Cogeneración en la transición energética

(10 votos, media: 4,90 de 5)
Cargando…
congeneración ciclo combinado
21/06/2019

La cogeneración es imprescindible en la transición energética. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC 2021-2030) supondrá un gran cambio sistémico de alcance estructural. El borrador de PNIEC, recoge inversiones y calendario en el sistema eléctrico por 91.000 millones de euros, objetivos nacionales en emisiones, renovables y eficiencia que, tras muchas evaluaciones de costes, cargos, rentabilidades, mix, deuda, repercusiones en mercados mayoristas y otros, conducirá en mi opinión a una factura eléctrica entre un 15 y un 35% más cara en España de aquí a 2030.

La transición energética necesita grandes dosis de prudencia y una buena gestión de la realidad. Consenso y tempo son vitales para poner en sintonía la imprescindible acción por el clima y las decisiones sobre el modelo energético, sus consecuencias y realidades económicas, en un ejercicio de responsabilidad política, justicia distributiva y sostenibilidad no exento de dificultades pero absolutamente prioritario. Y en este camino hay que tener en cuenta a la industria.

Nuestro Gobierno ha propuesto el PNIEC más ambicioso de toda Europa y también el menos acordado y consultado –los ajustados plazos han contribuido a la falta de negociación–, pero además este borrador está totalmente descuadrado con la industria manufacturera: no encaja en cifras, ni técnica ni económicamente (otros países no han puesto cifras). Esperemos que haya predisposición a debatirlo con la presencia de los afectados. El acierto del PINIEC solo vendrá del diálogo y del acuerdo con la industria.

La CE insta al Gobierno español a revisar la cogeneración en el PNIEC

La Comisión Europea ha elogiado oficialmente nuestro PNIEC como el más ambicioso, modelo a seguir para otros países de la UE, lo que valoramos positivamente pero también, con mucha sutileza, la Comisión Europea ha señalado al Gobierno español que verifique qué está planificando con la cogeneración industrial a gas, no vaya a ser que se haya equivocado, señalando: “en cualquier caso, debe verificarse que la reducción planificada no es debida a un factor de emisión erróneo”. Y es que el borrador de plan español preveía cerrar una de cada tres cogeneraciones a gas al no renovar o reemplazar las que llegan al final de su vida, algo que ha debido causar perplejidad en los técnicos europeos puesto que precisamente la cogeneración es la tecnología más eficiente y con gas está siendo potenciada en la transición en países como Alemania, por ejemplo.

Parece evidente que el borrador de PNIEC se ha equivocado con la industria calorintensiva que emplea cogeneración y que suministra el 20% de la energía requerida por la industria española. Ya la propia Oficina Española de Cambio Climático había reconocido el error del PNIEC al no valorar correctamente el ahorro de emisiones que logran las cogeneraciones. Pero para esto están las propuestas, para ser mejoradas con la participación de todos, para evitar que perdamos la eficiencia y competitividad que aportan las cogeneraciones a España y a su industria. Como hemos alegado los cogeneradores, lo que queremos es que España tenga un PNIEC mejor, que ahorre más energía y reduzca más emisiones, y ello indiscutiblemente se logra con más cogeneración y más industria, no con menos.

La cogeneración es insustituible para la industria en la transición energética, el calor de alta temperatura que suministra no puede electrificarse. Los retos energéticos con la industria se le acumulan al Gobierno: los electrointensivos, los calorintensivos que cogeneran y todas las industrias consumidoras de gas están seriamente contrariadas y pierden competitividad. Todas afrontan contiendas y enarbolan argumentos perfectamente contrastados sobre el diferencial de precio de la energía con Europa y los repartos de costes, peajes, impuestos y contraprestaciones en España y en otros países que son competidores directos de nuestros industriales manufactureros.

¿Ha caído la industria en desgracia a los ojos del Gobierno de Pedro Sánchez? No creemos que sea eso, sería un suicidio nacional porque la competitividad energética de la industria aparece como prioridad en la agenda gubernamental, sin embargo no llegan esas palancas que hagan posible una acertada transición energética de la industria, que espera y desespera por que se incluyan desarrollos en los estatutos de consumidores electrointensivos y gasintensivos, las redes cerradas, la cogeneración y la competitividad del gas industrial.

El nuevo Gobierno debe mejorar el PNIEC y desarrollar de forma inminente y coordinada sus retos regulatorios poniendo el foco en la industria, porque eso es una condición indispensable si queremos seguir contando con industria en España y tener un plan factible para la transición.

Con menos industria, no habrá ni demanda, ni actividad, ni salarios, ni pensiones… ni tampoco transición energética. Hay que tener en cuenta a la industria si queremos conjugar el mantenimiento de objetivos ambiciosos en cambio climático, renovables, eficiencia y economía circular con mayor actividad, sostenibilidad económica y calidad de empleo en una España más industrial. Nuestra industria es fuerte, competitiva y exportadora pero está en una encrucijada iniciando un anunciado declive. Acométanse con decisión y urgencia políticas y pactos para potenciar nuestras industrias y abordar los retos clave ligados a la transición energética y ecológica. Estamos en una emergencia industrial que está dejando de ser silenciosa.

El borrador de PNIEC planteaba cerrar una de cada tres cogeneraciones industriales del país, Europa ya ha advertido de que este asunto necesita una revisión. No podemos renunciar a la generación más eficiente, que aporta menores emisiones, más competitividad y garantía de potencia al 20% del PIB industrial del país. Si en lugar de ello aumentamos la cogeneración, mejoraremos el PNIEC porque lograremos ahorrar más energía y emisiones –más de 5 millones de toneladas de petróleo y 22 millones de toneladas de CO2-, ahorrando 2.700 millones de euros. Si con más cogeneración ahorramos energía y emisiones y potenciamos la industria, ¿por qué ir a menos? Tomemos nota de Alemania que tiene previsto incrementar su cogeneración hasta el 21% de su mix, mientras en España actualmente es el 12% y se pretende reducir al 5%.

Hace falta una estrategia energética para la industria en España. En ACOGEN estamos esperanzados con la acogida de la Comisión Europea, del Ministerio para la Transición Energética y del de Industria a nuestras aportaciones para construir un mejor escenario con más cogeneración. Confiamos en que las indicaciones de la CE y de las instituciones españolas que siguen trabajando para ultimar el Plan a fin de año, logren un PNIEC que acierte con el papel de la cogeneración y de su industria, tal y como ha sucedido en los países líderes en industria y eficiencia en Europa.

Javier Rodríguez, director general de ACOGEN – Asociación Española de Cogeneración

acogen-logo

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas