DGNB System se adapta a España para certificar la sostenibilidad de edificios y distritos

(2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

gbce-certificacion-dgnb-system
11/12/2020

GBCe ha presentado la certificación DGNB System, un sistema desarrollado por DGNB, el Green Building Council alemán, para evaluar y certificar la sostenibilidad de edificios y distritos.

La certificación DGNB System es una herramienta internacional basada en normas y estándares europeos que puede ser aplicable en todo el mundo, tras su adaptación a las condiciones específicas de cada país.

Presentación de DGNB System

Durante el último año y medio, tal y como ha recordado en la presentación online el director general de GBCe España, Bruno Sauer, GBCe ha trabajado en estrecha colaboración con DGNB para adaptar la certificación DGNB System alemana al mercado español, teniendo en cuenta las particulares climáticas, normativas, económicas y culturales de nuestro país. “Sabemos de su potencial en el mundo y España no podía quedarse atrás. Esta herramienta se ha convertido en una referencia europea”, ha comentado Sauer.

Para llegar hasta este punto, el director de GBCe ha comentado que en junio de 2019 se firmó un acuerdo de colaboración que tenía como objetivo compartir actividades en diferentes redes y entidades internacionales, establecer una edificación europea de la sostenibilidad para el entorno construido y un lenguaje común para la certificación, así como realizar actividades en países hispanohablantes orientadas a compartir conocimiento sobre el lenguaje europeo de certificación y sobre las políticas europeas para la edificación sostenible.

Grupo de trabajo con 6 proyectos

“Europa es pequeña pero es el continente más avanzado en la implementación de técnicas para la descarbonización”, ha señalado Sauer. En julio de 2019, DGNB invitó a España a sumarse al proyecto piloto para adaptar el DGNB al contexto español y para ello se formó un grupo que ha trabajado en 6 proyectos que esperan ser certificados a lo largo de 2021.

En este sentido, Christine Lemaitre, CEO de DGNB, ha señalado al respecto que “todos conocemos los retos de la construcción con relación a la problemática del clima, que han quedado especialmente patente en esta época de pandemia. La gran pregunta es cómo lograr aplicar las premisas a cada uno de los edificios”.

Creación de la certificación DGNB System

Lemaitre apuntó a que la certificación nació ante la necesidad de definir la sostenibilidad y crear un lenguaje común. Se introdujo en el mercado en 2009 y hoy en día ya hay más de 4.500 proyectos certificados en 39 países. “Hay que mirar a la edificación de forma global. Analizar todos los puntos de vista para conseguir un diseño orientado al futuro. La certificación juega un papel esencial teniendo en cuenta el tiempo estimado de vida de un edificio, lo que hace necesario esta perspectiva de futuro y pensar cómo va a afectar el cambio climático al edificio”.

En este sentido, la CEO de DGNB señaló que este sistema de certificación “más allá que un listado de condiciones es una herramienta global, que se apoya no en medidas sobreañadidas sino en un resultado final. Tenemos que pensar dónde está ubicado el edificio y cuál es su impacto cultural, a la vez que nos basamos en criterios de ciclo de vida, transparencia y sostenibilidad”.

Una certificación a nivel global

Lemaitre apuntó también que con esta herramienta se introduce el concepto de arquitectura de calidad no solo técnicamente, sino en relación con los ODS. “Tenemos que innovar, hacer las cosas mejor y de una forma diferente, y Europa debe estar unida en estos objetivos”, afirmó.

Desde DGNB estamos muy contentos de que haya países que siguen adaptando la certificación a sus condiciones específicas. La certificación ayuda a establecer un estándar más alto que los requisitos legales. De esta manera, forzamos a los políticos a que sean más ambiciosos en sus normativas. Con DGNB System logramos que se oiga nuestra voz a nivel global”, manifestó la representante de DGNB.

Materiales sencillos y renovables

En este sentido, la presentación de la certificación DGNB System también contó con diferentes profesionales que hablaron de buenas prácticas en edificios certificados por DGNB. Martin Haas, de Haas Cook Zemmrich Studio2050, un estudio de arquitectura alemán que fue parte del proyecto del DGNB desde sus inicios, señaló que el certificado “apoya construir solo lo necesario, con materiales sencillos y renovables”.

Para ello, puso como ejemplo el proyecto de construcción de un edificio de oficinas de 10.000 m2 en Alemania, construido bajo los requerimientos de la certificación. Esta herramienta permitió reducir la huella del carbono y se consiguió que el microclima interactuara con el edificio, teniendo en cuenta el ciclo de vida de los materiales y la sostenibilidad del resultado final. Así, el edificio se construyó con el enfoque adecuado para optimizar la luz solar y el aire fresco procedente de un bosque cercano que aportaba la posibilidad de ofrecer una excelente ventilación.

Materiales e interiores

“El DGNB ofrece directrices idóneas en cuanto a sostenibilidad. Es clave para llegar al resultado final esperado y para llegar a acuerdos con el cliente”, señala Hass. Así, en este proyecto se analizaron minuciosamente diferentes materiales y su rendimiento energético e impacto en la huella de carbono, para terminar decretando que la tierra era el recurso que se necesitaba. Así, se construyó un puro de piedra y arcilla, puesto a prueba durante un mes, que ofreció excelentes resultados.

Hass señaló también que las personas deben llegar a establecer vínculos emocionales los edificios que habitan. “El hecho de que las personas quieran pasar tiempo en el edificio es el mayor éxito. No hay mejor satisfacción que la gente aprecie lo que has hecho y el entorno sea perfecto para trabajar e interactuar. Para todo ello, el papel del DGNB fue fundamental para marcar las directrices que nos guiaron en el proceso de encontrar soluciones realmente sostenibles.  

Criterios para todo tipo de edificaciones

Por su parte, Thomas Kraubits, de estudio de ingeniería alemán Buro Happold, resaltó su experiencia a la hora de emplear criterios DGNB ante todo tipo de edificaciones, independientemente del material utilizado para su construcción, si son edificios antiguos o nuevos, o el tamaño. Así, Kraubits señaló que se ha aplicado esta certificación en espacios desde 4.000 m2 a 200.000 hectáreas. “Hay que mirar más allá, cómo puede ayudar el edificio al tejido urbano y al medio ambiente, evaluando el ciclo de vida para ser neutrales en carbono, pero teniendo en cuenta la sostenibilidad”, señala.

Así, el representante de Buro Happold señaló que “DGNB System es una herramienta de gestión muy útil, incluso para las reformas de edificios existentes”. Para ello, puso de ejemplo la certificación de un distrito sostenible en Colonia, con más de 5.000 habitantes y otros tantos trabajadores, cuya arquitectura tuvo que tener en cuenta aspectos como la integración del espacio en la ciudad, las subidas y bajadas del agua procedentes del río Rin.

Una guía de pasos a seguir

 “DgNB es una herramienta de gestión para saber si una edificación puede ser sostenible, que puede impulsar al diseño, pero solo si se aplica desde el principio. Es una guía de sostenibilidad que constituye un auténtico manual de diferentes aspectos a tener en cuenta en los diferentes pasos para llevar a cabo el proyecto, y que conecta los diferentes agentes implicados para asegurarse de que todos van al unísono”, afirma Kraubits.

Por su parte, Gustaf Lilliehöök, de Nordic Real Estate Properties, de Copenhague, habló desde el punto de vista del inversor inmobiliario interesado en la sostenibilidad. Lilliehöök señaló al respecto que “DGNB Systems es una piedra angular y una directriz fundamental de cara al futuro, que apuesta por procesos más eficaces, generando valor y cumpliendo con las condiciones de sostenibilidad. Los grandes fondos de pensiones buscan certificaciones en su carera de inversiones. Por ello, las certificaciones están llamadas a convertirse en un estándar de mercado”.

Edificios en la adaptación al contexto español

Por último, el evento de certificación de DGNB System contó con una mesa redonda de las personas que han conformado el grupo de trabajo que durante año y medio han logrado adaptar la herramienta europea a la realidad española a través de seis proyectos en diferentes fases de construcción. Los encargados de hablar sobre ello fueron Tomás Guyot, de B01 Arquitectes; Laura Peña, de Trasbordo; Alba Campos, de Zero Consulting; Eulàlia Figuerola, de HAUS Healthy Buildings; y Victoria Aguilar, de Corestate Capital, moderados por el director de GBCe, Bruno Sauer.

Todos los integrantes del grupo destacaron lo interesante que fue la experiencia de la adaptación de DGNB System al contexto esapñol, a pesar de que en algunos casos el proyecto ha resultado muy duro, especialmente cuando la certificación no se ha aplicado en las fases iniciales del proyecto de construcción. En cualquier caso, se destacó que “DGNB System es una interesante herramienta que marca la hoja de ruta para edificaciones sostenibles”, tal y como destacó Laura Peña.

La importancia de adaptación a cada contexto

Por su parte, Victoria Aguilar afirmó que “la industria ya está empujando a contar con una certificación”. Y Peña señaló que “la principal dificultad, y ahí reside el reto, es encontrar información sobre los materiales de construcción que nos permita hacer un análisis real del ciclo de vida para evaluar la sostenibilidad en el futuro y los impactos que va a generar”.

Los miembros del equipo se mostraron de acuerdo en señalar que el hecho de que haya normativas europeas exigentes permitirá ir avanzando en materia de sostenibilidad. También se señaló la necesidad de adaptar los criterios europeos a nivel regional. Así, Peña apuntó que “es fundamental que haya una herramienta europea potente que refleje los objetivos a seguir y certificaciones como DGNB System que recojan su esencia”.

Conclusiones del encuentro

Como conclusión, Figuerola señaló que “si tienes conocimiento, es tu responsabilidad actuar”. Por su parte, Peña afirmó que “una arquitectura sostenible va a generar una mejor calidad de vida para todos. Herramientas como la certificación DGNB System y las normativas europeas son aliadas y la hoja de ruta para conseguirlo”.

Guyot resaltó que “el objetivo es hacer mejores edificios de una manera sistemática y para todos”. Por su parte, Campos manifestó que “a diferencia de la crisis pasada, la actual nos hace colocar la vista en la escala humana. Nos está dando tiempo para la reflexión”. Por su parte, Aguilar afirmó que “el edificio tiene que ser adaptable y flexible y cumplir las normativas del futuro”. Por su parte, Sauer afirmó que “sabemos que, en materia de sostenibilidad, el mundo mira hacia Europa para saber dónde ir”.

Más información:

gbce logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *