida de las personas y la eficiencia de sus hogares.

Sobre Deceuninck

Deceuninck es la empresa líder de soluciones para puertas y ventanas en Europa. Está presente en más de 90 países en Europa, América del Norte y Asia, empleando a más de 3.700 empleados en todo el mundo. La sede central de la compañía está en Bélgica.

Más información:

deceuninck logotipo
deceuninck 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *