Un nuevo modelo energético para Francia

(sin valoraciones todavía)
Cargando…

14/06/2015

Francia (el país más nuclearizado del mundo en proporción al número de habitantes) quiere ser también un ejemplo en materia medioambiental, y es que la Asamblea Nacional Francesa ha aprobado recientemente una nueva ley que promociona las fuentes renovables, el transporte limpio y la edificación sostenible y de paso tratar de generar un nuevo mercado tecnológico con más empleo y mayor competitividad.

Esta ley, consistente en una amplia batería de medidas, pretende recortar drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, introducir mayor eficiencia en el uso de la energía y, en consecuencia, reducir el consumo y la factura energética.
Según la ministra de Ecología francesa Ségolène Royal, Francia es el primer país con una legislación global contra el cambio climático gracias a la aprobación de la Ley de Transición Energética.

Francia Cambia Modelo Energético

El Gobierno de Hollande quiere llegar a la próxima Cumbre del Clima , a celebrar en París en diciembre próximo, como el alumno más aventajado. Aunque el presidente de la República se ha mostrado pesimista sobre las posibilidades de alcanzar un acuerdo global en dicha cumbre, apuesta firmemente por esta revolución energética.

La ley (que ha obtenido 308 votos a favor y 217 en contra) pretende reducir en un 40% las emisiones de gas de efecto invernadero de aquí a 2030 y dividirlas por cuatro en 2050, que las energías renovables generen el 32% del total del consumo a finales de 2030 y dividir por dos el consumo de la energía final en 2050. La energía nuclear queda congelada y no deberá suponer más del 50 % de la producción de electricidad en 2025.

El plan de acción es importante y cuenta con un presupuesto de 10.000 millones en tres años. Cada año se renovarán 500.000 edificios.

Los principales ejes de esta novedosa ley son:

– Vehículos:

  • Las flotas de vehículos (las administraciones públicas, los taxis, las empresas de alquiler de vehículos, etc..) deberán disponer de un 10% de coches limpios en 2020.
  • Se instalarán siete millones de puntos de recarga eléctrica en todo el país frente a los 10.000 actuales (obligación de instalarlos en los edificios de nueva construcción y, especialmente, en todos los nuevos aparcamientos). En favor de este futuro postpetrolero está el hecho de que la autonomía de estos vehículos se eleve ya a los 250 kilómetros y que el coste sea de solo un euro cada 100 kilómetros.
  • La Administración tendrá un 50% de coches eléctricos o híbridos.
  • Bonos de 10.000€ por cambiar un coche diésel por uno eléctrico.

– Edificación:

  • Todas las viviendas francesas deberán renovarse antes de 2030 para consumir menos energía.
  • Se establece un techo de consumo por metro cuadrado y año.
  • Toda nueva obra deberá tener en cuenta las normas medioambientales.
  • Los inmuebles públicos serán de energía positiva (generarán más de lo que gastan).
  • Se ponen en marcha ecopréstamos a interés cero para aislar edificios.

– Energía:

  • La energía producida por fuentes renovables supondrá el 40% del total en 2025 frente al 15% que representa actualmente.
  • Se pretende reducir el consumo de combustibles fósiles en un 30% en 15 años.
  • La potencia nuclear francesa queda limitada a la capacidad actual de 63,2 gigavatios.

– Comercios:

  • Se prohíben las bolsas de plástico de un solo uso.
  • Las grandes superficies no podrán tirar a la basura los alimentos no vendidos.

Para leer más: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/05/26/actualidad/1432662106_225187.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas