¿Realmente existe un ahorro energético en el cambio de hora?

(1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

29/10/2016

La madrugada de este Domingo 30 de Octubre se atrasa la hora  por lo que a las 3:00 a.m serán las 2:00 a.m. El motivo de este cambio es adecuarnos al horario de invierno  y conseguir que coincidan el mayor número de horas diurnas con la jornada laboral y conseguir un mayor ahorro energético con el cambio de hora.

Este cambio supone un ahorro “potencial” de un 5% según el IDAE ( Instituto de Diversificación y Ahorro Energético) que traducido en dinero puede ser unos 300 millones de euros, De esa cantidad, 90 millones correspondería al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 € por hogar; mientras que los otros 210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

Para alcanzar este potencial de ahorro, se deberá llevar a cabo un comportamiento responsable en el hogar a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria, así como la utilización de tecnologías de ahorro en iluminación por aprovechamiento de la luz natural en edificios del terciario y en industrias. Estas tecnologías ampliamente experimentadas consisten en fotocélulas o sensores de luz que apagan o regulan la iluminación artificial en función de la luz natural aportada a la zona, a través de ventanas o lucernario.

¿Cuándo comenzó el cambio de hora?

El “Cambio de Hora” comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.

Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido. Dicha Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

La Novena Directiva –de obligado cumplimiento para todos los países de la Unión Europea- establece con carácter permanente las fechas de inicio del periodo de la “Hora de Verano” (en el que, como ahora, adelantamos el reloj una hora) y su finalización (cuando retrasamos el reloj una hora), produciéndose el último domingo del mes de marzo y el último domingo del mes de octubre, respectivamente.

Pero no todo el mundo en España está de acuerdo con esta normativa europea, desde la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) dicen lo siguiente: “el cambio de hora ….no debería efectuarse. Solo así conseguiremos que España se rija por el huso horario que le corresponde por situación geográfica, el del meridiano de Greenwich».

Nuestro país está desde 1942 en el huso horario equivocado. Deberíamos adoptar la hora oficial del Reino Unido, Portugal, Marruecos y Canarias, o lo que es lo mismo: la Hora Europea Occidental».

En este sentido la comunidad que más se ha quejado a sido Baleares ya que es la comunidad autónoma más afectada por el cambio, al ser el primer lugar de España donde amanece y anochece.

Según el diariodemallorca.es «El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha asegurado que Baleares «no puede modificar o mantener de forma unilateral el horario» y quedarse en el horario de verano (GMT+2porque el cambio de hora está regulado a nivel europeo en una Directiva de la Unión Europea que afecta a todos sus Estados miembro.

Según han explicado fuentes de Industria, aún se desconocen las consecuencias que tendría la propuesta insular de seguir con el horario de verano a partir del próximo 30 de octubre.»

Como podemos ver hay opiniones para todos los gustos sobre el cambio horario, de momento este año se seguirá cumpliendo los cambios horarios en nuestro país al igual que en el resto de países europeos, es posible que con los cambios políticos que se nos avecinan el cambio de hora deje de ser como a día de hoy lo realizamos y tal y como dice ARHOE nos adaptemos al horario de Europa Occidental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *