Advertisement

PULSE: nueva forma de medir la estanqueidad de los edificios

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

ENSAYO-HERMETICIDAD
14/03/2016

Las fugas de aire no controlado en edificación pueden dar lugar a pérdidas de energía de hasta un 30%, estas se producen debido a la entrada de aire del exterior a través de puertas y ventanas o a la mala ejecución de los puentes térmicos, por lo que controlar y medir la  estanqueidad se convierte en una prioridad si queremos mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Medir la estanqueidad: Ensayo Blower Door

Pero para poder mejorar la estanqueidad tenemos que disponer de equipos para ello. Hasta la fecha la mejor forma para medir la estanqueidad era mediante el ensayo Blower Door (Puerta de soplado), este sistema es el más extendido del mercado para medir el nivel de estanqueidad, es el ensayo que se emplea en las viviendas pasivas que tienen los criterios de estanqueidad más exigentes dentro del sector de la construcción, para cumplir el Standard Passihaus las filtraciones de aire en la vivienda deben de ser menores a 0,6 renovaciones por hora.

El ensayo Blower Door consiste en un test que evalúa el nivel de permeabilidad de los edificios. Para ello es necesario un ventilador colocado en la puerta principal del inmueble, que despresuriza el interior del mismo y analiza su hermeticidad, este ensayo requiere el sellado de dicha puerta para posteriormente mediante el ventilador generar una gran diferencia de presión entre el interior y el exterior del inmueble.

BLOWER-DOOR

 

IMAGEN: ENSAYO BLOWER DOOR

Dicho ensayo se realiza en alta presión (50 Pa) lo cual no es representativo de los valores de presión normales que tiene un edificio con respecto al exterior, estudios recientes realizados en el Reino unido han detectados discrepancias en diferentes pruebas realizadas en los mismos edificios.

PULSE

Analizando el sistema anterior científicos de la Universidad de Nottingham han desarrollado un método novedoso y fácil de usar para la medición de la estanqueidad de los edificios, con el fin de ayudar a eliminar las corrientes de aire, mejorar la eficiencia energética y reducir las facturas de calefacción.

Este nuevo ensayo recibe el nombre de PULSE, dicha prueba libera una corta ráfaga de aire que crea un pulso de baja presión en todo el edificio. Este pulso  se puede utilizar para medir el flujo a través de vías de fuga y, por lo tanto conseguir determinar la estanqueidad del edificio.

El Dr. Ed Cooper, Jefe de Desarrollo de dicho ensayo, ha comentado que: “La brecha entre el diseño y el rendimiento de la estanqueidad de los edificios puede, en el mejor de los casos causar molestias a los ocupantes y en el peor provocar un significativo desperdicio de energía y problemas de salud. La nueva prueba, que es rápida y fácil de operar, podría ayudar a mitigar estos problemas al permitir que los test  puedan ser realizados por cualquier persona con una formación mínima. Podría tener un gran impacto en la mejora del rendimiento de los edificios”.

El ensayo Bolwer Door que se ha utilizado desde los años 70 tarda por lo general 15-30 minutos para completarse y requiere de un operario capacitado. Generalmente, se utiliza solamente en la fase final de la construcción cuando ya es demasiado tarde para detectar problemas, realizar reformas en los elementos constructivos en la fase final de la construcción puede resultar demasiado caro.

La técnica del impulso es rápida y de fácil aplicación, suficiente para que los trabajadores de la construcción puedan llevarla  a cabo ellos mismos varias veces antes de la finalización de la obra, con el ahorro de tiempo y costes de pruebas anteriores.

La unidad de prueba de impulso es autónoma y no tiene necesidad de penetrar en la estructura del edificio o bloquear el acceso a alguna de las puertas.

Los resultados se ejecutan en el interior de la unidad de impulso, que cuenta con una interfaz gráfica para el análisis, fácil de usar, y podría  descargar sus datos en Internet eliminando cualquier posibilidad de alterar resultados.

La prueba también ofrece resultados precisos y repetibles midiendo a presiones típicas de infiltración y teniendo en cuenta los cambios en los niveles de presión  causados por el viento o la temperatura exterior.

Ventajas de PULSE

Según sus fabricantes, el equipo presenta las siguientes ventajas:

  • Bajo coste del equipo.
  • Rapidez de realización de la prueba.
  • Funcionamiento limpio y silencioso.
  • Portabilidad.
  • Facilidad de calibración.

Principales aplicaciones de la tecnología PULSE

  • El establecimiento de la hermeticidad al aire en viviendas existentes que presenten problemas de infiltraciones de aire.
  • Comprobación de las medidas que se pueden realizar en una instalación para mejorar la estanqueidad al aire.
  • Verificación del cumplimiento de las normativas vigentes.

 Problemas de los métodos actuales de pruebas de hermeticidad

  • Genera molestias innecesarias a los ocupantes.
  • Su realización lleva bastante tiempo, requiere de una amplia preparación del sitio y la presencia de personal especializado en el edificio.
  • Conduce a imprecisiones debidas al viento o un error del usuario.

El método de impulsos en qué consiste

PULSE ha desarrollado un enfoque revolucionario para realizar la prueba de estanqueidad al aire. Se basa en el uso de un impulso de aire a baja presión que se hace pasar a través de la vivienda para proporcionar una medición más exacta de la forma en la que cae la presión en el interior  y las infiltraciones de aire que se generan. La realización del ensayo a baja presión ofrece los siguientes beneficios:

  • La prueba puede llevarse a cabo utilizando un pequeño compresor portátil, lo que lo convierte en un sistema muy versátil.
  • Proporciona una medición más precisa.
  • Reduce el tiempo para realizar la prueba.
  • El método es menos intrusivo.
  • El compresor es fácil de manejar, por lo tanto hay pocas posibilidades de error humano.
  • La prueba está diseñada para tener un coste bajo al usuario.

Este invento estará en el mercado a mediados del 2016, según sus fabricantes dará un salto de calidad dentro del sector de la certificación de estanqueidad en edificios, esperemos que sea una herramienta que permita mejorar la eficiencia en las construcciones del futuro.

Vídeo PULSE

En este vídeo te ampliamos la información sobre PULSE; una nueva forma efectiva de medir la estanqueidad de las viviendas.

 (*) Fuente: Artículo publicado en el boletín The HVAC&R Industry – The weekly eNewsletter from ASHRAE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas