Transición Energética en España - Luces y sombras hacia la Transición Energética en España

Luces y sombras hacia la Transición Energética en España

El Comité de Expertos de Energía fue recibido por el ministro de Energía, Álvaro Nadal, para abordar los diferentes escenarios para la transición energética. Este comité puso encima de la mesa la creación de Consejo para la Transición Energética y el Cambio Climático, y anticipó que el cierre anticipado de las centrales nucleares aumentaría el coste de generación de entre 2.000 y 3.000 millones de euros anuales. Frente a ello, este grupo de expertos apuesta por desarrollar sistemas que aseguren la continuidad de las centrales.

Entre las novedades que presentó la Comisión de Expertos sobre escenarios para la Transición Energética, con el informe “Análisis y propuestas para la descarbonización”, destaca la previsión de la desaparición del carbón en el mix eléctrico para el año 2030. Esta advertencia, y algunas más, se presentó en un informe al Gobierno. El fin del carbón podría suceder para el año 2030, debida a los precios de los combustibles y el precio del CO2, establecido en 50 euros por tonelada. Por tanto, la participación del carbón en el mix eléctrico será cada vez más prescindible.

Por otro lado, el Comité propone el encarecimiento del gas en un 5,8%, pero también de los derivados del petróleo, especialmente del gasóleo. En este caso de un 28,6%, mientras que propone un alza de la gasolina en un 1,8%. El único descenso se produciría en el precio de la electricidad, un 6,8% para el consumidor doméstico.

Diversas propuestas para el futuro del sector energético

Transición Energética

El informe fue entregado al ministro de Energías, Álvaro Nadal, por el presidente de la comisión, Jorge Sanz. Este informe cuenta con un gran consenso entre expertos y autoridades, lo que hace que pueda convertirse en las líneas maestras para el debate sobre la futura legislación en la lucha contra el cambio climático.

La fiscalidad, según determina el informe, será uno de los argumentos claves para cumplir con los objetivos pactados por España ante la UE en lo que concierne a cambio climático. Entre las medidas para tal fin destacan la sustitución de los impuestos actuales por otros que asuman los daños medioambientales, y cuyo lema sería ‘el que contamina paga’.

Además, dicho informe también indica los límites en la implantación de esta medida. A saber: evitar la deslocalización de la industria sometida a competencia internacional; evitar la fuga de recaudación de las administraciones públicas y, finalmente, no aumentar la presión fiscal.

Otra de las propuestas implicaría eliminar la financiación de los sobrecostes de las renovables de la tarifa eléctrica para repartirla entre todas las energías finales (electricidad, gas natural y derivados del petróleo). También sugiere que todos los sectores energéticos participen de la financiación de las infraestructuras necesarias para satisfacer el consumo energético.

Entre los resultados esperados con la aplicación de estas medidas destaca que España podría convertirse en exportadora de electricidad a Francia debido a que, tal como explica el presidente de esta comisión de expertos, Jorge Sanz, “la mayor penetración de renovables en nuestro país, permite un diferencial de precios eléctricos estructural a favor de España”.

Cambios estructurales en las fuentes energéticas

El informe presentado por este comité determina y prevé que el gas natural será fundamental en el equilibrio de energías en el año 2030. Sin embargo, su importancia decaerá para el año 2050. Para este año, se prevé que la generación eléctrica girará exclusivamente en torno a instalaciones fotovoltaicas, eólicas, e hidráulicas.

Por su parte, las centrales nucleares deberían seguir teniendo un papel importante. Según los expertos, su cierre anticipado supondría un aumento del coste de generación que oscilaría entre los 2.000 y 3.000 millones de euros anuales.

Al mismo tiempo, esto supondría un aumento del precio de la electricidad en un 20% y también duplicaría las emisiones de CO2 provocadas por el sector eléctrico. El informe también aconseja poner en marcha una serie de mecanismos destinados a garantizar la recuperación de los costes fijos de las centrales eléctricas. O incluso mantener en estado de hibernación de estas centrales, que podría ser una opción menos costosa para el consumidor que construir centrales nuevas dentro de unos años.

La comisión apunta también a una revisión de los peajes de acceso “para evitar que la electricidad siga siendo artificialmente cara” respecto de otras fuentes energéticas alternativas (gas natural y derivados del petróleo). Este análisis determina que la estructura actual de peajes incentiva el autoconsumo eléctrico. Muchos consumidores dejan de contribuir a la financiación de los costes fijos, que pasa a ser soportados por los consumidores sin capacidad de instalar paneles solares en los tejados.

Eficiencia energética para la sostenibilidad

Otra de las grandes preocupaciones en torno a las que gira el Informe son las emisiones. Todos los expertos coinciden en la necesidad de cumplimiento de los límites de emisiones y en el cumplimiento del objetivo de eficiencia energética por parte de todos los sectores implicados. En este sentido resulta vital, por parte de los consumidores, adoptar soluciones de optimización de consumos energéticos. Existen ya diversas soluciones tecnológicas, como los sistemas Plug&Save de Linkener, que permiten alcanzar un óptimo grado de eficiencia energética, lo que supone aplicar medidas de sostenibilidad y ahorro en medianos y grandes consumidores, como son empresas e industrias.

El presidente del Comité, Jorge Sanz recuerda “que es fundamental abordar la reforma de la fiscalidad ambiental en el sector energético y la reforma de los peajes de acceso, para que los agentes económicos respondan a las señales de precio correctas que permitan la electrificación de la economía”.

Si no se alcanza el suficiente grado de electrificación, será necesario adoptar medidas de eficiencia energética adicionales y potenciar las energías renovables no eléctricas (solar térmica o biocarburantes) pese a ser más caras que las renovables eléctricas.

Finalmente, la Comisión considera que las políticas regulatorias deberían facilitar una transición eficiente hacia los vehículos con energías alternativas, sin asumir un gasto público cuyos costes no sean recuperables. Pero sobre todo se debe prestar especial atención al cambio en la fiscalidad, como factor imprescindible para alcanzar la transición hacia una movilidad sostenible.

Para alcanzar en 2050 un alto nivel de descarbonización será necesaria la reconversión energética del parque de edificios existente, así como políticas públicas de apoyo al ahorro energético en la industria.

Otras propuestas para la sostenibilidad

Ante este informe, otras voces han dado su visión al respecto. Por ejemplo, la ONG Greenpeace ha reconocido, en palabras del responsable del programa de Cambio Climático de Greenpeace España , José Luis García Ortega: “Tras conocer el resumen ejecutivo del documento, Greenpeace coincide con los expertos en que el carbón no tiene lugar en un sistema energético sostenible; también está de acuerdo en la necesidad de llevar a cabo gran cantidad de reformas de calado, como el fin del impuesto al Sol, pero también considera fundamental abordar también el fin de la energía nuclear”.

Artículo y fotos cedidas por Linkener
¿Que te parece este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *