El crecimiento de la biomasa en los últimos años

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin valoraciones todavía)
Cargando…

El crecimiento de la biomasa en los últimos años

El crecimiento de la biomasa en los últimos años se ha centrado en el consumo de productos relacionados con la biomasa, procedente de residuos de la industria de la madera o de residuos de la elaboración de aceite o frutos secos.

Crecimiento Biomasa

Este crecimiento se ha visto frenado por la caída del precio del petróleo y la irrupción en el mercado de otras tecnologías de bajo coste, como la aerotermia. Está claro que el mercado se mueve por criterios de costo y no por criterios ecológicos, impidiendo de esta manera que se de un crecimiento en los sistemas para calefacción y agua caliente sanitaria que utilicen biomasa.

Biomasa Industrial

El coste de los combustibles de biomasa procedentes de la industria depende del coste de la materia prima y de la energía que se utiliza en el proceso de fabricación de ésta. En los años de crecimiento, el precio de la materia prima aumenta, por el hecho de que hay una oferta de materia prima que depende del crecimiento de la industria de la madera o de las cosechas del combustible y no del aumento de la demanda de biomasa para combustible de los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria.

Biomasa forestal

La biomasa forestal no está sometida a estas fluctuaciones y su precio no depende de estos factores. La biomasa forestal es abundante en algunas zonas e incluso gratuita por la gestión en comunidad de parte de los bosques españoles. Por otro lado, el consumo de esta biomasa forestal enriquece los bosques y reduce el riesgo de incendios manteniendo viva la masa forestal. El consumo de biomasa forestal se realiza en forma de troncos de leña.

crecimiento de la biomasa

Consumo de calderas

Calderas leña

El consumo de calderas que utilizan leña se ve condicionado a la sencillez de manejo y alta autonomía de carga. El usuario valora lógicamente, el bajo coste del combustible, pero exige un nivel de automatismo comparable a las calderas de gasóleo o pellet.

Hasta el momento, las calderas de gasificación de leña son las que ofrecían mayor autonomía de carga al usuario. Estas calderas permiten una autonomía de carga del orden de 6 a 7 horas. La tecnología en la que se basa su gran autonomía está en la gran eficiencia que se consigue en la combustión del gas generado por la leña.

Para liberar los gases de la leña en la cámara de carga o gasificación, la madera se descompone en componentes gaseosos y sólidos bajo unas condiciones de temperatura y flujo de aire determinadas. El gas que se genera por efecto de este principio se mezcla con aire secundario y se combustiona en la cámara de combustión obteniendo una gran eficiencia y bajo nivel de emisiones.

Calderas mixtas

La aparición en el mercado de calderas mixtas para pellet y leña mejora sustancialmente las prestaciones en confort de las calderas de gasificación. Estas calderas permiten utilizar troncos de leña o pellet indistintamente según las preferencias del usuario.

crecimiento de la biomasa

La caldera pasa a modo de funcionamiento con pellet automáticamente en el caso de que se agote la leña en la cámara de combustión y no se reponga leña, manteniendo así el confort de la instalación sin estar pendiente de la caldera.

La disposición del quemador de pellet por debajo de la cámara de combustión de leña permite encender automáticamente la leña.

De esta forma las calderas mixtas leña/pellet permiten un funcionamiento automático del sistema de calefacción y del agua caliente sanitaria pudiéndose conectar incluso con controles de caldera vía WiFi: que permiten comandar la instalación incluso desde una aplicación de móvil.

crecimiento de la biomasa

Si estás interesado en este tipo de calderas puedes pedir aquí un presupuesto:

Ferroli_banner_cierre_calefaccion_enero-junio_2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *