¿Pensando en cambiar la caldera? Consejos para decidir qué tipo de caldera elegir

(5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Pensando en cambiar de caldera
09/05/2019

Si necesitas cambiar tu caldera actual, antes de nada, será conveniente comparar los diferentes tipos de calderas que se ofertan en el mercado para poder decidir qué tipo de caldera elegir y cuál se ajusta mejor a tus necesidades y qué ventajas ofrecen unos modelos sobre otros.

Y es que, con frecuencia nos surgen una serie de dudas, no solo sobre qué tipo de caldera será el más adecuado para nuestra vivienda sino también, en relación con el tipo de combustible, la instalación y otra serie de interrogantes que se deberán tener en cuenta para estar seguros de escoger la opción idónea en cada caso concreto.

A continuación, intentaremos resolver las principales cuestiones que nos debemos plantear a la hora de cambiar la caldera de nuestra vivienda.

Renovación de instalaciones antiguas o nuevas instalaciones

Es diferente montar una caldera en una instalación nueva que una en una instalación existente.

En las instalaciones nuevas el estado de limpieza a priori es óptimo, pero en instalaciones existentes debe tenerse la precaución de realizar limpiezas del circuito. De forma general los pasos de agua de las calderas de condensación son más reducidos que los de calderas convencionales y por ello son más fáciles de bloquear por la suciedad que pueda arrastrar el agua.

Si no se protegen las calderas con filtros y se hacen limpiezas del circuito antes del cambio de caldera es posible que pueda haber graves problemas que deriven en reparaciones muy costosas.

En el mercado también hay calderas con intercambiadores especiales con una sección mayor que resulta menos sensibles a este tipo de circunstancias. Este es un tema muy a tener en cuenta cuando los radiadores sean de chapa o hierro fundido o cuando haya suelos radiantes.

Características de la vivienda

Caldera mural baxi platinum
BAXI Platinum

En función de los metros de la vivienda, si es un piso o vivienda unifamiliar, su ubicación geográfica, cuántas personas viven en ella y los hábitos relacionados con el uso de agua caliente, se deberá optar por una caldera u otra.

En el mercado hay disponibles una gran variedad de calderas murales o de pie que se adaptan tanto para espacios grandes como pequeños gracias a un diseño compacto.

¿Qué servicio necesitaremos?

¿Sólo calefacción? ¿Calefacción y agua caliente sanitaria?  Aunque lo ideal es mantener el mismo sistema, lo más recomendable es dejarse asesorar por un instalador acreditado y de confianza ya que podrá sugerir soluciones que se adapten mejor a las necesidades actuales.

.¿Son todas las calderas de condensación igual de eficientes?

Las calderas de condensación incorporan la tecnología más eficiente y ecológica aplicable a estos equipos, pero también es cierto que, el grado de eficiencia entre ellas puede variar, según su ratio de modulación.

Un elevado ratio de regulación implica que la potencia mínima es muy baja. Cuanto menor sea la potencia mínima, mayor será la capacidad de la caldera para adaptarse a las demandas reales de potencia de la instalación tanto de calefacción como ACS. Esto implicará un menor consumo de gas pero también menos apagados y encendidos de la caldera y por ello menor desgaste de componentes y un funcionamiento más silencioso.

Tecnologías como la GAS INVERTER permiten conseguir elevados ratios de modulación que pueden alcanzar valores de 1:10 (la potencia mínima es una décima parte de la máxima).

La potencia; un factor a tener en cuenta

La potencia es uno de los datos críticos a la hora de determinar el modelo a escoger.

Se distingue entre la potencia en el servicio de calefacción y la del agua caliente sanitaria (ACS). La potencia que suele ser determinante es la de ACS ya que condiciona el confort en este servicio. A mayor potencia, mayor capacidad de producción en ambos servicios pero también mayor consumo energético.

Las calderas de condensación doméstica cubren potencias de hasta 40 kW. La potencia más habitual es de 24 kW en ACS. En este sentido, a la hora de cambiar de caldera se deberá tener en cuenta si la potencia de la caldera que vamos a sustituir proporcionaba el confort adecuado tanto en calefacción como en ACS ya que, en caso afirmativo, este será el punto de partida para establecer la potencia requerida de la nueva caldera.

El hecho de optar por un modelo de mayor potencia en ACS nos proporcionará mayor confort en este servicio en aquellas épocas del año en las que el agua llega de la red a bajas temperaturas o en el caso de que se busque una mayor comodidad a la hora de posibilitar que puedan ducharse dos personas simultáneamente sin tener que renunciar a las máximas condiciones de confort.

Por lo que se refiere a la calefacción, en la mayoría de los casos, la potencia demandada en calefacción es muy inferior a la de ACS y, en este sentido, la caldera funcionará sin problema alguno.

Por otra parte, se habrá de tener en cuenta que, si hasta el momento el confort en calefacción no ha sido el deseado, puede existir un problema de dimensionado de emisores. Si los emisores son radiadores de aluminio se puede incrementar la potencia emitida añadiendo elementos al radiador.

¿Qué combustible utilizar?

Caldera baxi duotec
BAXI Plantinum Plus

Como sabes, existen múltiples sistemas para calentar tu hogar: calderas de gas, calderas de biomasa, calderas eléctricas,…por lo que seguramente te decantarás por usar uno u otro en función de aspectos relacionados como la disponibilidad de suministro o el precio de la energía, etc.

No es lo mismo contar con una red de suministro de gas natural que estar en una zona donde no existe dicha posibilidad. En este caso, tendremos que contar con otro tipo de combustibles, como tanques de propano o gasoil u optar por un combustible ecológico como la biomasa.

En aquellos casos en los que se dispone ya de una caldera de gas lo lógico y más habitual suelo ser continuar con este sistema, pero en el caso de las calderas de gasoil, y disponiendo de una red de gas natural accesible para la vivienda, puede ser interesante valorar el cambio de combustible de gasoil a gas por múltiples razones como la comodidad, el ahorro y la eficiencia energética que ofrecen hoy en día las calderas de condensación a gas.

Qué nivel de prestaciones necesitaremos

A la hora de comparar las características de una caldera con respecto a otra, uno de los factores fundamentales a tener en cuenta será la necesidad de agua caliente para la vivienda.

Por ejemplo, la tecnología de microacumulación permite reducir el tiempo de espera en la obtención de agua caliente.

Como hemos comentado antes, cuanto mayor sea la potencia en ACS, la caldera tendrá mayor capacidad para ofrecer agua caliente de forma simultánea, es decir, será posible usar el agua a la vez en dos zonas distintas de la casa (baños, cocina,..).

Para estos casos, especialmente para familias numerosas o en viviendas con alta demanda de agua caliente en las que se utilizan más de un baño, una ducha y la cocina de forma simultánea, una caldera con acumulador integrado podría ser la opción idónea por las elevadas prestaciones en agua caliente que ofrece. Este tipo de soluciones pueden ofrecer capacidades de producción casi ilimitadas especialmente si se combina una caldera de solo calefacción con un acumulador externo.

En estos casos habrá que valorar el espacio disponible ya que, esta solución requiere de mayor espacio respecto al que necesitaríamos en el caso de una caldera que directamente nos provee tanto de calefacción como de agua caliente sanitaria (caldera mixta instantánea).

Esperamos haberte ayudado para que disfrutes tu hogar el confort deseado.

Artículo realizado por Mariano Tur, Jefe de Producto Calderas Murales de Baxi

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas