Suelo climatizado: 5 necesidades, 1 solución

(5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

suelo-climatizado-multitubo
10/03/2020

El suelo climatizado permite cumplir los requisitos del nuevo CTE (Código Técnico de la Edificación) y RITE en cuanto a normativas de instalaciones térmicas, confort, salubridad, aislamiento térmico y aislamiento acústico. Por lo que estamos ante un sistema apto para integrarse en cualquier tipo de edificación, no únicamente en la residencial.

La solución de suelo climatizado permite satisfacer cinco necesidades en las viviendas y otro tipo de edificios con un único sistema:

  1. Confort en invierno- modo calefacción
  2. Confort en verano- modo refrigeración
  3. Aislamiento térmico
  4. Aislamiento acústico
  5. Maximiza el espacio (m2) disponible

Confort en invierno – modo calefacción

 El uso del suelo climatizado como emisor radiante de calefacción fue su primera aplicación y su origen se remonta a la antigüedad. Es la aplicación más conocida y utilizada del sistema.

En la actualidad se está convirtiendo en un estándar en obra nueva residencial, tanto en unifamiliares como en viviendas en altura. Igualmente está experimentando un gran avance en edificación no residencial y terciaria: bibliotecas, residencias, hoteles, naves industriales, granjas porcinas, etc.

Es ampliamente conocido que el cuerpo humano realiza intercambio de calor fundamentalmente por radiación, esta es la razón por la que la sensación de confort térmico que consigue el suelo climatizado es insuperable por ningún otro sistema emisor de calor.

Además del confort, el otro pilar que ha consolidado el éxito del sistema como emisor de calefacción es la eficiencia energética. Estamos ante una solución que trabaja a bajas temperaturas (valores habituales 35º – 42º) en modo calefacción, por lo que se combina perfectamente con los equipos y sistemas de producción térmica más eficientes. Igualmente permite cumplir con las normativas actuales de eficiencia energética y ahorro de energía.

En edificaciones de muy alta calificación energética, tipo consumo casi nulo o tipo Passivhaus, se pueden tener temperaturas de funcionamiento por debajo de los 30ºC en calefacción.

Confort en verano – modo refrigeración

 Tiene como detractores a aquellos que no lo han experimentado.

Lo más habitual en climatización residencial es pensar en un sistema de aire acondicionado. Un sistema que enfría y mueve el aire en determinadas estancias, normalmente sólo en salones y dormitorios.

El concepto de confort en verano por suelo climatizado es una propuesta bastante diferente. El objetivo es generar el conocido como “efecto cueva” proporcionando una sensación de confort térmico sin molestas e insanas corrientes de aire. El suelo refrigerante proporciona confort sin resecar el ambiente y evita los molestos golpes de frío que tanto afectan a los usuarios.

Los 26ºC que se mantienen con suelo climatizado en modo refrigeración es más que suficiente. De acuerdo con nuestra experiencia, en uso residencial (con los aislamientos actuales) esta temperatura ambiente unida al mencionado efecto cueva proporciona un estado de confort térmico a la mayoría de los usuarios. Se trata de cambiar el chip, no es un aire acondicionado y el concepto y la sensación de confort térmico es diferente.

Cabe mencionar que en zonas de costa o con alta humedad relativa en verano la temperatura de impulsión tiene que estar limitada para evitar posibles condensaciones. En residenciales en estas zonas se suele combinan con un sistema de fan-coils. En edificaciones no residenciales o con elevadas cargas térmicas en verano, se hace necesario un estudio previo para evaluar la idoneidad del sistema desde el punto de vista de capacidad de refrigeración y tiempo de respuesta requerido.

Aislamiento térmico

 Los elementos aislantes que forman parte del sistema de suelo climatizado tienen como objetivo principal asegurar la emisión del flujo térmico hacia las estancias que se van a climatizar.

La evolución y optimización de estos elementos aislantes en materiales y los nuevos aditivos base grafito, ha permitido que se puedan integrar en los forjados y además proporcionen prestaciones de aislamiento térmico estructural a la edificación. El CTE establece que el suelo climatizado se puede integrar en la estructura con la consideración técnica de suelo flotante. En función de si se trata un bajo o forjado intermedio, se instalará un tipo u otro de panel aislante que nos permitirá cumplir con los requisitos de aislamiento térmico del CTE sin necesidad de elementos adicionales.

Aislamiento acústico

 Por las mismas razones expresadas en el apartado anterior. Seleccionando un panel aislante con las debidas prestaciones de aislamiento acústico vamos a cumplir con los requisitos que establece el CTE en términos de aislamiento acústico. Y al igual que en el caso anterior, sin necesidad de elementos adicionales al suelo climatizado.

Maximiza el espacio (m2) disponible

 Estamos ante un sistema emisor que se integra en los elementos constructivos, por lo que no ocupa ningún espacio y maximiza los m2 disponibles.

No tenemos elementos emisores a la vista. El panel aislante y los circuitos de tuberías quedan integradas en el suelo de la edificación. Y los colectores o distribuidores se ubican generalmente en paredes o armarios empotrados.

Esta es otra gran ventaja del sistema de suelo climatizado, no tenemos elementos emisores a la vista y no interfiere ni condiciona el mobiliario y la decoración de las estancias. Además de revalorizar los inmuebles aumentando el espacio útil disponible.

Suelo climatizado, socio preferente para la aerotermia

 El conjunto formado por la bomba de calor aerotérmica como sistema de producción de frío y calor, y el sistema de suelo climatizado como emisor del frío y calor producido por aerotermia es un binomio que se está imponiendo como instalación óptima en la edificación actual.

 Nuestro clima con necesidades tanto de calefacción en invierno como de refrigeración en verano hace que la bomba de calor aerotérmica esté teniendo un enorme avance. De igual manera el suelo climatizado capaz de emitir tanto frío como calor es el socio emisor ideal para este sistema.

Además de todas las ventajas enumeradas en este artículo, el hecho de que tanto la bomba de calor aerotérmica como el suelo climatizado trabajen a temperaturas moderadas tanto en frío como en calor hace que la combinación de ambos sistemas permita alcanzar altos rendimientos operativos con el consiguiente ahorro energético. Y por supuesto habilitan y favorecen el poder alcanzar la máxima calificación energética para los edificios.

Lo cierto es que está siendo una necesidad indispensable en los hogares, por la existencia de gran cantidad de normativas europeas que presionan a buscar opciones más ecológicas y energéticamente eficientes y el suelo climatizado cumple con estos requisitos.

Multitubo ha aportado recientemente al mercado el sistema autoadherente de montaje rápido AIS Klima Klett con los más avanzados materiales tanto aislamiento térmico y acústico y su tubería de 7 capas específica para suelo climatizado.

Tuberia-klett-siete-capas-multitubo

Artículo de Miguel Ángel Torres; Director de Soluciones de Fontanería y Climatización de Multitubo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas