FOAMGLAS, el vidrio celular con propiedades de aislante térmico

(6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Foamglas vidrio celular
24/09/2019

FOAMGLAS, es un vidrio celular, un material ligero, rígido y de larga durabilidad compuesto por millones de células de vidrio completamente cerradas que se ha revelado como un excelente aislante térmico por sus múltiples propiedades como la incombustibilidad o una elevada resistencia a la compresión.

El producto, que también se utiliza para rellenar huecos en carreteras y como árido para la fabricación de ladrillos, procede de lunas de vehículos, lo que le convierte en un producto reciclado y reciclable con múltiples beneficios como aislante térmico, entre ellos la impermeabilidad y la durabilidad.

Sergio Javier Mateo Sánches, responsable de España y Portugal de FOAMGLAS, explicó las ventajas de este producto en su conferencia “Sistemas constructivos con aislamiento en vidrio celular”, que tuvo lugar en el último día de la feria Rebuild, celebrada en Ifema (Madrid), desde el 17 al 19 de septiembre.

Las propiedades de FOAMGLAS como aislante térmico se mantienen durante toda la vida del edificio, lo que supone una permanente economía de energía. Además, el vidrio celular posee una serie de características que lo hacen estar cada vez más presente en el mercado.

Características y aplicaciones

El FOAMGLAS no solo es impermeable al agua y al vapor de agua, sino también es resistente a la compresión. Es fácil de cortar y ecológico, y presenta una gran estabilidad dimensional, además de ser resistente a los ácidos comunes, a los insectos y roedores, e incombustible Euro clase A1. En cuanto a su uso, según explicó Sánches, el producto conlleva múltiples aplicaciones y se convierte en una solución de estanqueidad en fachadas y cubiertas.

El Foamglas se encuentra amparado por el estándar Passivhaus, que garantiza la búsqueda de un bajo consumo de un edificio, pero también se relaciona con diferentes estándares que hacen referencia a factores como la reciclabilidad o el diseño.

En la cubierta invertida, en la que el aislante térmico protege a la lámina impermeabilizante, se producen puentes térmicos, pero con FOAMGLAS, al ser estable dimensionalmente, es imposible la condensación, lo que le convierte en un sistema blindado y seguro, perfecto para uso en SPAS y piscinas.

Además, este producto de vidrio celular presenta una adherencia plena a la superficie, tanto en frío como en caliente, siempre que el proceso se realice correctamente y se aplique suficiente adhesivo.

Calidad, seguridad y funcionalidad

 La calidad del sistema está garantizada a través de inspecciones sistemáticas, mientras que la elevada durabilidad permite unos costes de mantenimiento mínimo y, consecuentemente, una alta rentabilidad. Es un producto sostenible, que permite un aislamiento óptimo y una protección contra la humedad durante generaciones.

En cuanto al tema de la seguridad, al ser un sistema de aislamiento compacto, totalmente adherido, previene daños y rehabilitaciones a gran escala en caso de producirse una fuga provocada por una perforación en la membrana de la cubierta.

Por último, es reseñable su alta funcionalidad como aislamiento y barrera antihumedad formado por una capa única, y presenta una instalación fácil y flexible.

Sergio Javier Mateo Sánches, como responsable de FOAMGLAS, mostró el producto al público asistente a su conferencia y resaltó que, pese a que no lo podamos detectar, hay una gran cantidad de edificaciones en una ciudad como Madrid que presentan FOAMGLAS. Una de ellas es la estación de Atocha, donde el vidrio celular fue elegido no solo por sus condiciones de impermeabilidad, sino también por ser un material, ante todo, ligero y resistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *