Casas ecológicas autosuficientes: ¿Qué son?

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Casas autosuficientes
19/10/2022

Las casas autosuficientes son un nuevo concepto de vivienda que cada vez coge más fuerza y que ha crecido exponencialmente los últimos años. Con ellas ya no es necesario estar conectado a la red eléctrica, lo que deja a la sociedad amoldarse a un estilo de vida más responsable con el medio ambiente.

¿Qué son las casa autosuficientes?

En el contexto donde la transición energética se establece como un pilar fundamental contra el cambio climático, es cada vez más importante apostar por la energía verde, llegando hasta la edificación, donde encontramos las casas autosuficientes.

Las casas autosuficientes son aquellas que consumen la mínima energía posible, y que logran autoabastecerse utilizando métodos propios de generación de energía, calefacción o calentamiento del agua. Las casas autosuficientes también tienen que estar bien orientadas y aisladas para poder aprovechar al máximo los recursos. 

Además de autosuficiente también puede ser una casa ecológica, aprovechando recursos naturales como son el sol, el viento, la lluvia o la tierra. Esto conlleva que, como casa ecológica, no emita CO2, y sean completamente sostenibles.

¿Cómo hacer que tu casa sea autosuficiente? 

Como hemos mencionado, una casa autosuficiente, trata de aprovechar al máximo todos los recursos naturales, así como la utilización de energías renovables, para que pueda llegar a abastecerse por sí sola.

Por tanto, a la hora de crear tu proyecto de casa autosuficiente y ponerlo en marcha, hay que tener en cuenta, en primer lugar, las condiciones climáticas de la zona donde la vayas a ubicar. Habría que saber las horas de sol que tiene ese lugar, la pluviometría y el viento, para poder contar con el máximo de recursos naturales que podamos, ya que en una vivienda, el principal consumo suele ser la energía y el agua, y con unas buenas condiciones climatológicas el consumo será abastecido por dichos recursos.

Pero no solo la ubicación y las condiciones climatológicas, harán de tu vivienda una casa autosuficientes. A continuación, te exponemos todo aquello que será necesario, si buscas una casa totalmente autosuficiente.

Autosuficiencia Energética, ¿qué debe tener una casa para ser autosuficiente?

Las casas autosuficientes son eficientemente energéticas, potencian el autoconsumo eléctrico y son mucho más sostenibles. Son una solución perfecta para ahorrar dinero y energía. Además, estarás contribuyendo con un planeta más limpio.

A continuación veremos de qué manera se puede ser autosuficiente en los diferentes aspectos de la vivienda:

Vivienda térmicamente autosuficiente

Los aislamientos térmicos son cruciales para reducir el consumo de energía en el hogar. Si el suelo, los muros y las cubiertas están correctamente aisladas, la transferencia de calor o frío entre el interior y el exterior de la vivienda disminuye. Además aumentarán el confort de la vivienda, y no será necesario la instalación de sistemas de climatización convencionales. Estos últimos son altamente contaminantes porque consumen energías fósiles, o no renovables, lo cual es crítico a nivel medioambiental.

Además, como ya hemos mencionado, una correcta orientación solar y una buena elección de puertas y ventanas por donde no haya infiltraciones, ni entre o salga el frío o calor, también será clave para reducir el consumo energético.

Autosuficiencia en agua caliente

Uno de los recursos más necesarios en una vivienda es el agua caliente sanitaria (ACS), conseguida a través de energía. En las casas autosuficientes, la consecución de ésta puede ser a través del calentamiento de agua mediante energías renovables, como paneles solares térmicos, y almacenarla en un depósito acumulador de agua caliente. Que también puede formar parte de la instalación de climatización en sistemas de calefacción, como suelos radiantes.

Autosuficiencia en electricidad

Otro de los elementos que más energía consumen en un hogar es la iluminación y los electrodomésticos. Para gastar el mínimo de energía posible, habrá que elegirlos de bajo consumo, como luces LED para iluminación, o electrodomésticos que consuman menos. Sabremos cuáles son de bajo consumo con solo mirar la etiqueta energética.

Captación de energía eléctrica

A partir de este punto, nuestra vivienda autosuficiente ya está consumiendo el mínimo de energía posible, mediante aportes pasivos de energía como la solar. Ahora es necesario complementarla con aportes activos como la energía solar térmica, la fotovoltaica o, incluso, la instalación de aerogeneradores que capten la energía renovable de la que disponemos.

Acumulación de electricidad

Una vez hecha la instalación de las fuentes de energía renovable, será imprescindible contar con la acumulación de la energía que se genera, ya que no se trata de un círculo en el que se gasta todo lo que se consume al momento, sino que será necesario guardarla para su posterior uso, cuando sea necesario.

El problema con el que nos encontramos actualmente, es que aquellas baterías que existen pueden resultar altamente contaminantes. Sin embargo, se está trabajando para desarrollar acumuladores eléctricos más sostenibles.

Autosuficiencia hídrica

El otro recurso esencial en una vivienda es el agua, por tanto, es importante saber cómo ser autosuficiente en este ámbito.

Una buena gestión y consumo del agua en una casa autosuficiente, será la instalación de aireadores en los grifos de los sanitarios, recoger agua de la lluvia e incluso el uso de las aguas residuales:

  • Captación del agua de la lluvia: esta técnica es tan sencilla como colocar canalizadores en las cubiertas que deriven el agua de la lluvia a un depósito donde almacenar el agua, para así poder utilizarla posteriormente.
  • Reciclaje de aguas residuales: existen dos tipos de aguas residuales que saldrán de nuestras viviendas; las aguas negras, provenientes del retrete, pueden ser peligrosas para la salud; por otro lado las aguas grises, que vienen del lavamanos o de la bañera, las cuáles pueden ser reutilizadas después de tratamientos naturales como estanques con plantas depuradoras como juncos o lirios de agua.
  • Reutilización de aguas depuradas: el agua que ya ha sido depurada y almacenada, se puede volver a utilizar para el jardín o para el retrete, con la condición de aumentar la red de tuberías para no mezclarla.

Casas autosuficientes España

Las casas autosuficientes se han reproducido por cientos de lugares en España en los últimos años, ya que se han desarrollado avances importantes en el ámbito de este tipo de viviendas sostenibles. Además, en la actualidad ya no solo se construyen viviendas aisladas, sino que también se construyen edificios de pisos, oficinas, hoteles, escuelas e incluso centros de salud, generando grandes beneficios medioambientales y habitacionales.

Asturias, Navarra y el País Vasco se han convertido en unos de los mayores referentes de las viviendas verdes en España, gracias a que han adoptado la filosofía Passivhaus.

Las viviendas ecológicas autosuficientes, por sus características de ahorro energético y utilización de fuentes renovables y dada la importancia que tiene la transición energética y la lucha con el cambio climático, a partir de ahora todos los edificios nuevos deberán tener un consumo energético prácticamente nulo, para poder avanzar hacia la descarbonización y un futuro más sostenible. Lo que es sinónimo de la construcción de más estructuras con estas propiedades. Con esta medida se pretende alcanzar el objetivo europeo de nueva construcción íntegramente sostenible. 

Ejemplos de casas autosuficientes en España

La demanda de casas autosuficientes y ecológicas en España va en ascenso. En especial porque sus estrategias de construcción incentivan la productividad, y reducen los costes significativamente. Hoy en día, en España podemos encontrar numerosas viviendas de estas características. A continuación de mostramos algunas:

Las Lomas Passivhaus

Este conjunto está ubicado en las Lomas del Gállego (Zaragoza), y se ha convertido en un proyecto pionero en términos de sostenibilidad debido a las técnicas utilizadas en su construcción.

Estas viviendas ahorran energía y no producen ningún tipo de gasto, ya que son capaces de generar cinco veces más de energía de la que consumen. Tal es la cantidad de energía que generan, que sus dueños podrán recuperar parte de la inversión debido al excedente eléctrico. Además, gracias a que su funcionamiento es a través de energías renovables no tienen ningún gasto en facturas de luz ni gas, y su impacto ambiental es casi nulo.

Su interior cuenta con un aire limpio, constante y renovado que favorece la eliminación de virus, bacterias y hongos, por lo que se le suma un alto grado de confort y un ambiente saludable. Además, no cuenta con radiadores, ni sistemas de aire acondicionado. En su lugar están dotadas de un sistema de ventilación con recuperador de calor, y un suelo radiante que proporciona calefacción y refrigeración. Estas viviendas conseguirán crear unas condiciones interiores de temperatura y confort adecuadas durante todo el año, con un gasto mínimo de energía

Se trata de un modelo de construcción que introduce la solución más rentable (tanto para el usuario como para el planeta) logrando viviendas sostenibles y energéticamente eficientes, con un alto grado de bienestar para sus usuarios. Cuentan con la certificación Passivhaus Premium, la categoría más alta del estándar internacional Passivhaus y la más exigente del mundo en eficiencia energética, lo que las convierte en mucho más eficientes y con un menor consumo que la calificación “A”.

Casa EntreEncinas

Esta vivienda está situada en Villanueva de Pría (Asturias) y se trata de una casa autosuficiente construida según criterios de bioconstrucción, y cuyo diseño integra, por un lado, los conceptos de eficiencia energética del estándar Passivhaus, y por otra, la arquitectura ecológica, que garantizan una vivienda de consumo de energía casi nulo, así como los principios de bioconstrucción, que exigen el uso de materiales y sistemas constructivos de bajo impacto ambiental. 

La forma y ubicación del edificio, así como la distribución interior, han sido diseñadas para obtener el máximo aprovechamiento de los recursos naturales del clima, y por consiguiente lograr un menor consumo energético. Además, la elección de los materiales fueron un elemento determinante y esencial para lograr un alto nivel de bienestar y confort de los habitantes de la casa y para el medio ambiente.

La Casa Herrera

Esta vivienda autosuficiente está situada en Herrera (Sevilla), uno de los pueblos más calurosos de España, tratándose de la primera Passivhaus en Andalucía construida con un sistema tradicional de doble hoja cerámica. Este hecho comprueba que la construcción de Passivhaus es también posible con un sistema de construcción más convencional, consiguiendo el máximo confort con el mínimo consumo energético.

A través de la optimización del diseño bioclimático maximizando las ganancias solares, el alto nivel de aislamiento, la reducción de las infiltraciones y el sistema de ventilación controlado con recuperación de calor, se garantiza el máximo confort en el interior d ella vivienda con un mínimo consumo energético. Por otra parte, el sistema de calefacción es mediante suelo radiante y la producción de ACS están alimentados por una estufa de pellets. Y, por el contrario, en verano, el suelo refrescante se alimenta mediante una bomba de calor aire-agua. Además, como medida adicional de ahorro energético, cuenta con un pozo canadiense para aprovechar la estabilidad térmica del terreno durante todo el año.

Otros ejemplos de casas ecológicas autosuficientes

Son también muchos los proyectos internacionales de casas autosuficientes que hay en marcha en la actualidad. A continuación, os enseñaremos 5 ejemplos de casas construidas bajo el estándar autosuficiente y ecológico.

Blooming Bambú

El significado es Bambú en flor, es un proyecto arquitectónico vietnamita, diseñado bajo la  H & P, la cuál está construyendo casas ecológicas de bajo coste, para que las personas de bajos recursos puedan adquirirlas. 

Estas casas autosuficientes y ecológicas han sido diseñadas para que sean resistentes a inundaciones, y para ello se construyen sobre pilotes. Cuenta con 44 metros2, y los materiales usados para el revestimiento son locales, entre ellos encontramos hojas de coco y bambú.

casas-autosuficientes-blooming-bambu

Fallhouse

Esta casa autosuficiente ecológica viene proyectada del estudio de arquitectura de San Francisco, Fougeron. Esta vivienda tiene una fachada de cobre y tiene una gran protección contra incendios. Las ventanas de FallHouse son de eficiencia energética, lo que reduce bastante su consumo de energía evitando la instalación de sistemas de climatización. Además cuenta con un sistema de recogida de aguas pluviales.

casas autosuficientes fall house

P.A.T.H

Las casas autosuficientes P.A.T.H (Prefabicated Accesible Technological Homes) están diseñadas por un reconocido arquitecto francés PhilippeStarck, y se trata de viviendas de alta gama, prefabricadas y accesibles. 

Se trata de varias casas autosuficientes las que ya han sido construidas y se puede encontrar en diversos tamaños y formas, y en cuanto a su material de construcción pueden ser de cristal y madera, o solo de madera. Cuentan con un techo solar, un sistema de recogida de agua y aerogenerador.

casas autosuficientes PATH

S House

También construidas por una firma vietnamita, VoTrongNghia, se trata de casas autosuficientes que buscan ofrecer a los habitantes un hogar barato, que sea sostenible, y accesible para todos.

La idea es construir viviendas con materiales locales, como serían el bambú y la hoja de palma. Es una vivienda desmontable, lo que simplifica el proceso de transporte de la misma hasta el lugar de construcción.

casas autosuficientes S House

Edificios autosuficientes

Ya son muchas las construcciones de edificios sostenibles que buscan un descenso significativo en la emisión de CO2, ya que el uso de los combustibles fósiles utilizados para el funcionamiento de un edificio, es uno de los factores que contribuye en gran medida a la contaminación. Porque, aunque no lo parezca, para construir y abastecer de energía un edificio se emite más CO2 que con el transporte.

Por tanto, se han llegado a desarrollar los llamados edificios autosuficientes, que son capaces de autoabastecerse de energía por ellos mismos sin necesidad de un aporte exterior para poder funcionar. Los principales consumos de energía que tiene un edificio normalmente son térmica y eléctrica, por lo tanto son estos los que tenemos que abastecer.

Para poder hacer realidad este autoabastecimiento, será esencial la energía fotovoltaica. Por ello, se deberá realizar un estudio para saber la extensión de placas fotovoltaicas necesaria para hacer frente a la demanda energética del edificio. 

Pero por otra parte cuanto menor sea la energía que necesita el edificio menor producción de electricidad se precisará y por tanto menores serán los costes iniciales de inversión. La solución a ello será usar iluminación eficiente, equipos de bajo consumo y climatización con alto rendimiento energético.

Se puede dar el caso de realizar el cálculo de cuántos paneles fotovoltaicos serían necesarios para abastecer las necesidades energéticas de los habitantes, sea demasiado extensa y no quepan en la superficie del edificio. La solución sería reducir la demanda, lo que reduciría la superficie necesaria, o la incorporación de sistemas inteligentes de seguimiento solar; de esta forma podemos conseguir un aprovechamiento óptimo de la radiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *