Aislamientos URSA en la rehabilitación de la estación de Canfranc

(2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

aislamientos ursa estacion de canfranc
20/07/2022

La rehabilitación de la nueva estación de Canfranc, reconvertida en hotel de lujo, ha contado con más de 45.000 m2 de aislamientos URSA. La envolvente se ha acometido por el interior y para el aislamiento se ha utilizado URSA TERRA T18P, URSA TERRA Plus 32 T0003, URSA TERRA Mur Plus y URSA SECO. A pesar de la profunda renovación, no se ha alterado la apariencia original de este edificio, diseñado por el ingeniero Fernando Ramírez de Dampierre e inaugurado por Alfonso XIII.

Estación de Canfranc

La estación de Canfranc fue inaugurada por Alfonso XIII y el presidente de la República francesa, Gaston Doumergue en 1928. Las compañías Midi Francés y Norte de España buscaban la comunicación por ferrocarril entre España y Francia aprovechando la línea que unía Huesca con Jaca. Con la excavación del túnel de Somport, finalizado en 1914, se conseguía que la línea llegase finalmente hasta Canfranc.

El edificio de la estación de Canfranc, diseñado por el ingeniero Fernando Ramírez de Dampierre, vivió su máximo esplendor en los años 40, coincidiendo con la II Guerra Mundial. La estación fue utilizada como paso estratégico, tanto por el bando alemán como por la resistencia francesa, que consiguieron ocultar y facilitar la huida a miles de judíos de toda Europa. El tráfico ferroviario internacional se suspendió en abril de 1970 después de la rotura del puente de L’Estanguet en el lado francés.

Diseño original del edificio

Para Ingennus, el estudio de arquitectos responsable de esta rehabilitación, una de las premisas principales era que las obras no alterasen la estética y diseño original de este edificio de algo más de 3.000 m2. Mónica Tello, arquitecta técnica, coordinadora de Sostenibilidad en Ingennus y responsable de la Dirección de Ejecución de estas obras de rehabilitación explica que no tuvieron dificultad para mantener el aspecto original de la fachada porque “acometieron la envolvente por el interior, actuando en la hermeticidad y el aislamiento desde dentro del edificio. Solo el cambio de las 365 ventanas, por otras de mayores prestaciones obligó a que se replicase el formato existente”.

En el trabajo realizado por Tello, reconocido con un galardón en la Gala de la Edificación Aragonesa, la elección de un buen sistema de aislamiento fue fundamental. “El aislamiento en el edificio actúa como un abrigo protector que lo rodea completamente por el interior, cubierta, fachada y solera. Calculamos el espesor necesario para que el edificio no tuviese pérdidas de energía y el aporte necesario de instalaciones sea mucho menor que el que se necesitaría con menos aislamiento”, relata.

Aislamiento térmico y acústico

Para el aislamiento de la estación de Canfranc, los responsables del proyecto instalaron 26.000 m2 de URSA TERRA T18P, un panel aislante con altas prestaciones para proporcionar confort térmico y acústico. Además, se procedió a la instalación de 9.600 m2 de URSA TERRA Plus 32 T0003, cubiertos con otros tantos m2 de la de la membrana URSA SECO. Este sistema, formado por la lana aislante con una gran conductividad térmica y una membrana de polipropileno, garantiza la estanqueidad del inmueble al aire y al agua. Completa la instalación el sistema URSA TERRA Mur Plus de 5, 10 y 14 centímetros de espesor según las necesidades de aislamiento de cada una de las zonas.

La estanqueidad era muy importante, ya que la obra de la estación de Canfranc se ha proyectado siguiendo criterios Passivhaus en los que, según manifiesta la responsable de sostenibilidad del proyecto, se ha tenido en cuenta “la ventilación con recuperador de calor, la hermeticidad, el aislamiento, la carpintería de triple vidrio y la actuación en puentes térmicos. Todo ello lleva implícito una buena calidad del aire, un buen confort térmico y acústico con ausencia de corrientes de aire no deseadas. Igualmente, en la rehabilitación de la estación de Canfranc se ha tenido en cuenta una correcta gestión de residuos y la utilización de materiales no perjudiciales para la salud”.

El proyecto de la estación de Canfranc incluye la puesta en marcha de una nueva estación de viajeros inaugurada en 2021, tras la apuesta del Gobierno de Aragón por recuperar la explanada de los Arañones en la que se ubica la estación de Canfranc. Los responsables del proyecto esperan que la finalización de las obras del nuevo hotel se produzca en los próximos meses.

Sobre URSA

URSA es una empresa dedicada a la producción y comercialización de materiales de aislamiento térmico y acústico orientados a la sostenibilidad y eficiencia energética en la edificación. Cuenta con una amplia presencia comercial tanto en España como en Europa gracias a sus 13 plantas de producción repartidas estratégicamente en todo el continente europeo.

URSA es uno de los mayores fabricantes de Europa de lana mineral y poliestireno extruido (XPS), dos materiales de aislamiento totalmente complementarios que contribuyen a aislar térmica y acústicamente los edificios.

Los productos de URSA ayudan a reducir la demanda energética de los edificios, principalmente en calefacción y refrigeración, permitiendo a los usuarios una reducción en el consumo energético y, en sostenibilidad, estos productos no sólo contribuyen al bienestar del usuario final, sino también ayudan al medio ambiente, reduciendo las emisiones de CO2, y a la economía del país, disminuyendo la dependencia de éste a los combustibles fósiles.

Más información:

ursa logo
rehabilitación de edificios ursa 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *