Viviendas en la Luna

(sin valoraciones todavía)
Cargando...

19/01/2016

Hace unos meses les comentábamos que las impresoras 3D serían un avance importante en el sector de la construcción, pero no nos podríamos imaginar que este sistema se pudiera implantar tan rápido. Norman Foster y su equipo parece ser que han confiado en esta solución para el proyecto tan apasionante que están llevando a cabo, se trata ni más ni menos que de construir viviendas en la luna.

La agencia espacial europea (ESA) inicio este proyecto en el año 2012 con la intención de crear las primeras viviendas en la luna, para ello ha contado con el estudio del famoso arquitecto Londinense Norman Foster, el reto de construir viviendas a 384.400 kilómetros de la tierra se antoja cuanto menos apasionante.

Los bocetos iniciales indican viviendas para albergar a cuatro personas equipadas con espacios para el descanso y para el ocio como pueden ser gimnasios y salas para actividades polivalentes, hay que tener en cuenta que las condiciones climáticas de la luna le obligará a sus residentes a pasar muchas horas dentro de las viviendas ya que nuestro satélite está expuesto a  bruscos cambios de temperatura puede alcanzar hasta -233ºC de noche y hasta 123ºC de día, meteoritos y rayos gamma debido a que la luna carece de atmósfera.

Los inmuebles estarán situados en el sur de la luna más concretamente en el cráter Shackleton, la agencia espacial ha elegido este lugar debido a que está expuesto al sol permanentemente.

La impresión en 3D de edificios se ha llevado con éxito en la tierra, varias empresas se dedican actualmente a construir varios cientos de viviendas prácticamente en horas. El equipo de arquitectos capitaneado por Foster está analizando la posibilidad de crear recintos mediante este sistema para hacer posible la vida humana en dicho astro.

e-ficiencia-viviendas-luna-3d

Los inmuebles están pensados para 4 personas y se construirían como les hemos avanzado anteriormente empleando técnicas 3D y utilizando regolito que es el principal material lunar compuesto por silicio, aluminio, calcio, acero y óxido de magnesio, dicho material se proyectaría como mortero mediante las impresoras 3D. En las pruebas realizadas se ha empleado óxido de magnesio al que posteriormente se le ha añadido sal obteniendo un material similar al regolito.

Su estructura estaría formada por tubos y cúpulas inflables capaces de plegarse sobre sí mismas, posteriormente se proyectaría el regolito con el objetivo de crear una edificación ligera similar a las estructuras biológicas que podemos encontrar en la naturaleza.

Desgraciadamente para los interesados en comprarse una vivienda en nuestro satélite les podemos decir que el precio de estas viviendas aunque no se sabe todavía tiene pinta de estar al alcance de muy pocos, el viaje para dos personas costará sobre 1160 millones de dólares según información de la empresa Golden Spike que tiene previsto empezar a realizarlos a partir de 2020, por tanto el precio del “chalecito” se antoja alto.

En este caso haciendo uso en parte de la célebre frase del astronauta Neil Armstrong este avance en el sector de la construcción puede ser un gran paso tanto para el hombre como para la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *