Aspectos a tener en cuenta al elegir una pasarela para la casa conectada

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

pasarela para la casa conectada
14/12/2022

A la hora de elegir una pasarela para la casa conectada hay que tener en cuenta diferentes aspectos, especialmente teniendo en cuenta que permite que los usuarios se conecten con su hogar desde cualquier lugar. Por tanto, cuando se prescribe una pasarela hay que tener en cuenta la vinculación con el rúter de casa, la comunicación de la pasarela con los productos del hogar y los protocolos de comunicación de la pasarela, según señala Delta Dore.

Vinculación con el rúter de casa

La conexión entre pasarela y rúter se puede realizar por conexión física, mediante un cable de ethernet o de forma inalámbrica utilizando el wifi. Cuando la asociación se realiza de forma inalámbrica por wi-fi, se deberá volver a configurar la pasarela si se cambia el rúter. Por el contrario, si esta vinculación se realiza por cable ethernet, no será necesario realizar ninguna nueva configuración, tan solo conectarla al nuevo rúter.

También es importante considerar que la pasarela disponga de compatibilidad IPv6. Cada elemento que se conecta a Internet lo hace mediante una dirección de IP. Hasta hace poco el protocolo que se utilizaba era el IPv4, pero con la expansión de elementos que se conectan a Internet, las direcciones que genera este protocolo se han agotado. Es por ello que, en la actualidad, los rúters que se instalan ya han evolucionado a IPv6 capaz de multiplicar por 1.028 la capacidad del anterior IPv4. Si la pasarela no dispone de este nuevo protocolo no se podrá comunicar con el rúter.

Pasarela y productos del hogar

La pasarela se puede comunicar con los productos instalados mediante conexión cableada o por medios inalámbricos. En el caso de optar por un sistema cableado será necesario definir muy bien la instalación, puesto que cualquier modificación posterior puede requerir la realización de obras para el nuevo cableado. La ventaja de una pasarela con comunicación inalámbrica es su gran versatilidad y escalabilidad en el tiempo. Al comunicarse la pasarela y los productos sin necesidad de cableado, la instalación puede ir evolucionando a medida que evolucionan las necesidades de los usuarios, posibilitando de esta manera un negocio a largo plazo.

Con una instalación basada en la comunicación inalámbrica, el usuario puede empezar un proyecto de mejora de su vivienda con la gestión de la temperatura; posteriormente puede añadir la gestión de las persianas y finalmente la iluminación. Sin necesidad de realizar una gran inversión en el momento cero, puede ir instalando elementos para la seguridad, temperatura y confort al ritmo de su presupuesto.

Protocolos de comunicación

Actualmente existen varios protocolos de comunicación entre la pasarela y los productos instalados en el hogar, pero es posible dividirlos en 2 grandes grupos, los protocolos inalámbricos propietarios y los protocolos inalámbricos estándar.

Los protocolos propietarios son los desarrollados por los fabricantes, y comunican las pasarelas con los productos de la propia empresa. Por el contrario, los protocolos estándar son de uso generalizado, supervisados por una entidad que valida su uso e integración. Un ejemplo de protocolo propietario es el X3D de Delta Dore, protocolo radio que emite a 868 MHz. Por otra parte, un ejemplo de protocolo genérico es Zigbee 3.0, que ofrece un lenguaje universal adoptado por más de 400 fabricantes. Eso implica que una pasarela Tydom Home de Delta Dore puede gestionar bombillas de otro fabricante siempre y cuando estas integren Zigbee 3.0.

Visión rápida de la vivienda

Indistintamente del protocolo de comunicación, es importante que el usuario pueda tener una visión rápida del estado de su vivienda, saber si las persianas están cerradas, las luces encendidas o la calefacción en standby. Eso le permite tener un extra de seguridad al poder conocer en todo momento como se encuentra su hogar.

Para ello es importante que los protocolos que integre la pasarela sean bidireccionales, es decir, que emitan la orden pero que también sean capaces de tener un retorno de información, no solo devolviendo el estado del producto que se gestiona, sino también informando al usuario si se ha producido un error y qué tipo de error se ha dado.

Más información:

delta dore logo nuevo
delta dore 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *