Claves de la Estrategia Nacional de Rehabilitación: descarbonizar lo construido

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

claves-estrategia-nacional-rehabilitacion-gbce
22/01/2021

En la jornada online sobre El Papel de la Edificación en el Pacto Verde Europeo, que ha tenido lugar a cargo de Green Building Council España (GBCe), Eduardo de Santiago, representante del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha encargado de repasar las claves de Estrategia Nacional de Rehabilitación.

En la introducción a su ponencia, la directora general de GBCe, Dolores Huerta, ha destacado que la Estrategia ha sido reconocida dentro del conjunto las estrategias europeas, algo que ha resaltado también Eduardo de Santiago, quien ha recordado que “a partir de ahora hay que hacer un seguimiento de la misma”. 

Estrategia Nacional de Rehabilitación

De Santiago se ha centrado en su ponencia en el sector residencial, y ha recordado que la Estrategia Nacional de Rehabilitación – ERESEE se engloba en el objetivo de lograr un parque edificatorio descarbonizado en el año 2050, con objetivos intermedios en 2030 y 2040. Además, incluye políticas y acciones orientadas a todos los edificios públicos y aborda cuestiones como la pobreza energética, la financiación y los incentivos fiscales.

El análisis efectuado concluye que en España hay un parque de 25,7 millones de viviendas, con 19,3 millones de principales y 6,4 millones de secundarias y vacías. El informe señala como principales problemas, que 3,4 millones de viviendas están en edificios de más de 4 plantas sin ascensor. Además, 1,8 millones tienen problemas de conservación y 13,8 millones son anteriores a la primera normativa de eficiencia energética.

El confinamiento por la pandemia ha puesto al descubierto todos estos problemas y nos ha devuelto la visión de personas confinadas en infraviviendas. Nunca hemos echado más de menos las mejores en las viviendas que en este tiempo”, ha señalado De Santiago.

Consumo de energía

Por otra parte, el informe recoge las desigualdades del consumo de energía frente a otros países europeos más fríos, pero con una distribución más homogénea. “El consumo de energía en las zonas más frías de España es cinco veces mayor que en las zonas más cálidas”, ha apuntado De Santiago. Esto apunta a la necesidad de focalizar las intervenciones en determinadas zonas climáticas y tipología de viviendas. “Hay que optimizar las actuaciones en aquellas viviendas donde con menores costes se puedan conseguir mayores ahorros”, ha señalado.

En cuanto a los objetivos de la Estrategia a Largo Plazo para 2050, se señala que el objetivo básico es la eliminación de los combustibles fósiles y reducir el consumo de energía en el sector residencial en más de 64.000 GWh, lo que permitiría reducir en más de un 30% el consumo actual.

Objetivos para las envolventes

En cuanto a los objetivos para el periodo 2020-2030 para las envolventes, se centran en la rehabilitación de la envolvente de 1,2 millones de viviendas, con una inversión total estimada de 10.223 millones de euros. Y la mejora de la eficiencia de más de 3,5 millones de instalaciones de climatización y ACS, con una inversión total estimada de más de 12.208 millones de euros.

Así, De Santiago ha señalado que “el potencial de ahorro en el sector residencial no es homogéneo, depende mucho de la tipología edificatoria y la zona climática. Mientras que el coste medio de la mejora de la envolvente es más o menos constante, los ahorros difieren”.

Intervención sobre la envolvente

Por ello, la Estrategia aconseja la intervención en 7 millones de viviendas, en las que la rehabilitación sería eficiente. Así, se considera que es necesario intervenir en estas viviendas hasta 2050, alcanzando 1,2 millones de viviendas solo en el periodo de 2021-2030. El ritmo de intervenciones sería limitado hasta 2025, creciendo posteriormente de forma muy rápida.

En este sentido, la Estrategia propone incrementar el ritmo de crecimiento en los primeros años, aprovechando también la necesaria reactivación del sector tras la pandemia, “lo que permitiría alcanzar los objetivos energéticos de forma más equilibrada”, según ha señalado el técnico del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Intervención sobre las instalaciones

En cuanto a las intervenciones sobre las instalaciones, el objetivo para el periodo 2020-2030 son la eliminación del carbón como fuente de energía en el sector residencial y la práctica eliminación del GLP y el gasóleo. También es un objetivo la mejora de la eficiencia en los sistemas de calefacción que utilizan biomasa, el incremento moderado de la electricidad y el incremento significativo de la energía solar térmica.

Estas intervenciones, según ha señalado el técnico del Ministerio, tendrían su impacto en el PIB, el empleo y la factura energética de los hogares.

Financiación y trabajo

Respecto a la financiación, la Estrategia contempla todo tipo de viviendas en diferentes situaciones, desde las personas en pobreza energética que necesitan las subvenciones para poder actuar a quienes cuentan con recursos propios. “Interesa fundamentalmente la capitalización de ahorros, que pueden contribuir a que los recursos, sean públicos o privados, se reduzcan”, ha señalado De Santiago.

Además, el representante del Ministerio ha repasado las medidas en las cuales se está trabajando, divididas en once grandes grupos: impulso de la coordinación sectorial; desarrollo normativo y medidas administrativas; rehabilitación del parque y otras medidas ejemplarizantes; medidas de financiación pública; fomento de la financiación privada; lucha contra la pobreza energética; nuevo modelo energético de la edificación; activación y agregación de la demanda de rehabilitación energética; mejora de la calidad de la oferta; información y sociedad; y estadísticas, indicadores y seguimiento.

Más información:

gbce logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *