Equipos de refrigeración evaporativa: diseño de instalaciones con «torres a la carta»

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

torres de refrigeración evaporativa
19/07/2019

Los equipos de refrigeración evaporativa – torres y condensadores- se utilizan en un amplio abanico de aplicaciones industriales en las que intervienen procesos de frío. El desarrollo experimentado por esta tecnología, en los últimos años, ha permitido el diseño de “torres a la carta”. Garantizar su óptimo funcionamiento es vital para asegurar el rendimiento de las distintas industrias.

Los equipos de refrigeración evaporativa se utilizan habitualmente en el enfriamiento industrial, tanto en lo que se refiere a los procesos productivos que emplean la condensación del gas refrigerante en las instalaciones frigoríficas, como en el aire acondicionado utilizado en las instalaciones de diferentes sectores: industria petroquímica y farmacéutica, industria alimentaria, automovilística, producción de acero, fabricación de componentes de electrónica y semiconductores, centrales eléctricas, plantas de cogeneración, refrigeración industrial y de maquinaria.

En estos sectores, todos ellos, torres y condensadores, aportan elevados índices de eficiencia energética, reducen el impacto en los costes, favorecen la protección medioambiental y garantizan la salud humana. En general, su utilización asegura un mayor rendimiento económico en todas estas actividades.

Sin las torres de enfriamiento y los condensadores evaporativos muchos de los procesos de estas instalaciones no podrían realizarse o lo harían a un rendimiento muy inferior. Además, se produciría un mayor consumo de recursos naturales, como el agua,  con la consecuente mayor amenaza para el medio ambiente.

Equipos a pleno rendimiento: ¿cómo garantizar su correcto funcionamiento?

Dada su extensa aplicación, la importancia de mantener torres y condensadores en perfecto estado y a pleno rendimiento resulta prioritaria en estas industrias aunque de manera más importante en algunas de ellas, como es el caso de la alimentaria, donde el papel desempeñado por las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos es de vital importancia.

La medida del papel de la torre de refrigeración en términos de negocio para muchas de estas industrias es que un paro de la misma puede suponer la pérdida de la producción de uno o varios días. En la medida en esta tecnología que garantiza la conservación de una temperatura adecuada y estable en el proceso de manufactura de los alimentos, estando presente en algunos sectores, como es el caso del cárnico, a lo largo de todo el proceso que comienza en el matadero y salas de despiece, y que pasa por la industria manufacturera antes de que el producto llegue al consumidor final. En otros casos, como la industria pesquera, el uso de técnicas de enfriamiento incrementa la duración de las salidas de pesca, aumenta las capturas y permite que los productos lleguen al mercado en buenas condiciones de conservación.

En consecuencia, cualquier fallo en su funcionamiento, tendría repercusiones muy negativas sobre el negocio. Por ello, resulta prioritario atenerse a unos cuantos consejos:

  • Incidir en el mantenimiento y revisiones periódicas: dotar a ingenieros y propietarios de las herramientas y de los protocolos necesarios para evitar la presencia de la legionella, su proliferación y su difusión al ambiente, así como realizar, a lo largo de todo el año, un correcto mantenimiento y limpieza en los equipos de riesgo contemplados en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio.
  • De esta forma, no solo se garantiza la seguridad para la salud humana del equipo, sino también su pleno rendimiento.
  • Apostar por la renovación: si el equipo tiene diez o más años, la empresa debe plantearse la sustitución del equipo por otro nuevo, de este modo se incrementará la eficiencia energética en hasta un 10% respecto a las instalaciones sustituidas.
  • Valorar la oportunidad de trabajar con equipos de sustitución, de forma que siempre haya una torre disponible. Ante paros técnicos para realizar labores de mantenimiento o ajustes en el funcionamiento, la inversión en una segunda torre no es descabellada si pensamos en términos de resultados de negocio. Ésta es una buena manera de garantizar el funcionamiento constante en materia de enfriamiento y asegurarse de que la producción no se paralizará.

Torres a la carta: ¿cómo funcionan?

La evolución técnica que han experimentado estos sistemas en los últimos años ha incrementado las garantías de seguridad y de eficiencia.  Numerosas innovaciones optimizan el rendimiento energético de las torres de enfriamiento, como es el caso de los motores de alta eficacia, que responden a las normas IE 2 e IE 3 y ofrecen un rendimiento muy elevado. A ello contribuyen los convertidores de frecuencia que permiten la regulación y el control del funcionamiento del equipo de manera que la necesidad de energía se ajusta a las necesidades de consumo y mantenimiento. El resultado es un funcionamiento de la torre “a la carta” con la consiguiente optimización energética.

Junto a las innovaciones destinadas a incrementar la eficiencia energética, cabe mencionar todas aquellas orientadas a garantizar la seguridad del equipo y, en consecuencia, a eliminar las condiciones que favorecen la multiplicación de bacterias, así como a minimizar el arrastre de aerosoles de agua en la descarga del aire de los equipos. Entre ellos, cabe mencionar los pulverizadores de baja presión que minimizan el arrastre de agua, los sistemas de distribución de agua sin pulverización (por gravedad), los rellenos desmontables y anti-legionela, los eliminadores de gotas de alta eficiencia y anti-legionela, los filtros de acción combinada  y las mejoras en la accesibilidad de las torres para realizar una mejor limpieza, entre otros.

Todos estos avances permiten a los fabricantes de refrigeración evaporativa configurar equipos eficientes y muy seguros, capaces de atender las necesidades específicas de cada sector y diferenciadas conforme a cada situación.

Conclusiones

La refrigeración por agua constituye un mercado en constante crecimiento a nivel europeo y mundial, tanto en lo relativo al número de instalaciones -en la actualidad existen en Europa más de quinientas mil que utilizan este tipo de equipos-, como en lo que se refiere al número de empresas suministradoras de los mismos. El uso del enfriamiento evaporativo está respaldado por una importante industria manufacturera, que elige dicha tecnología en casi todas las aplicaciones que han de disipar calor y que ha mostrado su preocupación ante las restricciones impuestas a estos equipos y que ponen en peligro el progreso industrial responsable.

Recordar por último que, desde el punto de vista económico, estos equipos ofrecen una combinación idónea de uso de energía y coste de instalación, que deriva en una óptima relación inversión/rendimiento frente a otras alternativas.

Sobre el Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT

El Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT (Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías) está formado por empresas fabricantes de equipos de refrigeración evaporativa, que representan al 95% del sector. Se trata de compañías comprometidas con el desarrollo de una tecnología de refrigeración evaporativa segura, beneficiosa para el medio ambiente y que contribuye al ahorro energético. Entre las actividades del grupo destaca la difusión de los beneficios de la refrigeración evaporativa y la colaboración con las autoridades nacionales y autonómicas en la formación de un parque de torres de refrigeración modernas y seguras, así como con el resto de interlocutores implicados en su mantenimiento e instalación.

Artículo redactado por la Comisión Técnica de AEFYT – Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *