Lighting Europe recomienda la tecnología UV-C en el diseño y rehabilitación de edificios

(3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

lightinng europe recomienda tecnologia uv c
22/03/2022

Lighting Europe recomienda la tecnología UV-C en el diseño y rehabilitación de edificios. Las soluciones de desinfección UV-C, tal y como recuerda la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (ANFELUM), no solo reducen los riesgos de contaminación, sino que, en algunos casos, brindan mejores resultados que los sistemas de ventilación mecánica, tanto en desinfección como en eficiencia. La efectividad, sostenibilidad y sencillez de la UV-C para mantener a las personas seguras y sanas ha llevado a LightingEurope a emplear y recomendar este sistema como elemento básico en el diseño de edificios y en reformas, y no únicamente durante una pandemia.

Tecnología UV-C

La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación, ANFALUM, como único miembro de Lighting Europe, ha abordado el uso de la radiación ultravioleta UV-C y su implantación no sólo a causa de la pandemia. Tal y como ha informado la asociación europea, la UV-C es una tecnología consolidada que se utiliza para desinfectar el agua, el aire y las superficies.

También se ha demostrado que desactiva, sin excepción, todas las bacterias y virus contra los que se ha probado, incluidos, entre otros, los responsables de la tuberculosis, la gripe, el resfriado común y el SARS.

La clave de la eficacia de la radiación ultravioleta es el uso de una forma de luz no visible y de mayor energía, conocida como luz ultravioleta (UV). En el espectro electromagnético, la luz ultravioleta se sitúa entre la luz visible y los rayos X. Son estas longitudes de onda las que permiten a la radiación ultravioleta destruir el ADN y el ARN de los patógenos, en concreto les impide dividirse y multiplicarse, lo que en última instancia equivale a su muerte.

Tras la pandemia

La UV-C no llega a la superficie de la Tierra desde el sol. En su lugar, esta energía germicida debe producirse artificialmente a través de tecnología, algo que los humanos llevamos haciendo desde 1910. Si bien se utilizó para ayudar a contener la pandemia de gripe de 1918, su uso y comercialización no se ampliaron hasta 1930 para luchar contra enfermedades como la tuberculosis y el sarampión. Como no podía ser de otra manera, esta tecnología ha vuelto a ser noticia desde que comenzó la pandemia de la COVID-19.

Como el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, se propaga fundamentalmente a través de aerosoles, la ventilación adecuada de los espacios interiores se ha convertido en un elemento de máxima importancia. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), aumentar la ventilación es la mejor forma de mejorar la calidad del aire. En el pasado, la radiación ultravioleta se ha utilizado fundamentalmente como medio para desinfectar superficies, pero también puede jugar un papel importante a la hora de crear una ventilación equivalente, conocida también como “cambio de aire equivalente por hora o eqACH”. 

Inactivar los patógenos virales

En general, el objetivo de la ventilación equivalente es reducir los virus o la contaminación en la misma medida que la ventilación (abriendo las ventanas o mediante sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado), pero utilizando una tecnología alternativa, como son las lámparas.

Más concretamente, se crea un eqACH cuando una tecnología alternativa, como la UV-C, inactiva el 63 % de los patógenos activos virales de una sala.

Cómo funciona

Para ilustrar cómo funciona la ventilación equivalente basada en UV-C, tomemos como ejemplo una típica sala de oficina. Las luminarias con función UV-C (lámparas de descarga, emisores LED, lámparas Excimer, etc.) se instalan en paredes y techos, y proyectan un haz estrecho (invisible) de luz UV-C justo por encima de las cabezas. El aire de la sala circula mediante la convección natural y cada vez que el aire infectado pasa a través de los rayos UV-C se desinfecta antes de volver a circular por la sala.

Cuando los techos son bajos o el reducido tamaño de las salas impide las instalaciones de aire en zonas altas, los dispositivos UV-C cerrados brindan una alternativa. Por ejemplo, se pueden instalar ventiladores para dirigir el aire hacia las luminarias (que a menudo se integran en los paneles del techo), donde se desinfecta mediante lámparas UV-C antes de volver a circular por la sala. Las lámparas UV-C pueden incluso instalarse directamente en el interior de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado para desinfectar el aire mientras atraviesa los conductos.

Excelentes resultados

Estas soluciones de desinfección UV-C no solo reducen los riesgos de contaminación. En algunos casos, brindan mejores resultados que los sistemas de ventilación mecánica. Como resultado, los edificios que utilizan sistemas de desinfección UV-C han sido capaces de aumentar los índices de ocupación y reducir el tiempo de inactividad asociado a los protocolos de desinfección.

La tecnología UV-C también ofrece una ventaja sobre la ventilación mecánica en términos de sostenibilidad, pues existen estudios que muestran que las aplicaciones UV-C podrían reducir a la mitad la demanda de energía de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

La radiación ultravioleta

La efectividad, sostenibilidad y sencillez de la UV-C para mantener a las personas seguras y sanas ha llevado a LightingEurope a emplear este sistema como elemento básico en el diseño de edificios y en reformas, y no únicamente durante una pandemia.

El aire del interior de los edificios no solo está lleno de posibles patógenos, sino también de contaminación. De hecho, el aire interior puede presentar cinco veces más contaminación que el exterior, y a veces mucho más. Y si tenemos en cuenta que pasamos hasta el 90 % de nuestro tiempo en espacios interiores, el problema salta a la vista.

Mejorar el aire interior

En la UE, la Comisión Europea busca activamente opciones políticas que permitan mejorar la calidad del aire interior. LightingEurope aprueba estas iniciativas, pero subraya la necesidad no solo de desarrollar nuevas políticas, sino también de optimizar las existentes.

Tomemos como ejemplo la iniciativa Renovation Wave en la UE, cuyo objetivo es ayudar a Europa a cumplir sus objetivos climáticos para 2030 y 2050 duplicando al menos el índice de renovación en todo el continente. Esta iniciativa presenta además una oportunidad no solo para examinar el aspecto de eficiencia energética de los edificios, sino también para garantizar un entorno interior mejor y más seguro para sus ocupantes.

El pasado diciembre, y como parte de la iniciativa Renovation Wave, la Comisión Europea publicó una proposición para revisar la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios (DEEE). Lighting Europe considera que la importancia de las tecnologías de desinfección debe reconocerse en esta revisión y, en particular, en relación con las disposiciones específicas relativas a la calidad del aire interior.

Rehabilitación de edificios

Los proyectos de rehabilitación de edificios deben ser una inversión prioritaria a escala nacional, regional y local. Cada euro invertido en reforma y rehabilitación debe generar beneficios en términos de eficiencia energética, inteligencia y calidad ambiental interior.

Asimismo, el marco estratégico de la UE en materia de seguridad y salud en el trabajo (SST) para 2021-2027 busca prevenir las enfermedades y actúa para hacer frente a posibles crisis sanitarias futuras. Las tecnologías de desinfección serán esenciales para conseguir los objetivos de este marco.

Contaminación cero

Además, las tecnologías de radiación ultravioleta UV-C también pueden jugar un papel importante en el Plan de acción de contaminación cero, adoptado por la Comisión Europea el 12 de mayo de 2021. Un interés especial para el sector de la industria de la iluminación presenta el anexo del plan, concretamente la acción 6, que incide en la necesidad de «evaluar las vías y opciones políticas para mejorar la calidad del aire interior, y proponer medidas legislativas según corresponda» para 2023.

Además de nuestra labor normativa, Lighting Europe colabora también con otras organizaciones para fomentar la creación de un entorno interior seguro. Como miembro de la Global Lighting Association (GLA), hemos abanderado el desarrollo de importantes directrices de seguridad, algunas de las cuales han sido reconocidas por la IEC, como el estándar IEC PAS 63313:2021, y pueden ser utilizadas por los países como referencia en sus normativas futuras. 

Por otra parte, LightingEurope también colabora con asociaciones de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado en cuestiones relacionadas con la calidad ambiental interior, con especial atención a la forma en la que la desinfección UV-C puede complementar la desinfección mecánica para ofrecer espacios interiores seguros y libres de virus.

Ante futuras pandemias

En definitiva, la pandemia de la COVID-19 ha puesto el foco en las numerosas ventajas que las tecnologías de desinfección UV-C pueden aportar. También ha traído consigo una nueva sensación de urgencia para garantizar que estas tecnologías se conviertan en un elemento básico de nuestras normativas sobre edificios.

De cara al futuro, y en vista de la eficacia de la tecnología UV-C para inactivar, sin excepción, todas las bacterias y virus contra los que se ha probado, estos dispositivos también están llamados a jugar un papel indispensable en relación con otros problemas sanitarios importantes. Uno de ellos es la resistencia a los antimicrobianos (RAM), responsable de unas 33 000 muertes anuales, solo en la Unión Europea.

Aprovechando este impulso, ANFALUM creó un grupo de trabajo que, en coordinación con LightingEurope y otras entidades, se promueve la adopción de productos de desinfección UV-C de calidad. Todos los avances normativos y técnicos de estos grupos técnicos están disponibles a través de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación.

Sobre ANFALUM

ANFALUM es la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación y representa el 85% de los fabricantes de iluminación a nivel nacional, que aglutinan el 0,2% del PIB español con una facturación cercana a los 1300 millones de euros.

Entre sus asociados se encuentran las principales empresas de luminarias (interior, exterior y emergencias), fuentes de luz, componentes, regulación y control y soportes (báculos y columnas de alumbrado). Además, ANFALUM cuenta entre sus socios con ASEFACOL (Asociación española de fabricantes de báculos y columnas de alumbrado).

El ámbito de estas compañías es amplio en cuanto a tamaños y tipología (nacionales y multinacionales) y se extiende a todo el territorio nacional, lo que le da un carácter de interlocutor único del sector de la iluminación, ante la Administración y la sociedad. Asimismo, ANFALUM es el único miembro español de LIGHTING EUROPE, la voz del sector en Europa.

Anfalum logo
Anfalum 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.