Som Energia, un pulso al sistema energético español

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

25/01/2016

Cómo se indica en su página web, Som Energia es una cooperativa de consumo de energía verde sin ánimo de lucro cuyas principales actividades son la comercialización y producción de energía de origen renovable. En Som Energia, mantienen el firme compromiso de impulsar un cambio del modelo energético actual para conseguir un modelo 100% renovable.

Som Energia, una cooperativa de consumo de energía verde

Som Energia se comenzó a gestar en la primavera de 2010 de la mano de Gijsbert Hujink, un holandés afincado en Banyoles (Girona), profesor de la Universidad y un acérrimo defensor del autoconsumo energético.

Desde entonces, las cifras hablan por si solas. En diciembre de 2019, la cooperativa energética Som Energia contaba ya con 63.000 socios y 108.000 contratos de personas convencidas de que el modelo energético actual basado en combustibles fósiles es insostenible.

Som Energia logo

Actualmente, Som Energia es una comercializadora independiente y comprometida a impulsar un modelo 100% renovable; una cooperativa que está al servicio de los socios y las socias de manera eficiente, transparente y responsable.

Partículares, empresas y administraciones públicas

Som Energia ha crecido un 18% en número de personas socias durante el 2019 respecto al año anterior. Ha habido 9.825 más, y actualmente tiene más de 66.000 personas socias. Según sus previsiones, durante 2020 se llegará a las 68.000 y se superará la cifra de 122.000 contratos de electricidad.

Aunque el grueso de Som Energia está formado por particulares, la base societaria también cuenta con 1.800 empresas, 280 cooperativas, 530 asociaciones y fundaciones y más de un centenar de administraciones públicas. Estos contratos no domésticos suponen, en conjunto, 10.127 contratos de electricidad, un 40% más que el año anterior. 

Durante el 2019, Som Energia ha comercializado un 32% más de energía respecto al 2018, con un total de 324.350 MWh, y ha facturado 64.847.670 euros. La cooperativa, sin ánimo de lucro, prevé superar los 76 millones de euros de facturación durante el 2020. La transición hacia un modelo energético 100% renovable y democrático sigue siendo el objetivo final; por ello, el excedente que cada año pueda haber se reinvierte en la cooperativa, en ampliar el número de plantas de generación de energía proveniente de fuentes renovables y en el fomento de la autoproducción. 

En este sentido, a través de la cooperativa y sus grupos locales, ya se han impulsado más de una quincena de compras colectivas de autoproducción fotovoltaica. Esto representará, cuando estén todas completadas, cerca de mil instalaciones.

Además, el año pasado se inauguraron dos plantas fotovoltaicas: la Florida (Sevilla) y Fontivsolar (Ávila), en la imagen de abajo. Entre las dos plantas producen el equivalente al uso energético de 1.700 hogares, y permiten ahorrar, de promedio, 1.280 toneladas de emisiones de CO2 al año. 

Todos estos datos están recogidos en la Memoria social y económica 2019, que está disponible en catalán, castellano, euskara y gallego. 

Financiación de proyectos contra la pobreza energética

La cooperativa de energía verde Som Energia ha financiado la instalación de un sistema de autoproducción fotovoltaico a la asociación Can Gazà, Instituto contra la exclusión social, de Palma (Mallorca), que pemitirá a esta entidad reducir la factura eléctrica y dedicar más recursos a su función social de asistencia a personas sin hogar.

El proyecto, impulsado por el Grupo Local de Mallorca de la cooperativa, a raíz de un estudio de optimización de potencia realizado en Can Gazà en hacerse socia de Som Energia, se enmarca dentro de las actividades que lleva a cabo la cooperativa para paliar los efectos de la pobreza energética y fomentar el uso de las energías renovables.

El sistema consiste en una instalación solar fotovoltaica de 5,4kWp de potencia y una producción de unos 9.200 kWh/año, que hará posible a Can Gazà ahorrar alrededor del 23% de su gasto energético. La instalación ha sido diseñada y realizada por Sialsol Inversiones Sostenibles. De forma experimental, incorporará diferentes tecnologías para comprobar cómo se comportan a lo largo del tiempo como, por ejemplo, módulos bifaciales capaces de aprovechar el sol que reciben en la parte de atrás.

Donativos voluntarios

El proyecto realizado para la asociación Can Gazà, ha tenido un coste total de 13.612 euros, que han sido financiados por Som Energia con fondos del donativo voluntario de la cooperativa. Este donativo es una aportación voluntaria que se incluye en la factura de la luz y consiste en dar a la cooperativa 0,01 euros por kWh utilizado, que representa para un uso medio de una familia (aproximadamente 300 kWh/mes) un incremento de 3 euros mensuales en la factura.

Som Energia dedica este fondo a aspectos de la cooperativa más allá de la comercialización, como son diversas actividades y herramientas relacionadas con la participación de socias y socios y el fomento de los Grupos Locales, así como acciones destinadas a atenuar la pobreza energética y fomentar el ahorro y la eficiencia energética.

En 2018 la cooperativa ya financió otro proyecto dirigido a paliar los efectos de la pobreza energética, con una instalación fotovoltaica de autoproducción en Lleida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer alguna consulta a nuestros ingenieros de instalaciones?
Intentaremos responderte en menos de 2 horas