Contaminación del aire interior: ¿Cuáles son los contaminantes típicos del hogar?

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
28/03/2017

“Además de los contaminantes que encontramos en el exterior, también tenemos contaminantes en espacios interiores. Hay contaminantes típicos de los hogares, tales como, polvo, esporas, moho que se producen por actividades humanas como cocinar y limpiar, que contribuyen a liberar estas sustancias perjudiciales”, advierten los especialistas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año mueren 4,3 millones de personas a causa de los contaminantes interiores. Los causantes principales son la calefacción y cocinar, que producen altos niveles de sustancias tóxicas, como por ejemplo, finas partículas de monóxido de carbono.

Actualmente, el concepto de contaminación del aire interior es el término utilizado para describir la exposición a ciertas sustancias que se encuentran en viviendas, colegios, transporte y estaciones de metro. Se han detectado más de 900 compuestos en el aire interior y algunos contaminantes pueden estar 2-5 veces más concentrados en el interior que en el exterior de los edificios.

Contaminantes del aire interior más comunes

Los considerados elementos contaminantes del aire interior más comunes serán:

  • Humo del tabaco; puede causar enfermedades respiratorias graves tanto a los propios fumadores como a los considerados fumadores pasivos.
  • Bacterias, hongos y moho que pueden llegar a proliferar en el interior de la vivienda cuando los niveles de humedad relativa están por encima de lo aconsejable para la salud.
  • Productos químicos utilizados para la limpieza del hogar; insecticidas, desinfectantes, ambientadores, etc. pueden contener sustancias químicas nocivas que se incorporan al aire afectando gravemente a la calidad del aire interior.
  • Compuestos Orgánicos Volátiles (COV); están presentes en muchos productos del hogar como las maderas aglomeradas, pinturas y barnices, disolventes, selladores, impermeabilizantes, adhesivos… y que aumentan su concentración en el aire interior en procesos de reformas y rehabilitaciones donde habitualmente se utilizan esos productos. Entre estos COV destacan, entre otros, el formaldehído, el acetaldehído o el benceno.
  • El radón; un gas radioactivo que se acumula en sótanos y bajos de casas, especialmente, en zonas graníticas.
  • El CO2;  un gas no tóxico que se utiliza habitualmente como indicador de la calidad del aire en espacios interiores. Se realiza su medición a través de sondas que, cuando detectan que se han superado los umbrales prefijados, activan los sistemas de ventilación forzada.
  • El amianto o asbesto, muy utilizado en la construcción en épocas pasadas, puede pasar al ambiente y ser inhalado en edificios deteriorados o durante la realización de tareas de demolición o rehabilitación.

 

Opinión del experto

director de la ONG Sociedad Italiana de la Medicina Ambiental
Profesor Alessandro Miani

Doctor Alessandro Miani, director de la ONG Sociedad Italiana de la Medicina Ambiental (SIMA), ha elaborado recientemente una serie de normas para preservar el aire que respiramos en nuestras casas y oficinas.

Miani es también profesor de higiene y prevención medioambiental en la Universidad de Milan, trata la medicina medioambiental y la necesidad de estrategias para la salud pública para poder abordar la polución del aire interior.

Profesor Miani, el último informe de la OMS muestra que el aire interior puede ser más perjudicial para la salud que el exterior. ¿Se puede explicar por qué sucede esto?

El aire interior es básicamente el mismo que el aire exterior, la diferencia se basa en la cantidad y tipos de contaminantes. De hecho, a parte de los contaminantes que encontramos en el exterior, también tenemos contaminantes en espacios interiores. Hay contaminantes típicos de los hogares, tales como, polvo, esporas, moho que se producen por actividades humanas como cocinar y limpiar, que contribuyen a liberar estas sustancias perjudiciales.

¿Cuál es el objetivo de las normas expuestas en el documento de Calidad de aire interior de SIMA?

En Italia, mientras que hay leyes para el aire exterior, no hay ningún conjunto de normas que regulen la polución interior. Por supuesto, los ciudadanos deben adoptar comportamientos ejemplares, ya que el medio ambiente no pertenece a los estados y gobiernos, sino a cada uno de nosotros.

Una manera de mejorar la calidad del aire interior es utilizando materiales biológicos de construcción. Por ejemplo, el proyecto Europeo Isobio está estudiando materiales naturales como el cáñamo y la paja. Al “respirar”, ofrecen una mejor ventilación y ayudan a reducir la humedad. ¿Qué beneficios puede ofrecernos este ámbito de investigación?

No hay duda de que la bioarquitectura y bioconstrucción pueden contribuir a mejorar el bienestar general para aquellas personas que pasan mucho tiempo en el interior y pueden ofrecer ayuda práctica para mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Todo esto tiene efectos positivos sobre todas las emisiones perjudiciales provenientes de los sistemas de calefacción de nuestras casas, que son la mayor fuente de pequeñas partículas en grandes ciudades. Por otra parte, hay muchas otras iniciativas empresariales que, gracias a nuevos compuestos, están intentando mejorar la calidad del aire. Los nuevos techos verdes y la nueva pintura anti-humo son algunos de los ejemplos.

¿Qué se entiende por medicina medioambiental?

La medicina medioambiental trata sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de trastornos relacionados con “factores medioambientales”. Este es un sector que abarca varias disciplinas tales como las ciencias biomédicas, ciencias medioambientales, ciencias legales, ciencias económicas, ciencias sociales y políticas, ciencias materiales y ciencias de la construcción.

La medicina medioambiental puede ser considerada la rama más amplia de la medicina en el sector de la salud medioambiental, con la que a su vez, forma parte de la salud pública. En Italia esta no es muy conocida, pero ha sido investigada por la OMS y es una preocupación común en US.

No obstante, es un problema fundamental para la salud y parece que no se presta suficiente atención para la medicina medioambiental en los medios de tu país, Italia. ¿Hay personas susceptibles alrededor de estos problemas?

Los medios necesitan información que tiene que estar verificada y certificada y este tipo de información solo puede ser proporcionada por asociaciones y personas que tengan fuertes vínculos con la investigación y la ciencia. Proporcionar información a través de los medios sobre iniciativas con la finalidad de informar a la gente o para intentar incentivar a políticos e instituciones, requiere personas que sean fiables y conocidas.

Por lo tanto, no pienso que se dañen “sensibilidades” sino, más bien, que las pocas personas que se han ocupado de este tema hasta ahora, se han limitado a un enfoque médico especializado.

La medicina medioambiental es, en cambio, un ámbito multidisciplinar, que tiene el objetivo de preservar la salud humana y evitar que nuestro alrededor pueda convertirse en un factor ambiental que cause enfermedades, daños y muertes prematuras.

Fuente entrevista: Progetic, ingeniería especializada en edificios de bajo consumo energético y consultoría energética.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas