Casa domótica: la vivienda inteligente

(7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando...

casa domotica inteligente
23/03/2022

La casa domótica no es el futuro, ya es el presente. Los sistemas domóticos te permiten disfrutar de un sinfín de comodidades, optimizar los recursos y vivir en un hogar más seguro.

¿Para qué sirve la domótica en una vivienda?

La domótica se utiliza para poder automatizar un espacio, en este caso una vivienda, y poder controlarlo y gestionarlo a distancia de manera inteligente a través de dispositivos conectados a una red WiFi como un móvil o un ordenador.

Los dispositivos controlados mediante los sistemas de domótica suelen ser electrodomésticos, puntos de luz, equipos de climatización, agua caliente sanitaria, persianas, sistemas de riego y todo aquello que pueda seguir una serie de instrucciones previamente establecidas por el usuario.

Uno de los objetivos de la domótica es una contribución a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de una vivienda, reduciendo el tiempo del trabajo doméstico, una mayor comodidad y bienestar, y sistemas que refuerzan la seguridad de la vivienda. 

Otro de los factores fundamentales es la racionalización del consumo de energía. Según la guía “cómo ahorrar energía instalando domótica en su vivienda” de la Asociación Española de Domótica (CEDOM), los sistemas domóticos gestionarán todos aquellos dispositivos automatizados del hogar y aprovecharán mejor los recursos naturales, utilizando tarifas horarias de menor coste, reduciendo la factura energética, y ganando confort y seguridad.

Qué se puede controlar en una vivienda domótica

La domótica tiene muchas aplicaciones para desarrollar diferentes funciones dentro de la vivienda. Estas aplicaciones se pueden categorizar en cinco campos:

Gestión energética

Se considera una de las aplicaciones más trascendentales de la domótica. Dentro de este campo, la domótica se apoya en tres pilares fundamentales: ahorro energético, eficiencia energética y generación energética. Cabe aclarar que cuando hacemos referencia a la energía, no solo se considera la energía eléctrica, sino a todo tipo de energía. 

Cada una de las tres subcategorías de la gestión energética cumple una función:

  • Ahorro energético: aquí se incluyen todas aquellas aplicaciones que tienen como objetivo reducir el consumo energético al máximo posible evitando derrochar energía.
  • Eficiencia energética: no se busca el ahorro de energía sino su aprovechamiento al máximo.
  • Generación energética: todas aquellas aplicaciones que controlan los sistemas responsables de generar energía.

Confort

Una de las claves de la domótica es adecuarse a las necesidades del usuario para mejorar la calidad de vida. Aquí el papel que cumple la domótica para inducir al confort es el control de todo el inmueble, para que de esta forma, aquellas tareas rutinarias o repetitivas se hagan solas de forma automática.

Dentro de esta categoría se recogen los dispositivos que controlan los sistemas de iluminación, control de clima, cerraduras inteligentes…básicamente todos aquellos dispositivos conectados a Internet y que formen parte del sistema domótico. 

En definitiva, el confort desde el punto de vista de la domótica, es el control y manejo de todos los dispositivos desde cualquier lugar y en cualquier momento de forma sencilla y automática, sin perder en ningún momento el control manual.

Seguridad

Consiste en crear una red de seguridad para proteger a las personas y a toda la vivienda. Para ello, es necesario tener en cuenta tanto la prevención de riesgos como la detección de estos para poder actuar frente a ellos.

La domótica tiene el conocimiento del estado de todos los accesos a la vivienda como las puertas y ventanas, aparte de sistemas de seguridad como sensores de incendios, gas o humo, cámaras y alarmas. 

Comunicaciones

Este es uno de los puntos más importantes de los sistemas domóticos ya que gracias a estos dispositivos la comunicación entre la vivienda y el usuario es posible. Así como la comunicación entre los diferentes dispositivos de la casa.

Estos sistemas de comunicaciones se encargan de recibir informes sobre el estado de la vivienda y poder gestionar a distancia los sistemas de telegestión, mantenimiento, los telefonillos y videoporteros, transmisión de alarmas, etcétera.

La domótica contempla la accesibilidad como el conjunto de aquellas aplicaciones e instalaciones dirigidas a mejorar la autonomía de las personas con limitaciones. Su función es crear un espacio donde se facilite el movimiento y desplazamiento por toda la vivienda a todas las personas que se encuentren en ellas. 

Accesibilidad

El comando por voz es uno de los sistemas más utilizados en el sentido de accesibilidad, ya que te permite controlar y ordenar acciones a los diferentes dispositivos solo con la voz.

En la actualidad, se quiere dirigir hacia una accesibilidad universal, esto quiere decir, hacer de los entornos, lugares en los que disfrutar de bienes y servicios que se adapten a las necesidades y capacidades de todos los usuarios sin distinguir entre edad, sexo, raza o grados de capacidad, haciendo del sistema domótico una herramienta que promueva la inclusión social y la igualdad.

¿Cómo convertir tu casa en una Smart Home?

Cada vez son más las personas que optan por instalar un sistema domótico en casa. Por lo general, se trata de una instalación sencilla, y que tiene la posibilidad de realizarse poco a poco. Además, existen presupuestos para todos los bolsillos, por lo que no es necesaria una gran inversión económica.

Las nuevas casas que se construyen hoy en día suelen traer incorporados varios componentes de domótica ya preinstalados, aún así las casas construidas con anterioridad son fáciles de domotizar.

El elemento fundamental para empezar a convertir tu hogar en una casa inteligente o Smart Home, es tener conexión a Internet, ya que todos los dispositivos que se añaden a la vivienda deberán estar conectadas a una red. Hay que tener en cuenta qué para controlar y automatizar de la manera más fácil posible los dispositivos conectados a la red doméstica lo recomendable es un ecosistema domótico.

Ecosistemas domóticos

En la actualidad, gracias a la incorporación de pequeños fragmentos de inteligencia en los diferentes dispositivos del hogar, es posible crear viviendas conectadas capaces de ofrecer multitud de opciones. Sin embargo, debemos tener en cuenta el problema de la fragmentación. Es decir, existen varios ecosistemas que funcionan con protocolos diferentes, y muchos de ellos son incompatibles entre sí, además cada uno de ellos dispone de sus propios dispositivos y electrodomésticos, por lo que debemos escoger bien el sistema por el que vamos a decantarnos.

casa domotica smart home

A continuación, algunos de los ecosistemas domóticos más populares:

  • Alexa de Amazon:  Para crear un sistema domótico con Alexa, es necesario adquirir uno de los altavoces de Amazon como, por ejemplo, el modelo Echo. Una vez lo tengas, solo tienes que vincular los dispositivos compatibles con este asistente (se identifican con la etiqueta “Works with Amazon Alexa”). Como todos los dispositivos formarán parte de la misma red WiFi, el altavoz recibirá nuestras órdenes a través de comandos de voz o mediante la aplicación, y las extenderá al resto: encender el equipo de música, apagar las luces de la habitación…
  • Google Assistant: Google también se ha querido unir a la domótica con sus altavoces inteligentes Home Mini y Home Max, altavoces inteligentes con un asistente de voz, al cuál se le pueden vincular otros dispositivos compatibles (Google Nest, Google Home o Chromecast).
  • Apple HomeKit: Aprovechando su amplia base de clientes con dispositivos iOs, Apple lanzó HomeKit con su asistente de voz Siri, con el que se puede configurar, controlar y comunicar los diferentes aparatos inteligentes desde un único dispositivo, iPhone o iPad. En su página web oficial puedes encontrar todos los accesorios domóticos y dispositivos compatibles.
  • Samsung SmartThings: La marca coreana apostó por un sistema domótico basado en los electrodomésticos y otros dispositivos, de manera que puedas programar diferentes modos y recibir alertas del funcionamiento y estado de los dispositivos. Tiene menos dispositivos compatibles (señalizados con la etiqueta SmartThinngs) que los gigantes Amazon o Google, no obstante, sigue creciendo y forjando alianzas con otras marcas.
  • LG SmartThinQ: Es el más versátil de los ecosistemas, ya que te permite usar dispositivos externos como centro de control, como Echo Alexa y Google Home, y ser controlados desde terminales tanto Android como iOs. También tiene la posibilidad de integrar la conectividad en los electrodomésticos sin necesidad de comprar otros accesorios. Sin embargo, es otro de los ecosistemas que se encuentran en minoría, ya que en España solo existen alrededor de 60 dispositivos compatibles, en comparación de los miles que existen para las grandes marcas.

Ejemplos para tu casa domótica

Una vez que hemos encontrado el dispositivo central que se encargará de controlar el resto de dispositivos de la vivienda, solo queda decidir cuáles son aquellos aspectos de la casa que se quieren automatizar. 

A continuación, cinco agrupaciones que recogen los tipos de dispositivos que se pueden incorporar en el sistema domótico de una Smart Home:

  • Seguridad y vigilancia. Sensores, cámaras de vigilancia, cerraduras inteligentes, alarmas o vigilabebés son los principales dispositivos que encontramos al hablar de seguridad digital.
  • Eficiencia energética. Dispositivos de climatización, termostatos o enchufes inteligentes, nos ayudan a mejorar la eficiencia de nuestro hogar. Adecúa el ambiente y crea escenarios para el usuario.
  • Luces inteligentes. Se caracterizan por ser bombillas con luces LED, por lo que ofrecen un menor consumo energético.
  • Confort y limpieza. Como los aspiradores inteligentes. Podrás configurar la limpieza de la vivienda para las habitaciones que desees, en el momento que desees.
  • Entretenimiento. Conectar la televisión o los altavoces, para poder apagar y encender, cambiar de canal, subir el volumen…Todo mediante comandos de voz. 

La instalación de un sistema domótico proporciona a tu vivienda una gran cantidad de beneficios y ventajas a partir de una vivienda tradicional, con el fin de aumentar la calidad de vida. Y aunque parezca una tecnología a la que solo unos pocos pueden acceder, no es complicado, ni excesivamente caro en muchos casos, convertir tu casa en una Smart Home.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.