Junta J-Max, una revolucionaria solución para las humedades por filtración en muros y fachadas

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

junta j max solucion para las humedades
05/11/2021

La junta estanca J-Max, de ULMA, es una revolucionaria solución para las humedades que se generan en los encuentros entre las albardillas y los vierteaguas. Con esta junta se consigue evacuar hacia el exterior el agua de lluvia filtrada entre las juntas de dilatación de una manera sencilla, práctica y duradera.

Las juntas como punto conflictivo

El agua es imprescindible para la vida, de eso no hay duda. Pero como pasa con casi todo, necesitamos un equilibrio. Si es escasa o demasiado abundante, tenemos un problema y si la encontramos en forma de humedad, pues también. Hasta aquí todos de acuerdo.

Pero es que, además, el agua siempre encuentra el camino de salida, porque no hay resquicio, ni junta, que se le resista. Las juntas son el punto conflictivo en cualquier construcción, porque si no se colocan correctamente, es como atarse mal el primer botón de la camisa. O te das cuenta y lo corriges, o el muro se llena de manchas de humedad.

Problemas en muros o fachadas

Es lo que suele ocurrir con el tiempo en los muros o fachadas de nuestras casas. La lluvia cae sobre el muro. Éste, está protegido por unas albardillas, que se colocan unas junto a otras separadas por una junta de dilatación correctamente sellada.

Este es el procedimiento normal y correcto. El problema es que, con el paso del tiempo, el sellado envejece y se cuartea, dejando de hacer su función. Termina por filtrarse el agua de lluvia dentro del muro, creando manchas y humedades problemáticas. Como el botón en el ojal equivocado.

Junta J-Max, la solución para las humedades

La junta estanca J- Max es una revolucionaria solución para las humedades que se generan en los encuentros entre las albardillas y los vierteaguas. Con ella conseguimos evacuar hacia el exterior el agua de lluvia filtrada entre las juntas de dilatación. Es como si colocamos un pequeño canal de drenaje entre las piezas, que además sobresale del paramento, con lo que consigue recoger y evacuar toda el agua de lluvia. Así se evita que aparezcan los chorretones y manchas de agua. En pocas palabras: conseguimos una junta estanca.

La J-Max está fabricada en PVC rígido. Al colocarse entre las piezas, queda embutida en el mortero de agarre y, junto con las albardillas y vierteaguas entre las que se haya colocado, consiguen un acabado impermeable y duradero sin necesidad de sellado.

Ventajas de la junta J-Max

Entre las ventajas de la junta J-Max se encuentran las siguientes:

  • Asegura la estanqueidad de las juntas entre albardillas y vierteaguas.
  • Evita la aparición de manchas en la fachada.
  • No se deteriora con el tiempo, por la naturaleza de su material.
  • Se instala muy fácilmente.
  • No necesita sellado y su longitud se adapta a todos los anchos de muro.

Descubre la solución definitiva con J-Max y consigue unas juntas de dilatación estancas entre prefabricados. Si eres promotor, constructor o jefe de obra y te ha tocado lidiar con problemas de humedades en muros y fachadas, seguro que esto te interesa.

Más información:

ulma logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *